Mié. Dic 7th, 2022

No por lavarse más uno está más limpio y más sano. Los expertos alertan de que una excesiva higiene corporal puede tener efectos a largo plazo en la piel
En España somos de ducharnos a diario. Algunas personas hasta lo hacen varias veces al día. La cultura de la higiene corporal está muy extendida y el rechazo, propio y ajeno, al olor corporal nos empuja a meternos debajo de la alcachofa de la ducha para refrescarnos, para limpiarnos o incluso espabilarnos del todo al salir de la cama. Una costumbre que parece que no sería tan saludable como parece a largo plazo. Ya lo decía Aristóteles, en el termino medio está la virtud´Los investigadores de la universidad de Harvad han realizado un estudio en el que abordan la conveniencia, o no, de ducharse todos los días y se preguntan ¿tenemos razones suficientes y de peso para pasar por la ducha a diario?Lo que más nos preocupaSegún la universidad estadounidense nos preocupa el olor corporal, que la ducha sea una ayuda para despertar o una rutina matutina que puede incluir hacer ejercicio. En este estudio podemos leer “cada una de estas razones tiene su razón de ser, especialmente si se tiene en cuenta que las relaciones personales o laborales pueden verse comprometidas por las quejas sobre el olor corporal o la higiene personal. Pero lo que se considera aceptable a este respecto varía de una cultura a otra. Y algo (quizás mucho) de lo que hacemos cuando se trata de hábitos de limpieza está fuertemente influenciado por el marketing. ¿Alguna vez ha notado que las instrucciones en las botellas de champú a menudo dicen «hacer espuma, enjuagar, repetir»? No hay una razón convincente para lavarse el cabello dos veces con cada ducha, pero se vende más champú si todos siguen estas instrucciones”.¿Es bueno o malo ducharse tanto?Según los expertos de Harvard la piel normal y sana mantiene una capa de grasa y un equilibrio de bacterias «buenas» y otros microorganismos. Lavar y restregar los elimina, especialmente si el agua está caliente. Como resultado: la piel puede secarse, irritarse o picar. La piel seca y agrietada puede permitir que las bacterias y los alérgenos rompan la barrera que se supone que proporciona la piel, lo que permite que se produzcan infecciones de la piel y reacciones alérgicas. Los jabones antibacterianos pueden matar las bacterias normales. Esto altera el equilibrio de los microorganismos en la piel y fomenta la aparición de organismos más resistentes, menos amigables que son más resistentes a los antibióticos. Nuestro sistema inmunológico necesita una cierta cantidad de estimulación por microorganismos normales, suciedad y otras exposiciones ambientales para crear anticuerpos protectores y «memoria inmunológica». Esta es una de las razones por las que algunos pediatras y dermatólogos no recomiendan los baños diarios para los niños. Ojo al sistema inmunológicoLos baños o duchas frecuentes durante toda la vida pueden reducir la capacidad del sistema inmunológico para hacer su trabajo. Y puede haber otras razones para perder el entusiasmo por la ducha diaria: el agua con la que nos limpiamos puede contener sales, metales pesados, cloro, flúor, pesticidas y otras sustancias químicas. Es posible que estos también puedan causar problemas. ¿Con qué frecuencia debes ducharte? Si bien no existe una frecuencia ideal, los expertos sugieren que ducharse varias veces por semana es suficiente para la mayoría de las personas (a menos que esté sucio, sudado o tenga otras razones para ducharse con más frecuencia). Pueden ser suficientes duchas cortas (de tres o cuatro minutos) con especial atención a las axilas y la ingle. Puedes ampliar la información con la Asociación Española de Dermatología y Veneorología

Leer másJaén provinciaRSS – Noticias de Andalucía

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Generated by Feedzy
Abrir chat
¿ Hablamos ?..
Cope Écija
Hola, ¿ En que podemos Ayudarte ?