Cepsa invertirá en Andalucía cerca del 60% de su inversión total prevista hasta 2030, lo que permitirá generar 17.000 puestos de trabajo directos, indirectos e inducidos.
Cepsa, primera empresa en Andalucía por volumen de facturación, invertirá en esta década hasta 5000 millones de euros en esta Comunidad. Esta inversión supone cerca del 60% del montante total (8.000 millones de euros) que la compañía invertirá para liderar la generación de energías sostenibles en España y Portugal y ser un referente en la transición energética. De esta forma, Cepsa coloca a Andalucía como el eje central de su nuevo plan estratégico, ‘Positive Motion’, y la situará a la vanguardia de Europa en las últimas tecnologías para la generación de hidrógeno verde y biocombustibles.Como consecuencia de esta inversión, Cepsa generará 17.000 puestos de trabajo, entre empleos directos, indirectos e inducidos, durante la construcción y vida útil de los proyectos. De estos, 13.000 serán empleos directos o indirectos y 4000, inducidos. El consejero delegado de Cepsa, Maarten Wetselaar, ha presentado hoy las líneas estratégicas de este plan durante un encuentro informativo celebrado en Sevilla, organizado por Nueva Economía Forum, en el que ha destacado el carácter estratégico e histórico de esta apuesta. “Desde hace más de 50 años, Andalucía ha sido una región destacada para Cepsa, pero en la nueva estrategia ‘Positive Motion’ lo será aún más al convertirse en el corazón de nuestra actividad. Contamos con enclaves estratégicos en Huelva y Campo de Gibraltar que presentan condiciones óptimas para el desarrollo de moléculas y electrones verdes, que nos permitirán descarbonizar nuestra actividad y la de nuestros clientes. Nuestro compromiso y entrega con Andalucía se ven reflejados en los 17.000 puestos de trabajo, directos o indirectos, que vamos a crear”, aseguró Wetselaar durante este foro.Cepsa, que actualmente es uno de los principales productores de hidrógeno en España, instalará plantas para la producción de hidrógeno verde en sus centros industriales andaluces, que le permitirán liderar en 2030 la producción de esta energía en España y Portugal, con una capacidad de 2 GW. Las instalaciones de Cepsa (Huelva y Campo de Gibraltar) cuentan con una ubicación favorable y muy competitiva para desarrollar el negocio de importación de hidrógeno y exportación de Europa.Para 2030, el 70% del hidrógeno verde que produzca la compañía se destinará a la descarbonización de sus clientes: las industrias adyacentes, el transporte por carretera y el transporte marítimo.Paralelamente, Cepsa aspira a liderar la producción de biocombustibles de segunda generación, con una producción de 2,5 millones de toneladas al año en 2030, fomentando así la economía circular. En este ámbito, Cepsa se convertirá en un proveedor de referencia de combustible sostenible para la aviación (SAF), con una producción anual de 800.000 de toneladas. Todo ello se producirá en sus centros industriales de Andalucía, que se están transformando en biorrefinerías y en las que instalará nuevas unidades para procesar estos productos.Asimismo, la compañía implementará en sus parques energéticos andaluces tecnologías basadas en la inteligencia artificial y analítica avanzada para optimizar sus procesos y reducir el impacto ambiental de la actividad de sus centros industriales.En el ámbito de las energías renovables, Cepsa desarrollará una cartera de proyectos de energía solar y eólica para su propio consumo, con una capacidad de 7 GW. En Andalucía, la compañía ya tiene 1 GW con conexión a la red.En la nueva estrategia de Cepsa, la descarbonización del transporte por carretera y la movilidad del cliente final tendrán un papel fundamental. La compañía desarrollará, tanto en Andalucía como en el resto de España, el mayor ecosistema de movilidad eléctrica, junto a Endesa, desarrollando la más amplia red de recarga ultrarrápida en carretera, que alcanzará una ratio mínima de un cargador de 150 kW cada 200 kilómetros en las principales carreteras y vías interurbanas. Asimismo, impulsará la demanda de hidrógeno verde en el transporte por carretera, para lo que se ha fijado la meta de establecer en 2030 una estación de repostaje cada 300 kilómetros, en los corredores que conectan España con Europa.Las estaciones de servicio de Cepsa, con 280 establecimientos en Andalucía, se transformarán en espacios digitalizados que ofrecerán una amplia variedad de servicios de ultraconveniencia y restauración, que incluirán alimentos frescos, parafarmacia, comercio electrónico, puntos de recogida de paquetería y servicio de lavado sostenible de vehículos, así como soluciones multienergía para el repostaje en carretera. Además, mediante herramientas de analítica avanzada se transformará la experiencia de cliente y se impulsará su programa de fidelización, líder en esta Comunidad. Asimismo, a través de la toma de decisiones basada en la inteligencia artificial, la compañía será capaz de ofrecer servicios integrales en tiempo real.La división de Química de Cepsa, que cuenta con dos plantas referentes a nivel global en Palos de la Frontera (Huelva) y San Roque (Cádiz), impulsará el desarrollo y producción de productos químicos a partir de materias primas renovables y recicladas.De esta forma, reforzará su liderazgo global en los mercados de LAB (materia prima para la fabricación de detergentes biodegradables) y fenol (utilizado para la producción de plásticos de alta tecnología).Positive Motion, la nueva estrategia para 2030A través de su nueva Estrategia 2030, ‘Positive Motion’, Cepsa busca convertirse en líder de la movilidad y la energía sostenibles en España y Portugal, y ser un referente de la transición energética. Para ello, se transformará en una empresa más enfocada a las necesidades de sus clientes, que también afrontan sus propios desafíos en la descarbonización de sus actividades.Cepsa invertirá en esta década entre 7.000 y 8.000 millones de euros, de los cuales, un 60% se destinará a negocios sostenibles a partir de 2023. Todo ello, se traducirá en una mayor contribución de los negocios sostenibles al EBITDA, que aportarán más de la mitad en 2030.La compañía ha establecido una ambiciosa hoja de ruta para recortar sus emisiones, situándose entre las compañías referentes de su sector. En concreto, en 2030, reducirá sus emisiones de CO2 (alcance 1 y 2) en un 55% respecto a 2019 y aspira a ser neutra en carbono antes de 2050. En cuanto al alcance 3, la intensidad de carbono de sus productos se reducirá entre un 15 y un 20% en 2030. Cepsa quiere ir más allá del cero neto y llegar al positivo neto, permitiendo a los clientes y a la sociedad avanzar en la dirección correcta.

Leer másHuelvaRSS – Noticias de Andalucía

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
¿ Hablamos ?..
Cope Écija
Hola, ¿ En que podemos Ayudarte ?