Menu
Entrevista a D.Antonio Rivero

Entrevista a D.Antonio Rivero

Antonio Rivero ,propietario de La D...

El Ayuntamiento comunica los nombres de las personas que encarnaran  a los Reyes Magos y La Cartera Real

El Ayuntamiento comunica los nombre…

La Delegada de Fiestas Mayores ha p...

ENTREGA DE LA MEDALLA DE HONOR DE LA CIUDAD DE ÉCIJA AL CENTRO MILITAR DE CRÍA CABALLAR

ENTREGA DE LA MEDALLA DE HONOR DE L…

    El próximo día 28 d...

El agua no es inagotable; úsala con moderación

El agua no es inagotable; úsala con…

 El Consorcio Plan Écija inicia un...

El Alcalde de Ecija visita a los Trabajadores contratados por los Planes de Empleo.

El Alcalde de Ecija visita a los Tr…

El alcalde del Excmo. Ayuntami...

Fatima Espinosa recibe a la Camara de Comercio de la Pampa Argentina.

Fatima Espinosa recibe a la Camara …

Fátima Espinosa Martín, delegada de...

Écija mantendrá la oficina de la Cámara de Comercio.

Écija mantendrá la oficina de la Cá…

El alcalde de Écija, David Gar...

El Ecija Balompie ante una Final...

El Ecija Balompie ante una Final...

El torneo de la regularidad tiene e...

6 260 000 GRACIAS EGM 2017

6 260 000 GRACIAS EGM 2017

EN LA iª  OLEADA DEL EGM 2017,...

Prev Next

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web

http://www.google.com/intl/es/policies/privacy/partners/

 

El Genio de la Luz,Juan Nepomuceno Diaz Custodio

El Genio de la Luz,Juan Nepomuceno Diaz Custodio

EL GENIO DE LA LUZ

Fotografías de D. Juan N. Díaz Custodio

(1883 1912)

Comisario de la exposición: Julio A. Cerdá Pugnaire

Écija, 2016

Apunte biográfico

Julio Arturo Cerdá Pugnaire

Presidente de la Asociación Cultural Arturo Cerdá y Rico

Juan Nepomuceno Díaz Custodio, nace en Écija el 12 de abril de 1875 en el seno de una familia acomodada de industriales y propietarios. Hijo de Juan Nepomuceno Díaz Navas y de María Teresa Custodio Fernández; nieto paterno de Juan Nepomuceno Díaz Armero y de María de los Ángeles Navas Fernández y nieto materno de Francisco Custodio Armijo y de María Teresa Fernández Tejero. Nace en la calle Lucas, 5[1] y a los pocos años la familia se traslada a la calle Emilio Castelar, 34 y reside en ella hasta el día 1 de Mayo de 1901 que contrae matrimonio con María Dolores Gálvez Laglera, y a partir de entonces fijó su domicilio familiar en la calle Calzada esquina calle Espada, en la Plaza de Colón.

familia

Juan Nepomuceno Díaz Navas y su mujer María Teresa Custodio Fernández con sus hijos Juan N., María Teresa, María de los Ángeles “Lela” y Francisco Díaz Custodio

(faltan Miguel y Juana que nacieron más tarde)

Crece como un niño que es capaz de sintonizar con todo cuanto le rodea, demostrando una inteligencia y habilidad extraordinaria impropia de su edad.

A los 9 años ingresa en el Colegio San Luis Gonzaga de los Jesuitas en el Puerto de Santa María, donde permanecerá hasta los 15. Cuando tenía 10 años de edad un tío suyo, marino de profesión, le trajo un generador de los Estados Unidos y tuvo la ocurrencia de conectarlo a los pupitres de los compañeros provocándoles una descarga eléctrica y a partir de entonces fue conocido por sus compañeros como el Electricidad. Más tarde utilizó el generador, completándolo con más tecnología, que fabrica personalmente, para dotar de luz eléctrica el comedor del colegio sorprendiendo a todos

juan1

 

Desde sus primeros años fue auto

didacta y no reconoció otro maestro que los libros de los que decía[2]:

Un libro es el mejor maestro. Casi todo, por no decir todo, está escrito en los libros, de donde puede aprenderse lo que se quiera.

 

CLAUSTRO

Una vez terminados los estudios primarios, se traslada a Granada para ingresar en el Colegio Seminario de Teólogos y Juristas del Sacromonte 

para cursar Derecho, carrera que no ejercería nunca, y que compagina con la de física. Cuando Díaz Custodio entra en la Universidad, sabe desenvolverse en el mundillo fotográfico con toda destreza y conocimiento. Manejaba perfectamente las técnicas del gelatinobromuro, gomas bicromatadas, carbón, platinotipos y más tarde también utilizaría las autocromas que inventan los hermanos Lumière, que comercializan en 1907.

Realizó numerosas fotografías que representan una variedad de temas y estilos distintos tales como el reportaje, en el que destaca con personalidad propia, dejándonos imágenes de la llegada del Ministro de Gracia y Justicia al Sacromonte en el año 1893, la colocación de la primera piedra del colegio de abogados en 1895. Con sus compañeros realizó unas composiciones con un desenfrenado estilo del humor como la realizada en 1895 en la que un camarero atiende a tres comensales, él es el del centro, en una mesa en el patio del colegio, mientras cuatro cocineros vestidos como tales, cocinan a un chico que asoma la cabeza por el caldero. Del colegio realizó unas composiciones en las que descuella como un excelente fotógrafo de arquitectura dejando un testimonio de una gran elegancia como la del claustro que le valió una mención honorífica en 1902. Todas destacan el genio de Díaz Custodio en su visión de los acontecimientos, cosa que también tuvo en la vida real.

 

 

CENTRAAL1

Sacromonte. Llegada del Ministro de Gracia-Justicia. 1893

 

CENTRAL2

Colegio Seminario de Teólogos y Juristas del Sacromonte de Granada. Colocación de la primera piedra en el año 1895

 CENTRAL3

Lee Fontanella en su libro La historia de la fotografía en España desde sus orígenes hasta 1900, editado por Ediciones El Viso, S. A., en 1981, publica la fotografía de la traída de la primera dinamo que llega a Écija por ferrocarril en 1896. El traslado a la fábrica de electricidad lo llevan a cabo una yunta de bueyes, y Lee Fontanella comenta:

Los hechos nos llevan a comentar una de las fotos más interesantes de Díaz Custodio, sobre todo conociendo la curiosidad que sentía el mismo fotógrafo por la innovación tecnológica “Traída del grupo electrógeno para la iluminación de Écija”, es decir, el transporte de la primera dinamo a Écija en 1896. A manera de una procesión pueblerina. Toda la gente mirando hacia el fotógrafo como para estar seguros de ser reconocidos en un futuro como parte integrante de semejante momento histórico. El ejemplo se habría incluido bajo reportaje o bajo fotografía industrial, sin embargo, se incluye aquí por una razón especial. Puesto que la dinamo no se ve, carece del sentido marcadamente industrial-científico … Por otra parte, la fijación con que todo el pueblo mira a fotógrafo con la supuesta esperanza de hacerse histórico junto con la misma dinamo, cambia el énfasis de la dinamo al pueblo, y se hace más bien una fotografía de la naturaleza del lugar más que de reportaje. Por supuesto la fotografía refleja un poco de todas estas modalidades y aquí radica su curiosidad. Temáticamente la insistencia en el lugar de Écija, en la tecnología nueva y el retratismo del pueblo, todo un conjunto, hace que esta foto defina a Díaz Custodio.

BUEYES

Traída por bueyes de la primera dinamo para la iluminación de Écija, 1896

Al margen de su afición fotográfica; realizó multitud de actividades, pioneras en su época, como la instalación de fábricas de electricidad en Écija y Fuentes de Andalucía, un sistema de regadío, ser el primero en instalar un teléfono y en traer el primer coche a Écija, y montar una emisora de radio aficionado, que a los pocos días de estar en funcionamiento, lanzó un mensaje que decía: “Si alguien fuera de Écija o de España me está escuchando, que me escriba a la siguiente dirección...” Al cabo de varios días, recibió muchísimas tarjetas postales desde países muy lejanos que le animaron a seguir en su empeño de comunicarse a través de su emisora. También fue el primero en instalar una emisora de radio pública.

Una de las iniciativas de Díaz Custodio, fue, llevar a cabo la primera proyección de una película en Écija, en la plaza del ayuntamiento conocida popularmente como El Salón, convirtiéndola en un cine de verano en el año 1.904.En su adolescencia dominó de forma poco usual la técnica del contraluz, lo que para cualquier fotógrafo era un reto, consiguiendo dar bellísimos detalles en las sombras, ribeteadas de perfiles luminosos que son la admiración de la crítica de la época. Muy elocuentes son los comentarios publicados en la revista La Fotografía que dirigía D. Antonio Cánovas del Castillo “Kaulak”. En Junio de 1903, Antonio Cánovas del Castillo refiriéndose a las fotografías presentadas para el primer concurso fotográfico que realiza la revista escribe:Otra anécdota que refleja la personalidad diletante de Díaz Custodio, tuvo lugar en Écija durante la feria de San Mateo de 1912, siendo alcalde D. Felipe Encinas y Jordán, que entre los actos programados figuraban la inauguración de la calle Miguel de Cervantes y en los días 23 y 24 “Fiesta de Aviación” por el piloto francés, Mr. Henri Tixier que, con su avión iba a realizar una exhibición aérea. Díaz Custodio se encontraba entre el público, preparado con su cámara fotográfica para inmortalizar dicha exhibición. El piloto intentó poner el avión en marcha y no lo consiguió lo que provocó la impaciencia y frustración del numeroso público asistente a la exhibición, Díaz Custodio se acercó al avión, con el consentimiento del piloto, observó el motor, lo manipuló, y colocó una hoja de papel de fumar entre unas juntas de sus piezas y le dijo al piloto intentara ponerlo en marcha, y gracias a su destreza consiguió de esa manera que arrancara y pudiera continuar la exhibición. A partir de entonces, mantuvieron una estrecha amistad hasta queMr. Henri Tixier falleció en el campo de batalla de la primera Guerra Mundial,.

El Sr. D. Juan N. Díaz Custodio, de Écija, tuvo dos votos para el Diploma de Honor, y, como era natural, ganó, por aclamación, la primera medalla de oro. Cuanto ha enviado es bueno; pero tiene dos retratos, uno de una muchacha de perfil, rezando, con la cara medio tapada por un velo negro, y otro á contraluz, al sol, de una simpática joven defendiéndose del sol con el abanico, que resultan monumentales. ¡Vaya un tío (permítasenos el insulto) colocando, iluminando y dando exposición justa!... A mí me entusiasman los dos, pero el contraluz me propongo plagiarlo en cuanto pueda. ¡Qué bonitísimo efecto!...

Díaz Custodio hará los primeros retratos artísticos usando como modelos a su hermana María Teresa, a veces lo era su mujer Dolores Gálvez, y posteriormente su hija Teresita. Su producción retratística es muy numerosa, retrató a numerosos personajes de toda la sociedad ecijana con absoluta libertad pues, por su condición de amateur, no estaba sujeto a las exigencias clientelistas de los retratados.

Miguel Ángel Yáñez en su libro Retratistas y fotógrafos. Breve historia de la fotografía sevillana, dice:

Díaz Custodio es sin duda alguna el más importante de todos los retratistas de la escuela sevillana[3], tanto que con él puede hablarse de la existencia de la misma y que comenzó con Godinez y Rodríguez Téllez. Esta escuela se caracterizará por las luces y, sobre todo, por el gusto exquisito, sui generis y particular, en el tratamiento del ropaje. La finura, la elegancia, las luces, los volúmenes de los ropajes serán, de ahora en adelante, con Díaz Custodio, las características más importantes de la escuela sevillana. Había sido discípulo de “Kaulak” en Madrid y recibió distintos premios no solamente nacionales sino extranjeros. Muy elocuente son los publicados en la revista “La Fotografía” que dirigía “Kaulak” sobre 1902 – 1905. (…)

En cuanto a su situación dentro de la fotografía sevillana, Luis Ortiz Lara en las Actas del I Congreso de la historia de la fotografía española. Sevilla. 1986, incluye a Díaz Custodio dentro de la generación de 1890, por tanto, queda inserto en el trío fundamental de retratistas sevillanos compuestos por Rodríguez Téllez y José Castellano Grandell, escribiendo a continuación:

“A diferencia con Rodríguez Téllez, que asimila la elegancia del retrato francés aplicada a la sociedad sevillana, Díaz Custodio nos ofrecerá su incopiable personalidad en el retrato, afirmación que respalda Kaulak con sus palabras: fue un maestro en el retrato a contraluz, que nadie cultivó hasta entonces, con la gran elegancia que él lo hizo.

Con la luz natural, apantallando y cuidando con exquisitez la pose, rompe los moldes de Rodríguez Téllez, trabajando tanto en interior como exterior a diferencia de éste.

Modela la ropa con “su luz y sombra”, adelantándose a lo que más tarde sería un refinamiento genuinamente sevillano en José Castellano, utilizando los aderezos propios nuestros: los encajes, abanicos, y todo con un frescor y genialidad sorprendentes. Para conseguir su fin, a veces no tendrá inconveniente en emplear los medios pictóricos como el carbón y el platino”.

Fue el primero en Écija que utilizó la fotografía como medio de expresión y nunca la ejerció como profesión, pero por su carácter generoso participó en todas las iniciativas en las que pedían su colaboración cediendo sus imágenes. Así ocurrió para la primera colección de postales que se hizo en Écija a primeros de 1900. Fueron sus editores Fernando Garrido y Carlos Fraile, propietarios del Bazar “La Ciudad del Sol” en la calle Más y Prat, 40 (local que más tarde sería de electrodomésticos Campoy) las encargaron en Madrid a la casa Hauser y Menet, introductores en España de la tarjeta postal ilustrada utilizando fotografías reproducidas mediante la técnica de la fototipia. Editaron una serie numerada del 1 al 30. También ejerció de maestro en fotografía de Manuel Salamanca Tordecillas y de José Sanjuan Ariz-Navarreta, clásicos de la fotografía ecijana que la ejercieron profesionalmente

Hombre muy religioso, dio testimonio de ejemplar vivir por su generosidad y desinterés. Nunca patentó sus inventos, ya que pensaba que debían tenerlos los demás para su provecho.

En 1933 ostentaba la presidencia del Círculo Tradicionalista de Écija llegando a diputado. Con motivo de la presentación de los candidatos tradicionalistas de la provincia de Sevilla en la Económica, el ABC del 28-X-1933 publica:

(…) Finalmente el Sr. Fal Conde hizo un elogio de los tres candidatos. De Gines Martínez, el obrero honrado, organizador gremial; de Díaz Custodio llamado el padre de los pobres en Écija y de D. Domingo Tejera, modelo de periodista católico, (…)

Salió elegido diputado, aunque nunca ejerció el cargo.

En la Revista decenal ilustrada Écija, correspondiente al 2 de enero de 1962, el Párroco de la Mayor de Santa Cruz, D. Fernando Torralba, escribe en cartas al director dirigiéndose a su director don Manuel Mora Jiménez y le pide su colaboración para la propuesta de hacer Hijo Predilecto a don Juan Nepomuceno Díaz Custodio, desconozco por qué no prosperó esta iniciativa, lo seguro es que no fue por falta de méritos. Aún se está a tiempo de repararlo nombrándolo a título póstumo.

Fallece, en su domicilio particular, el 1 de mayo de 1965.


[1]  FREIRE GÁLVEZ, Ramón. D. Juan N. Díaz Custodio (Écija de siglo a siglo). Écija 1994

[2]  ORTIZ LARA, Luis. Historia de la fotografía española 1839 – 1886. Actas del I Congreso de Historia de la fotografía española. Sevilla, mayo 1986. Publicación de la Sociedad de Historia de la Fotografía Española.

[3]  La denominada escuela de retratistas sevillanos la formaban, según Miguel Ángel Yáñez Polo: José Castellano Grandell, Juan N. Díaz Custodio, Enrique Godínez, Pedro Sebastiá Vila, Rodríguez Téllez, y otros

Modificado por última vez enLunes, 26 Septiembre 2016 20:57

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba

hosting joomla