Un buen truco para sacarle el máximo partido a la compra del mes es congelar productos antes de que acaben en el cubo de la basura
Con las unidades familiares cada vez más reducidas, las prisas y los horarios de trabajo que ocupan buena parte de la jornada, cada vez es más habitual recurrir a la congelación de alimentos que nos hace más fácil disponer de una comida lista o casi lista en apenas minutos.En muchos hogares españoles se opta por cocinar para toda la semana y organizar en fiambreras los menús con los diversos platos que se van sacando la noche antes y se dejan descongelando en la nevera.Es una interesante opción pero el congelador no es sólo territorio para los platos guisados y ya cocinados. También hay otros alimentos, en muchos casos frescos que puedes congelar y que con pequeños trucos puedes usar y te sacan de un apuro o bien puedes optar por esta fórmula para que no se te estropeen si no tienes claro que vayas a consumirlos de manera inminente o si has adquirido una cantidad grande de un producto. Si tenemos presente que entre un 30 y un 40 por ciento de los alimentos de muchos hogares acaban en la basura, es evidente que recurrir a la congelación puede ser una excelente opción para darle la vuelta a la estadística. AguacatesLos aguacates están de moda. Se han incorporado a nuestra gastronomía en ensaladas , tostadas, salsas, etc. Una vez partidos, los aguacates tienden a ponerse marrones, a oxidarse y a veces acaban teniendo una textura o sabor desagradables.Para evitar que acabe en el cubo de la basura puedes colocar el aguacate en un recipiente hermético añadiendo un poco de zumo de limón.Aguantarán en el refrigerador hasta una semana.La LechugaLa sencilla pero saludable lechuga es un alimento habitual en las mesas españolas y más en épocas de calor. Lo mejor es consumirla fresca y disfrutar así de todas sus propiedades. Pero a veces si la lechuga es grande, vivimos solos o en pareja, cambiamos de planes y no comemos en casa, etc, podemos optar por congelarla y evitar que se ponga vieja y haya que tirarla. Una buena opción es cortarla en trozos y hacer varias raciones para preparar ensaladas varios días.Tomates¿Quién dijo que no podemos guardar los tomates muy maduros que no sirven para la ensalada? A veces ocurre que compramos una gran cantidad y no los gastamos todos para ensalada o gazpacho. O que se han quedado al fondo del cajón de las verduras y empiezan a estar algo pasados.No caigas en el error de deshacerte de ellos. Puedes mantenerlos en el congelador , picaditos en el interior de un recipiente hermético y usarlos para sofritos o para salsas de tomate.Las uvasLas uvas son una de las frutas que se compran por racimo y que a veces no consumimos de una sola vez. Además se dañan con mucha facilidad si ya las hemos adquirido maduras. ¿Qué hacemos con ellas? Pues congelarlas y cuando las vayas a usar puedes hacerte un nutritivo y refrescante zumo con ellas triturándolas mezclada con otras frutas o usarla para repostería e incluso para un cóctel.El quesoEl queso es otro alimento que quizá no sabías que puedes congelar. Aunque ojo, no todos los quesos. Ya sabemos que hay muchas variedades y las que admiten congelación son los quesos curados o maduros. Lo mejor es congelarlos en bloque para que no presenten tantas alteraciones en su textura y sabor.Margarina y mantequilla No lo dudes , recurre a la congelación de la margarina y la mantequilla. Eso sí hay que saber que son alimentos susceptibles a ciertos patógenos y que deben mantenerse en recipientes herméticos, separados de otras comidas.Pan o bocadillosEl pan se pone duro con rapidez pasados unos días o bien pierde su textura y se vuelve correoso. Lo que puedes hacer es congelarlo por ejemplo troceado para que su descongelación sea más sencilla y lo puedas tostar cuando quieras usarlo. Y otro truco, puedes incluso meter en el congelador el bocadillo ya preparado aunque sea con embutido. Lo tendrás listo para llevarlo a la oficina o a una excursión.Congelar huevosCongelar huevos es posible pero no huevos crudos, habrá que tomarse algo de tiempo para prepararlos.Podemos congelar la clara o la yema cruda del huevo separándolas y , colocándolas en una bolsa de congelación adecuada. Otra opción es congelar los huevos batidos con un tenedor.

Leer másSevillaRSS – Noticias de Andalucía

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
¿ Hablamos ?..
Cope Écija
Hola, ¿ En que podemos Ayudarte ?