Los españoles cayeron en las finales marroquí y lusa ante Berrettini y Hurkacz Los tenistas españoles Roberto Carballés y Pedro Martínez se quedaron a las puertas de conquistar un título este domingo al caer en las finales ATP de Marrakech (Marruecos) y Estoril (Portugal), a manos del italiano Matteo Berrettini (7-5, 6-2) y el polaco Hubert Hurkacz (6-3, 6-4). Carballés rozó la defensa del título que ganó el año pasado en el ATP 250 sobre la tierra marroquí, después de empezar 1-3 por delante en el primer set. El italiano dio la vuelta al parcial y en el segundo volvió a salvar un momento delicado, cuando el español trató de tomar ventaja de nuevo. Esta vez no llegó el ‘break’ de Carballés y Berrettini encadenó después un juego tras otro hasta ponerse con un 5-1 que no dejó escapar para volver a ser campeón en la ATP dos años después, con el octavo trofeo de su palmarés. Mientras, el canario perdió su primera final, en su intento de conquistar el tercer título de su carrera. Por otro lado, Pedro Martínez también cedió en su pelea por ser campeón este domingo, en una final de Estoril que se llevó Hurkacz para ganar su primer título en tierra y el octavo de su palmarés. El valenciano, que cuajó una semana casi perfecta en la tierra portuguesa, se quedó sin premio en una igualada final. Después de apear en semifinales al primera cabeza de serie, el noruego Casper Ruud, el tenista español no pudo con el segundo favorito, en busca de un segundo título ATP tras el de Santiago de Chile hace dos años. Hurkacz no concedió ni una bola de ‘break’ y aprovechó las pocas que concedió un Martínez que vio frenado su gran momento, reciente campeón del Challenger de Girona.