José Serebrier y Rafael Aguirre recibieron dos galardones de la Fundación Europea de la Guitarra
Situar en el mismo escenario al director José Serebrier y al guitarrista Rafael Aguirre es sinónimo de éxito. Han actuado junto a la Orquesta Ciudad de Granada que atraviesa uno los mejores momentos de su historia reciente y el resultado ha sido un espectáculo a la altura de los mejores ciclos musicales.Haynd, Villalobos y PonceComenzó el concierto con la interpretación de la Sinfonía nº 49 de Haydn, en la que ya se puso de manifiesto el trabajo que durante los últimos días ha llevado a cabo José Sebrier, que no en vano ha dirigido a las principales orquestas del mundo, entre ellas la Filarmónica de los New York, con la que ha grabado el único disco que hasta la fecha han dedicado a la guitarra. Después de esta introducción aparecía en el escenario el guitarrista Rafael Aguirre que tenía por delante el compromiso de interpretador dos conciertos para guitarra, algo inusual, puesto que habitualmente los programas solo recogen una página de estas características. Primero con Villalobos, del que se escuchó el Concierto para guitarra y pequeña orquesta y luego Manuel Ponce con su Concierto del sur, el resultado fue espectacular, incluso en los momentos en los que se requiere un especial virtuosismo y en otros en que la expresividad es la clave de la obra. En ambas ocasiones se puede definir la interpretación como sobresaliente. Aguirre ofreció como bis Granada de Agustín Lara, lo que fue acogida con una ovación especial por parte del público.Premios de la Fundación Europea de la GuitarraEntre uno y otro concierto, aprovechando el descanso, la Fundación Europea de la Guitarra, organizadora del Festival, entregó dos de sus distinciones anuales. Las otras se otorgaron durante el concierto inaugural en el Palacio de Carlos V y fueron para el Conservatorio de Granada por su centenario y para María Esther Guzmán. Una fue para la Fundación Proyecto Ponce, responsable de la divulgación de la música del que probablemente sea más destacado de los compositores mexicanos de la historia. Lo recogió Omar Herrera, biznieto del artista y presidente de la Fundación. Manuel Ponce tuvo entre sus composiciones una especial atención hacia la guitarra, sobre todo tras su encuentro con Andrés Segovia, que fue el que le encargó el concierto que anoche se pudo escuchar en el Auditorio Manuel de Falla, origen similar al de Villalobos. El otro fue para José Serebrier, una batuta mítica que gracias a este concierto ha entrado a formar parte de la historia de Granada. Vicente Coves fue el encargado de realizar la entra de los premios que reproducen un plato de cerámica de fajalauza especialmente creado ar la ocasión y que en su decoración traza la firma del guitarrero granadino Rafael Moreno.

Leer másGranadaRSS – Noticias de Andalucía

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Generated by Feedzy
Abrir chat
¿ Hablamos ?..
Cope Écija
Hola, ¿ En que podemos Ayudarte ?