El segundo pasodoble de Los sumisos en la semifinal se convierte en una feroz crítica contra el alcalde, que no deja indiferente a nadie
Hacía tiempo que un autor no removía los cimientos del Falla y por ende de la ciudad. Acostumbrado a hacerlo, sobre todo en esa época de feroz comparsista de los años noventa, Antonio Martínez Ares volvió por sus fueros para dejar dos letras de pasodoble en semifinales que dejaron temblando a la propia ciudad de Cádiz. El primero con una crítica mordiente a la Policía Local de Cádiz. Enquistada en un conflicto con el Ayuntamiento de Cádiz, Ares se moja y se posiciona contra la labor policial por no atender a los problemas de la sociedad gaditana. Una letra de pasodoble en la que muestra su total oposición al momento de tensión existente entre la Policía y el consistorio. Una letra para la historia del Carnaval de CádizMás duro, si cabe, fue el segundo pasodoble contra su «amigo» Kichi. Nunca antes se había escuchado en el Gran Teatro Falla una letra de pasodoble tan dura contra el actual alcalde de Cádiz. Alguna que otra crítica, pero un pasodoble de semejante dureza nunca antes. De princpio a fin el autor repasa la situación de la ciudad acusando a Kichi de todos los males de Cádiz. Todo ello para terminar atacando donde más duele: José María González no es ni la mitad de lo que fue Fermín Salvochea. Una letra de pasodoble que es hasta ahora lo mejor que se ha escuchado en el Gran Teatro Falla. Independientemente de la posición a favor o en contra de la letra, está claro que Martínez Ares se moja hasta el fondo y crítica con una dureza en la que solo autores como él sabe hacer. Una letra para la historia del Carnaval de Cádiz.

Leer másCarnavalRSS – Noticias de Andalucía

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
¿ Hablamos ?..
Cope Écija
Hola, ¿ En que podemos Ayudarte ?