El expresidente del Deportivo Alavés Dmitri Piterman no se ha presentado al juicio que se ha abierto contra él a partir de este lunes por la presunta apropiación indebida que realizó durante su mandato, por lo que el tribunal le ha declarado en rebeldía y ha decidido que el juicio siga.
El expresidente del Deportivo Alavés Dmitri Piterman no se ha presentado al juicio que se ha abierto contra él a partir de este lunes por la presunta apropiación indebida que realizó durante su mandato, por lo que el tribunal le ha declarado en rebeldía y ha decidido que el juicio siga.El juicio, previsto para toda la semana, ha comenzado en la Audiencia de Álava y a la vista de este lunes sí ha acudido el otro encausado, la ‘mano derecha’ de Piterman, el empresario cántabro José Nereo.Al empezar la vista, la defensa de Piterman ha alegado razones médicas para pedir la suspensión y ha explicado que este martes está previsto que se le opere de la rodilla, en California (Estados Unidos), donde vive.La defensa ha asegurado que el expresidente del Alavés tiene la intención de comparecer en el futuro, por lo que ha pedido aplazar el juicio oral, petición a la que se ha sumado la defensa de Nereo.El fiscal, sin embargo, ha reclamado que se celebre el juicio por entender que la información médica presentada es insuficiente, que el juicio lleva señalado desde octubre y que Piterman no ha colaborado, sino que ha sido complicada su localización.Finalmente el tribunal ha decidido que el juicio siga al no considerar justificada la ausencia de Piterman porque no es una operación de urgencia, sino programada, y en una clínica privada, por lo que no está en lista de espera. Además de seguir el juicio, la Audiencia le ha declarado en rebeldía.La vista durará toda la semana con la presencia de Nereo como acusado ya que Piterman queda fuera del juicio.