Mié. Dic 7th, 2022

Álex Baena vio la segunda amarilla por levantarse la camiseta y mostrar otra que tenía debajo con un texto dedicado al fallecido José Manuel Llaneza.
Una de las imágenes llamativas de la 11ª jornada en LaLiga Santander se produjo en el partido entre el Villarreal y el Almería. En el minuto 56′, Álex Baena marca el gol del empate y lo celebra subiéndose la camiseta para mostrar otra debajo en la que ponía «Gracias por todo, Llaneza».El árbitro De Burgos Bengoetxea aplicó de forma literal el reglamento y al ver que el futbolista se había levantado su camiseta por encima de la cabeza, aunque sin quitársela, le mostró tarjeta amarilla. Y como era la segunda del futbolista, Baena fue expulsado, para asombro de sus compañeros y del público en el estadio Ciudad de Valencia, que estalló en una intensa pitada hacia el colegiado.Según el reglamento, si Baena no llega a levantarse la camiseta por encima de la cabeza, no habría visto la amonestación, como explicó Pedro Martín en Tiempo de Juego: «Esto es una aplicación lamentable del reglamento. Se ha levantado la camiseta por la nuca para enseñar un mensaje maravilloso. Esta mañana hablábamos de aplicar con lógica el reglamento».»El árbitro tiene que pensar que, en algunos casos de fuerza mayor te ‘tienes que tragar el sapo’. Si no le saca la tarjeta amarilla es evidente que estás incumpliendo el reglamento, pero es mejor no cumplirlo que hacer el ridículo», puntualizó.Una aplicación sin sentido comúnTambién analizó el esperpento de De Burgos Bengoetxea el director de Tiempo de Juego, Paco González: «El cuarto árbitro y los asistentes le dan la razón aunque, en el fondo, estarán pensando como yo. ¡Es tan bestia lo que acaba de pasar…! Un día alguien se va a acordar de un familiar muy cercano que acaba de fallecer y le van a echar por eso. Que haya una multa o lo que sea, pero ¿cómo puedes echar a alguien por eso? La lógica y el sentido común deben ir por delante de las catorce reglas del fútbol». Hay una situación similar que ocurrió con Sergio Ramos, en 2007, se levantó la camiseta para dedicarle un gol al fallecido Antonio Puerta con el siguiente mensaje: «Puerta, hermano, no te olvidaremos». Como Ramos también se subió la camiseta por detrás de la nuca, vio una tarjeta amarilla que, posteriormente, dejó sin efecto la RFEF por el tipo de mensaje del que se trataba. Fue entonces Medina Cantalejo quien amonestó al central.

Leer másLaLiga SantanderRSS – Noticias de Deportes

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Generated by Feedzy
Abrir chat
¿ Hablamos ?..
Cope Écija
Hola, ¿ En que podemos Ayudarte ?