Menu
Entrevista a D.Antonio Rivero

Entrevista a D.Antonio Rivero

Antonio Rivero ,propietario de La D...

El Ayuntamiento comunica los nombres de las personas que encarnaran  a los Reyes Magos y La Cartera Real

El Ayuntamiento comunica los nombre…

La Delegada de Fiestas Mayores ha p...

ENTREGA DE LA MEDALLA DE HONOR DE LA CIUDAD DE ÉCIJA AL CENTRO MILITAR DE CRÍA CABALLAR

ENTREGA DE LA MEDALLA DE HONOR DE L…

    El próximo día 28 d...

El agua no es inagotable; úsala con moderación

El agua no es inagotable; úsala con…

 El Consorcio Plan Écija inicia un...

El Alcalde de Ecija visita a los Trabajadores contratados por los Planes de Empleo.

El Alcalde de Ecija visita a los Tr…

El alcalde del Excmo. Ayuntami...

Fatima Espinosa recibe a la Camara de Comercio de la Pampa Argentina.

Fatima Espinosa recibe a la Camara …

Fátima Espinosa Martín, delegada de...

Écija mantendrá la oficina de la Cámara de Comercio.

Écija mantendrá la oficina de la Cá…

El alcalde de Écija, David Gar...

El Ecija Balompie ante una Final...

El Ecija Balompie ante una Final...

El torneo de la regularidad tiene e...

6 260 000 GRACIAS EGM 2017

6 260 000 GRACIAS EGM 2017

EN LA iª  OLEADA DEL EGM 2017,...

Prev Next

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web

http://www.google.com/intl/es/policies/privacy/partners/

 

Elementos filtrados por fecha: Diciembre 2015

EL AÑO EN QUE ECIJA RECLAMÓ DEL GOBIERNO ESPAÑOL, QUE SU COMARCA FUERA PROVINCIA, RESTABLECIENDOLA CAPITAL Y RESTITUYÉNDOLA EN SU OBISPADO.

EL AÑO EN QUE ECIJA RECLAMÓ DEL GOBIERNO ESPAÑOL,QUE SU COMARCA FUERA PROVINCIA, RESTABLECIENDOLA CAPITAL Y RESTITUYÉNDOLA EN SU OBISPADO.


                                                                                                                                                  Noviembre 2015
                                                                                                                                                  Ramón Freire Gálvez.
La importancia de Écija, dentro del territorio español, viene fijada desde
tiempos de los romanos. En la extensa bibliografía existente sobre nuestra
hermosa Ciudad, a modo de resumen, podemos encontrar que hacia el 14 a. C.,
en época de Augusto, se fundó junto al poblado turdetano la Colonia Augusta
Firma para resolver los últimos problemas de la desmovilización, tanto de los
soldados que procedían de las grandes guerras como los que quedaban en
España de la guerra del norte. Fue adscrita a la tribu romana Papiria, cuando lo
normal era que las fundaciones augústeas hispanas lo fueran a la tribu Galeria.
Fue cabeza del convento
jurídico astigitano uno de los cuatro
de la provincia romana de la Bética,
en el que se integraban las ciudades
de Tucci (Martos), Iptuci (Prado del
Rey), Ucubi (Espejo), Antikaria
(Antequera), Urso (Osuna)) y otras
de más difícil localización. Su
designación debió ser relativamente
temprana, probablemente bajo
Claudio.
Posteriormente en la Hispania
visigoda fue sede episcopal de la
iglesia católica, entonces conocida
como Astigi, sufragánea de la
Archidiócesis de Sevilla que comprendía la antigua provincia romana de Bética
en la diócesis de Hispania. Fulgencio de Cartagena fue Obispo de Écija y como
tal asistió al II Concilio Hispalense celebrado en el año 610.
La época árabe comprende desde el año 711 que se produce la entrada
en la Ciudad de las primeras tropas árabes al mando de Táriq Ibn Ziyad hasta
el 1240, momento en que la zona pasa a depender de la Corona de Castilla
El nombre romano de Astigi, aparece en los primeros textos
del emirato y el Califato Omeya como Istichcha que en ocasiones presenta la
variante Isichcha, para pasar a Asichcha.
Écija fue siempre considerada como "ciudad rica", entre otras razones
por la facilidad de regadío proporcionada por el río Genil. Uno de los
sobrenombres árabes de la Écija andalusí era Madinat al-qutn, "la ciudad del
algodón".
Écija constituía la capital de una Cora. La Cora de Écija perduró desde la
organización estatal de Al-Ándalus, en el Siglo VIII hasta comienzos del Siglo
2
XI. Hay distintas versiones sobre la extensión de la Cora de Écija, ya que
algunos autores indican que era "relativamente poco extensa", cosa que no se
ajusta con exactitud a los datos que pueden obtenerse de las fuentes árabes.
La Cora de Écija se encontraba dividida en cinco aqälïm.
A lo largo de toda la historia árabe de la zona, se resalta la importancia
de la capital de la Cora como núcleo de comunicaciones, destacando la que
unía Córdoba y Sevilla por el trazado de la antigua Vía Augusta. Esta calzada
condicionó en cierto modo la historia de la Écija árabe.
La conquista castellana fue realizada
por Fernando III en 1240. En ella, se somete
a Écija a una ventajosa capitulación que
garantizaba a sus habitantes
musulmanes salvar no sólo sus vidas y
propiedades, sino conservar su propio
estatuto jurídico, su religión, sistema fiscal y
las autoridades tradicionales. Este hecho fue
simbolizado por la entrega de la torre de
Calahorra. Estas capitulaciones estuvieron en
vigor hasta, aproximadamente, 1262 o 1263.
Desde ese momento hasta su
completa integración, Écija gozó de paz y
tranquilidad, rotas tan solo en 1255 cuando
se produjo el enfrentamiento entre Alfonso
X y su hermano, el infante don Enrique.
Parece que los partidarios del infante rebelde
lograron hacerse con el control de Écija,
antes de ser derrotados en los campos de
Lebrija.
La Diócesis de Écija o Iglesia Astigitana al parecer la crea San Pablo a su
paso por Écija, siendo la primera capital de la Bética con sede episcopal.
De la época romana no se tienen más noticias hasta la segunda etapa, la
visigótica, en la que la iglesia ecijana acude a dos concilios: el de Elvira, al que
asiste el presbítero Barbatus en representación del Obispo, en el año 300, y el
de Arlés, en el año 314, al que asiste igualmente un presbítero, Termario, en
nombre del Obispo Natalio.
De nuevo se pierden las noticias hasta el año 580 en que ocupa la silla
Gaudencio. Le sucedió Pegasio, que por el año 590 gobernaba esta Iglesia. A
este le sucede Fulgencio, hijo de Severiano, Capitán General de Cartagena, y de
Teodora, hija de Teodorico.
Desde el año 630 al 638 la silla episcopal es ocupada por Avencio, que
mediante intrigas había depuesto a Marciano, figurando su firma en el IV
Concilio de Toledo. En el VI Concilio celebrado en el mismo Toledo se
restablece a Marciano. Desde el año 639 hasta después del año 653 le sigue
Estéfano que estuvo presente en el VII y VIII Concilio de Toledo.
3
Hay un lapso de tiempo en que se pierde la memoria de cuántos más
gobernaron esta Iglesia, hasta que en el año 681 aparece Teodulfo que asistió
a dos Concilios de Toledo: el XII Y EL XIII. A este Obispo le sigue Nasibardo
que asistió al XV Concilio de Toledo. El sucesor de Nasibardo es Arvidio que
asistió al XVI Concilio de Toledo. Este, tuvo que abandonar su sede, cuando la
invasión mora, retirándose a
Portugal junto con los demás
Obispos de Andalucía.
No se tiene más datos de
esta diócesis ecijana durante el
tiempo de la dominación
sarracena, pero es indudable su
existencia, ya que según Ambrosio
de Morales en el año 862 vivió
Beato, Obispo de Écija y Martín vivía a principios del Siglo X, según una
inscripción en piedra descubierta en la sierra de Córdoba en 1729. Y a
mediados del Siglo X se sabe que existió Servando.
Y aunque no hay noticias concretas, debemos persuadirnos de que los
Obispos ecijanos prosiguieron hasta el tiempo de los almoravides en el año
1144, ya que el califa Omar-Ben-Abdelacid recomendó expresamente que se
dejase a los cristianos en posesión de sus templos y del libre ejercicio de su
culto según los tratados.
Con la conquista cristiana, se configura como uno de los cinco
arcedinatos que compusieron la archidiócesis hispalense. Comprendía los
términos de Écija, Osuna, Marchena y la Puebla de Cazalla. En el Libro Blanco,
fechado en 1411, se presenta como una vicaría.
Por Real Cédula del Rey Carlos III, expedida en Madrid al año de 1767,
que contenía la instrucción y fuero de población, que se debía observar,
comenzó la política colonizadora de dicho Monarca y que, respecto del término
de Écija, supuso la pérdida de casi diez mil hectáreas de esta superficie, a partir
de finales de 1768, quedaron ubicadas las nuevas poblaciones cercanas a Écija,
denominadas La Luisiana, El Campillo, Los Motillos y Cañada Rosal. Todas ellas
creadas en baldíos de Mochales, que eran terrenos comunales pertenecientes a
la Ciudad de Écija. Las tierras segregadas a nuestra Ciudad, para la creación
delas anteriores nuevas poblaciones, comprendieron 9.161 fanegas de las
dehesas de las Yeguas y Mochales, más 905 fanegas del cortijo de la Orteguilla,
propiedad del Marqués de Peñaflor, el cual recibió a cambio las tierras de
Barranco Bermejo, que aunque no eran de mejor calidad que la Orteguilla, se
encontraba lindante con el coto del Alamillo, al cual quedó incorporada.
La Dehesa de los Mochales era nombrada como la despensa de la
ganadería ecijana, dado que era abundante en pastos y agua segura para el
ganado. Unido lo anterior a la pérdida de otras miles de fanegas que supuso la
creación de las nuevas poblaciones dentro de la provincia de Córdoba y así no
los demuestra cuanto haremos constar a continuación, la política colonizadora
de Carlos III, a través del Superintendente Don Pablo de Olavide, nunca fue
vista bien del todo, dentro de la población ecijana, incluida la nobleza ecijana,
4
excepción hecha del Marqués de Peñaflor, aunque toda ella, por lo menos de
puertas hacia fuera, mantuviese su fidelidad a la Corona, a pesar de que dicha
pérdida de tierras, seguramente supuso un grave perjuicio para la economía
ecijana, muy dependiente de la agricultura y
ganadería.
En el año 1813 se intenta restaurar la sede
episcopal astigitana e incluso instaurar en Écija la
capitalidad de una provincia.
Llegado a este último particular, me llamó
sobremanera dicha observación y así encuentro
entre mis documentos, una fotocopia del
memorando impreso en 1813, imprenta ecijana de
D. Joaquín Chaves, firmado por el Alcalde Marcos
José Castrillo y los demás miembros del consistorio
astigitano, dirigido al Soberano Congreso, en
suplica que Écija se erija en provincia de su
comarca, restableciéndola capital y restituyéndole
su Obispo. Del mismo y para conocer en profundidad los motivos que
impulsaron a los regidores ecijanos, aportaré algunos particulares que nos
lleven a su comprensión.
Comienza el mismo solicitando se restablezca la provincia de Écija
en la división constitucional, para lo cual hacen constar que es una
deformidad muy complicada la división actual de la península. Citan como
ejemplo, en primer lugar, a Galicia, considerándola provincia bastante
desmedida, en proporción al número de habitantes y poblaciones, siguen con
León, que se extiende algo más, un tercio de pueblos con sólo la quinta parte
de habitantes; continúa después citando a Álava, Guipúzcoa y Vizcaya que
siendo tres provincias, apenas ocupan la mitad de aquel terreno con mucha
menor población y solamente setecientas poblaciones, alegando que en
ninguna de estas tres provincias hay Obispo, cuando en las de Aragón y
Cataluña se cuentan siete u ocho. Cita a Guadalajara que comprende parte de
los Obispados de Toledo, Sigüenza y Cuenca; el metropolitano de Cataluña se
halla en Tarragona, ciudad subalterna de la capital Barcelona, donde hay
Obispo dependiente de aquel y el de Málaga, situado en la provincia de
Granada, es sufragáneo del de Sevilla.
Le sirve a los autores ello de introducción, para reseñar que la misma
mezcla e irregularidad se toca en lo político, respecto a demarcación de
territorios de tribunales, militares y en todas las conocidas, llegando a tanto el
desarreglo, que hay pueblos dependientes de hasta tres distintas provincias o
capitales, como La Luisiana que hallando Écija a las dos leguas, tiene que
continuar otras cuatro para llegar a su cabeza La Carlota y que pertenece al
Obispado de Sevilla, a la Audiencia de Granada, a la intendencia de Córdoba.
Entienden que no hay seguramente una provincia, un territorio, una
demarcación en la península que no proporcione males en su destino a facilitar
los bienes, considerándolo ello como una verdad de bulto, que se toca en los
mapas y se ve demostrado en las geografías, citando los Mapas de España por
5
López, así como Diccionario geográfico de Vegas y la Descripción de Europa por
Gutiérrez.
Continúan haciéndole saber a
los gobernantes, para el goce de la
felicidad que V. M., nos ha
labrado, que se divida de modo la
península que ningún ciudadano salga
de su territorio ni se separe mucho de
su hogar para negocios de ninguna
clase, a no ser decisiones reservadas a
la Soberanía, al Rey o primeras
autoridades de la corte o metrópoli,
hallen todos los recursos superiores
que necesiten en un mismo punto no
distante y que la división sea de modo
que desde el pueblo más separado
pueda llegarse a su capital en un día o
en dos si alguna precisión la establece
hacia el extremo.
Después de una serie de
explicaciones a su petición, aludiendo a los males que padece Andalucía por
dicha división existente, entienden que para verificar tan importante reforma,
es conveniente, sino preciso, que Écija, con sus inmediaciones forme una
provincia, que evitaría el abandono, la despoblación, el atraso en los cultivos, la
carencia de industrias y comercios, así como la ignorancia y falta de policía,
siendo por ello que Écija aspira y pide fundamentalmente volver a ser capital y
la justicia de ser restituida en su mitra y no aspira a todo ello ni por ostentación
ni capricho, sin obviar la capitalidad de Sevilla en su provincia, sino que Écija
sea capitalidad de su comarca, siendo más las provincias andaluzas que
deberían establecerse.
Entra después a valorar los motivos que justifican dicha petición de
convertirse en capitalidad de la comarca y dice textualmente:
...Écija, que reúne las bellas proporciones que se quieran, dista 15 o más
leguas de Sevilla, 23 de Granada, 9 largas de Córdoba y se halla circundada de
otros muchos pueblos igualmente distantes de aquellas capitales; Osuna y su
partido situados a 5 leguas de Écija están distantes 13 de Sevilla y Córdoba y
algo más de 20 de Granada; Estepa con sus pueblos se halla en la misma
situación, a corta diferencia; aunque Marchena y Palma solo disten unas 9
leguas de Sevilla y Córdoba, están a 5 o poco más de Écija; Fuentes y La
Campana se hallan a 4 de esta y están distantes 12 de Sevilla; las nuevas
poblaciones fueron establecidas en el término de Écija en su mayor parte; hay
algún otro pueblo que aunque no esté separado de su capital en demasía, se
acerca más a Écija. Ya tenemos de 20 a 30 pueblos en terreno a propósito para
duplicarlos, en terreno que ocuparon muchos más en otro tiempo y están
clamando porque se repueble. Écija sola contaba 30 aldeas en su término
cuando se hizo el reparto después de su conquista, que reducidas hoy a cortijos
o dehesas, no rinden, aunque productivos, los incalculables bienes de que son
capaces...
Después de una serie demapa provinciaecija
objeciones en materia de economía,
justicia, educación, sanidad y asuntos
sociales, cita el Discurso de la economía
política del Conde Pedro Verri, para
concretar que la capital es como la plaza
del mercado, en punto de reunión donde
se juntan los compradores y vendedores,
siendo de estas ciudades de donde salen
los estímulos de la industria para los campos... debiendo ponerse el estudio
posible en acercar el hombre al hombre, sin que mude de lugar, para conducirlo
a la industria y a la agricultura y no se conseguirá proporcionándole una capital,
un centro de sus necesidades o negocios que le estimulen a su concurrencia sin
que lo retraiga la distancia por los obstáculos que le presenta, pues los pueblos
que distan 12, 15 o más leguas de su capital Sevilla concurren poco a ella...
Los autores, tiran un poco de historia y hacen constar que en el Imperio
Romano conservaba Écija el rango de su ignorada remota antigüedad, siendo
tal su consideración que al nombrar los historiadores las más insignes ciudades
de la Bética principiaban por Écija, anteponiéndola a Sevilla y Córdoba,
haciéndose tanto aprecio de nuestra Ciudad que la erigieron en Colonia,
añadiéndole los dictados de Augusta Firma y estableciendo en ella uno de los
cuatro conventos jurídicos o regiones de la provincia, distinción que solo se
concedía a los primeros pueblos entre muchos y que la constituyó capital
bastante famosa...
Dicha consideración es la que Écija reclamaba, aclarando que no era solo
para que fuera cabeza de los mismos pueblos, ni tampoco para que se le
concediera solo por lo que fue, sino que habiéndolo sido solicitaba con
fundamento volver a serlo en las circunstancias que presentaba, de erigirse en
una nueva capital en su comarca... Entraban después a valorar los méritos de
los ecijanos en la resistencia a la dominación árabe, así como el asilo que
dieron a los godos y reiteraban que fueron los ecijanos los primeros en
presentarse el año de 1808 en Córdoba para hacer oposición a la invasión
francesa y que Écija se encontraba entre las diez primeras ciudades dentro de
las ciento cuarenta que existían en la Península, siendo Écija el centro de
Andalucía y de la comarca.
Entraba dicho memorando en la segunda parte del mismo a solicitar la
restitución de la mitra obispal bajo el título de: Sí lo es que Écija vuelva a
ser capital, no es menos justo la restitución que pide de su mitra.
Después se realizan una serie de consideraciones sobre la
distribución que hacia la Iglesia, similar a la política del gobierno, basaba su
exposición en el hecho de haber tenido Obispo, considerándolo ello un derecho
que no podía negársele con causa alguna, e incluso dejaban entrever que para
el supuesto de no ser designada como provincia y en ella su capitalidad, era de
7
justicia restituir la mitra, sobre la base de las disposiciones católicas y reglas de
la misma iglesia, que mandaba que la tuviese el pueblo en que la hubo.
De las argumentaciones expuestas por los solicitantes, reseñamos: La
iglesia de Écija se asemejaba en la antigüedad a su fundación, si esta se cree
del tiempo en que empezó a poblarse España, aquella se asegura desde el
establecimiento de la cristiandad en ella, siendo Écija el primer pueblo español
que abrazó la religión verdadera o el primero en que se radicó la iglesia con
establecimiento de pastor a los 28 años de muerto Jesucristo y por su mismo
apóstol S. Pablo, como se lee en la Historia Crítica de Masdeu; era consecuencia
forzosa de tan feliz principio que continuaron apoyando su fe sus obispos o
prelados y es una verdad contestada que el rebaño ecijano fue encargado al
pastor S. Crispino por los discípulos de los apóstoles o primeros varones
apostólicos en los principios o nacimiento del cristianismo y que hubo una
sucesión no interrumpida de obispos aún en los siglos mahometanos, aunque la
indolencia u otras causas haya borrado los nombres de no pocos.
Fueron indubitadamente sucesores de Crispino u
Obispos de Écija, Gaudencio, Pegasio, Fulgencio, Abencio,
Estefano, Teodulfo, Nasivardo y Arvidio, en cuyos días se
ocupó por los sarracenos su obispado, pero no pudieron
arrancar la religión, la iglesia ni el obispo... Beato y Martín
fueron obispos de Écija dominada por los moros y el año
de 1144, o lo que es lo mismo 96 antes de que se libertara,
tenía su obispo que huyó desde Marchena a Toledo
temeroso de los almohades, como otros muchos prelados
que por la misma causa buscaron allí asilo, quedando Écija
sin pastor desde aquel tiempo y empezó a desaparecer lo
que había sido...
Reseñaban después los diezmos que entregaba lacronicad.rodrigociudad de Écija, contribuyendo al sostenimiento de los
numerosos ministros de la iglesia que tenían su sede en esta Ciudad,
concretándolo en el último decenio entre dos y tres millones de reales anuales,
resaltando que de dicha contribución se invertía muy poco por la autoridad
eclesiástica en la propia Ciudad, haciéndole saber que a Écija solo vuelve de los
diezmos, no aquella dotación para los curas, cual es debida a su gran
ministerio; no asignación alguna con la que se sostengan, como es justo, los
muchos más ministros que exige el santuario, no lo que se requiere para rendir
a Dios el culto que debemos con la magnificencia que se pueda, sino muy poco
o nada para todo...
Se quejaban de que hacía treinta años o más, tres de las seis iglesias
parroquiales, estaban en tierra, sirviendo en su lugar unas capillas que ni aún
para una imagen corresponden y celebrándose los actos religiosos, por la
escasez de fondos, de un modo indecoroso, pues a pesar de los millones que
representaban los diezmos, Écija carecía de los más necesario a la vida racional
y religiosa, siendo ello una verdad de bulto, pues no sólo no había estudios,
sino que tampoco se enseñaba cosa alguna, pero ni aún a leer, escribir y ni el
catecismo, pues solo había algunas escuelas, inútiles las más, estando tan
8
atrasado el pueblo, que no se hallará igual en la península, así como que, a
pesar de tal riqueza, se carecía de hospitales, al tiempo que muchos miles de
jornaleros estaban faltos de dicho auxilio, a pesar de los diezmos tan crecidos,
considerando horroroso su casa de expósitos, escaseando las limosnas, pues si
de los diezmos se diera una cuarta parte con destino a los pobres, establecido
por los cánones eclesiásticos, evitaría aquellos y otros males y haría que
sobrara la dicha y la abundancia, evitando el verse tantos jóvenes abandonados
a sí mismos que les lleva a convertirse a pocos años en ladrones y prostitutas.
En su petición preguntaban. ¿Es justo, tolerable o puede dejar de
remediarse? ¿Prescindirá V. M de restituir a Écija su mitra, oído el abandono sin
igual en que está sumergida por su falta? No se pide Señor la creación de un
Obispo, la nueva desmembración de territorios, las variaciones que hicieron en
sus tiempos los Alonso, los Sanchos, los Ordoños, ni anteriormente el clero y
pueblo, sino que se le restituya su pastor para el bien que tanto necesita, para
que la parte de los diezmos que es tan suya, se invierta en sus necesidades tan
urgentes. Si hubo alguna razón o fundamento para no proveer la mitra de Écija,
si acaso se enmendó como es creíble, ya han cesado las causas que pudieron
dictar aquella suspensión o providencia; ya están las circunstancias clamando
fuertemente lo contrario, lo pide sin cesar la necesidad más justa e imperiosa.
Al mismo tiempo hacían saber que no era la necesidad de Écija sola en el
derecho que reclamaban, pues ningún obispado existía entre Sevilla y Écija,
sintiendo los pueblos como Osuna, Estepa, Puebla de los Infantes y aún
Marchena, los mismos males y padecimientos por dicha causa, aclarando que
Estepa fue de la diócesis ecijana desde su establecimiento hasta acabarse y no
pertenecía en aquella fecha a obispado alguno, estando los pueblos sin prelado.
Terminaban alegando que dichas peticiones no eran por mera
arbitrariedad o capricho y Écija pedía fundadamente volver a ser capital, siendo
de justicia se le restituyera en la mitra, haciéndole saber que el Ayuntamiento
lo pedía, no animada de la vanidad ni del orgullo, sino penetrado de los deseos
más sinceros del bien, por lo que solicitaban que dicho mal desapareciera,
como lo habían hecho con no pocos pueblos y lo debería hacer con el resto,
apelando a su benignidad como el mejor padre, considerándolo de carácter
urgente, porque los males están más radicados, por que son más de los dichos
los que sufre el territorio o comarca de Écija,
que estaba clamando imperiosamente que
se le libere de los males que sufría Écija,
pueblo el más considerable, el más digno
entre ellos, uno de los primeros de nuestra
monarquía en su estado actual y en los que
tuvo desde el primer origen, y que ello no
tiene otro remedio que hacer de la comarca
una provincia, restableciendo la provincia de
Écija en la división constitucional que se le
pedía.
Dicha petición fue firmada en Écija el
25 de Agosto de 1813 y firmada por Marcos
José Castrillo, Fernando de Aguilar y Tortolero, José Antonio Álvarez, Fernando
Agustín de Aguilar, Segismundo Fabres, Antonio José González de Aguirre, el
Marqués de Alcántara, Arcadio María de Arce, el Marqués de Cortes de Graena y
Martín Martínez, con la firma del secretario Francisco de Paula Díaz.
Hasta aquí este pequeño artículo, dedicado al deseo que el Ayuntamiento
astigitano de 1813 tuvo de constituir a Écija como provincia y en ella su capital,
así como recuperar la mitra obispal que, al día de hoy, sigue teniendo Écija,
pero sin efectividad tanto en aquella ocasión, como en la actualidad en cuanto
a la mitra obispal, a pesar de que dicho título sigue vigente.

Leer más ...

CELEBRADO EL I ECOMERCADO EN ÉCIJA ORGANIZADO POR EL GDR CAMPIÑA-ALCORES

El sábado 5 de Diciembre se celebraba en Écija el I Ecomercado
organizado por el GDR Campiña-Alcores en colaboración con el Excmo
Ayto de Écija.
El pasado sábado se celebraba en el Parque Andalucía de Écija el I
Ecomercado organizado por el Grupo de Desarrollo Rural Campiña-Alcores en
este municipio.
Con esta iniciativa, empresas del sector ecológico y artesanal dieron a conocer
sus productos entre la población y acercaron sus productos a los y las consumidores finales.mercadoeconomico2
En dicho Ecomercado
participaron empresas
de artesanía en madera,
cerámica macramé o
abalorios y empresas
ecológicas de hortalizas,
frutas, huevos, pan,
legumbres, miel,
productos lácteos, vino,
plantas aromáticas y medicinales y abonos.
De forma paralela, se llevaron a cabo talleres destinados al público infantil y
actividades de animación infantil a través de los cuales se pretende daba a
conocer a los más pequeños los beneficios de la agricultura ecológica y la
importancia de reciclar.
Igualmente con objeto de dar a conocer los beneficios de los productos
ecológicos entre la población general, se llevó a cabo una degustación de
productos ecológicos organizada en colaboración con la Asociación de mujeres
“Hierbabuena”.
Por otro lado, a través del punto de información desde el GDR Campiña-
Alcores se informó a las personas asistentes de los beneficios de la agricultura
ecológica, así como del manejo de las explotaciones en agricultura ecológica,
la creación de grupos de consumo o las actividades artesanales.
Con esta iniciativa, el GDR sigue apostando por los productos de la tierra y las empesas locales y se proponen como objetivos con dicha actividad alcanzar la participación de productores y productoras ecológicos en mercados locales,
acercar los productos locales a la población general, dar a conocer el patrimonio de la Campiña y Los Alcores a la vez que se intenta promover el consumo de productos ecológicos y locales además de valorar los productos locales por su calidad y mantenimiento de la economía en el entorno rural.
El ecomercado es una acción que se enmarca dentro del programa de acciones de sensibilización y promoción para potenciar el valor patrimonial de la Campiña y Los Alcores dotado con fondos FEADER y de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural.

Leer más ...

EL PROXIMO JUEVES DIA 10 DE DICIEMBRE, SE CELEBRARA EN LA CATEDRAL ANGLICANA DE GIBRALTAR EL CONCIERTO ANUAL DE VILLANCICOS AL QUE ASISTIRA EL GRUPO VOCAL ECIJANO ISTYGIA

ASOCIACION GRUPO VOCAL ISTYGIARegistro
Asociación Delegación del Gobierno nº 15721/1
E.mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
EL PROXIMO JUEVES DIA 10 DE DICIEMBRE, SE CELEBRARA EN LA
CATEDRAL ANGLICANA DE GIBRALTAR EL CONCIERTO ANUAL DE
VILLANCICOS AL QUE ASISTIRA EL GRUPO VOCAL ECIJANO ISTYGIA.
El Grupo Vocal ecijano ISTYGIA, dirigido por Arturo Garralón, actuará en la Colonia
Británica junto al National Chorus, dirigido por Lili Oliveros. Este concierto lo realiza
anualmente el Gibraltar National Choir, dentro de las actividades con motivo de las fiestas
Navideñas y alcanza este año su
doceava edición.
La cita tendrá lugar el
próximo jueves día 10 a partir de las
20:00 h en la Catedral Anglicana de
la Santísima Trinidad de Gibraltar y
contará con invitados de excepción
entre los que cabe destacar a los
Obispos Católico y Anglicano, el
Deán de la Catedral, así como
diversas personalidades de la vida
política y cultural de la Colonia
Británica y del Campo de Gibraltar.
El concierto se dividirá en
tres partes: Una primera en la que
intervendrá el Gibraltar National
Chorus en la que interpretarán
villancicos tradicionales ingleses,
una segunda en la que el Coro
Ecijano, interpretará diferentes
villancicos renacentistas y populares
españoles y, finalmente, una parte
en la que cantarán conjuntamente ambos coros obras tan conocidas como el Adeste Fideles
o el Halleluja del Mesas de Händell.
El concierto contará, además, con de la soprano Claire Hawkins y tenor Arturo
Garralón, que viene participando en éste desde su primera edición.

Leer más ...

El Consejo General de Hermandades y Cofradías de la Ciudad de Écija, ha elegido al Cartelista Oficial de la Semana Santa 2016, al artista local DON AGUSTÍN MARTÍN DE SOTO.

El Consejo General de Hermandades y Cofradías de la Ciudad de Écija, ha elegido al Cartelista Oficial de la Semana Santa 2016, al artista local DON AGUSTÍN MARTÍN DE SOTO.

Una vez finalizado el ciclo pictórico dedicado a cada hermandad por orden de salida, se ha optado por continuar la línea seguida hasta ahora.

En la tarde del pasado martes 1 de diciembre de 2015 se procedió a la formalización del encargo de la pintura al artista designado por el Consejo en la sede oficial del mismo. El acto se desarrolló en un ambiente muy distendido y con una inusitada ilusión por parte del pintor, y por supuesto también por parte del presidente del Consejo, D. Rafael Caro, que confía plenamente en las habilidades pictóricas de este magnífico cartelista local, y a su vez, un gran cofrade desde su nacimiento.

Agustín Martín de Soto es natural de Écija (1984). Estudia Bellas Artes en Sevilla, licenciándose en 2007, con la especialidad de conservación y restauración de obras de Arte. Actualmente se dedica a la conservación con su grupo de trabajo llamado G.R.S. y lo combina con la creación pictórica y escultórica. Además, amplió su formación con cursos, proceso de investigación en el Doctorado y realizando un Máster en Arte Contemporáneo.

En el plano cofrade, desde su nacimiento es hermano de la hermandad del Cautivo, de Écija, donde llegó a pertenecer a su Junta de Gobierno como diputado de Juventud. Es también hermano de la Sagrada Mortaja y de la Agrupación Parroquial de la Concepción (“El Olivo”), donde desempeña el cargo de Vicepresidente en su Junta de Gobierno.

En la experiencia profesional podemos citar multitud de obras, entre las que se encuentra una amplia trayectoria en el terreno de la cartelería. En su ciudad cabe destacar 2 carteles de la feria de Écija de 2005 y 2008, el cartel conmemorativo del 50 aniversario del Cautivo y el del V Centenario fundacional de la hermandad de la Piedad, también realizó un Óleo sobre tabla, para su Santidad el Papa Benedicto XVI. Cartel de la Semana Santa de Écija de 2011, editado por Radio Astigi. En el pasado 2013 ha realizado el Cartel del XXV aniversario de la cuadrilla de costaleros de Jesús Cautivo de Écija y en la misma ciudad el cartel del Centenario de la Archicofradía de María Auxiliadora, además de ganar el concurso de carteles para el IV Centenario de la Virgen de los Dolores de la Hermandad de Santiago y del Jueves Santo 2015 de la hermandad del Confalón, del L Aniversario de la Amargura o el Cartel anunciador del IV Centenario del Voto Concepcionista de la ciudad de Écija. En la Provincia también cuenta con varios carteles, así como en la capital: Cíngulo y Esparto 2008, Glorias de María 2009, Fiestas de la Macarena 2010, Centenario sede Divina Pastora 2011, Semana Santa para Giralda TV 2010, Semana Santa Los Remedios 2014, Cartel de Pasión en Sevilla en 2014, Cartel oficial de la Semana Santa de Osuna 2015, Cartel de las Fiestas de Santa Marina (Hdad. Resurrección) de Sevilla, entre otros muchos. Además de otros trabajos pictóricos, tiene otros de imaginería, como son los evangelistas y cartelas del paso del Nazareno de Fuentes de Andalucía, la Cruz arbórea y cartelas del paso de la Cruz de Mayor de Santiago de Écija, o más recientemente una imagen de vestir de Santa Ángela de la Cruz para la hermandad del Nazareno de Mairena del Alcor.

En el terreno de la Conservación, en el que trabaja con su grupo G.R.S. desde 2007, ha intervenido en la Capilla del Stmo. Cristo de Burgos, de Sevilla (2009), la Virgen del Pilar y todo su conjunto escultórico, ambos de la parroquia de San Pedro, de Sevilla, lienzos en la Capilla de los Marineros de Triana, Capilla de la Virgen de Granada en la Colegiata de Osuna, e intervenciones en fachada y retablo mayor de la parroquia de Santa María la Blanca, de Fuentes de Andalucía. Más recientes son las intervenciones en el retablo mayor de la parroquia de San Lorenzo, en Sevilla, en el yacimiento arqueológico del Patio de Banderas del Real Alcázar de Sevilla o en el palacio de Alcántara, de Écija, restaurando la portada principal.

LA JUNTA SUPERIOR

DEL CONSEJO GENERAL DE HERMANDADES

Y COFRADIAS DE LA CIUDAD DE ÉCIJA.

Leer más ...

Herrera gana un millón de oyentes en su estreno.

La tercera oleada del EGM 2015 deja una fotografía sin precedentes en la radio española. Todo un récord. El incremento de un millón de oyentes en tres meses en un programa emitido de lunes a viernes de 6 a 12 de la mañana. Lo ha conseguido Carlos Herrera con “Herrera en COPE”. Desde que se pusiera al frente del magazine en septiembre, el locutor ha sido capaz de atraer a este millón de oyentes.

Herrera en COPE se convierte así en el segundo programa matinal más escuchado de la radio española con cerca de dos millones de oyentes diarios. La apuesta que realiza de lunes a viernes, de 6 a 12 h da buenos resultados. Herrera combina con el ADN de COPE la mejor información junto a Paloma Tortajada y el entretenimiento sin olvidarse del deporte acompañado de Juan Antonio Alcalá y a las 11, de Manolo Lama, Paco González y Juanma Castaño.

En el plano de la opinión, Herrera sigue siendo un referente. Cuenta a partir de las ocho y media con los analistas más prestigiosos. Entre otros, Jorge Bustos, David Gistau, Ignacio Camacho o Bieito Rubido. Herrera vuelve a triunfar con la hora que dedica a los fósforos de 10 a 11h acompañado de Goyo González y María José Navarro, con las canciones de El Pirata y José Manuel Parada, el humor del Grupo Risa y el cierre semanal (los viernes) del periodista Tico Medina. “Vine a COPE a hacer algo más que un programa de radio, lo he demostrado en tres meses y los oyentes han respondido bien. Solo puedo darles un millón de gracias y la bienvenida”, comenta Herrera.

El incremento de Herrera en COPE hace que según la tercera ola del EGM COPE se acerque cada vez más al liderazgo de la radio española y se convierta en la segunda emisora generalista más escuchada con 2.671.000 oyentes, a 725.000 de la tercera cadena y a un millón 400.000 de la cuarta. Con este EGM, COPE se consolida como un referente informativo, del entretenimiento y del deporte en todos los soportes.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS

hosting joomla