La FIP ha denunciado ante la Comisión Europea al WPT al que acusa de impedir, restringir y distorsionar la competencia por no dejar a sus jugadores disputar otros torneos.
La Federación Internacional de Pádel (FIP) y la Asociación de Jugadores Profesionales (PPA) han denunciado a ‘Setpoint Events, S.A.’, organizadora del World Padel Tour (WPT), ante la Comisión Europea por un posible incumplimiento de los artículos 101 y 102 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea.Tanto la FIP como la PPA consideran que Setpoint obliga a los jugadores que firman un contrato con ellos –el ‘contrato WPT’–, normalmente jugadores profesionales masculinos dentro del ‘top 100’ en el ranking, a jugar únicamente los torneos del WPT sin poder disputar otros torneos de la competencia.Dichos contratos, con vigencia de cinco años y actualmente con fin en 2023, conllevarían un pago fijo a los jugadores que lo firman además de los premios por participar o ganar cada torneo del WPT. Uno de los problemas, según la FIP, sería la cláusula de exclusividad que impide al jugador participar en otros circuitos, como el que pretende instaurar y crear la FIP a partir de este 2022; el FIP Championship.En concreto, la denuncia se basa en virtud de los artículos de la legislación europea, tanto el artículo 101 (impedir, restringir y distorsionar la competencia) como el artículo 102 (abuso de posición dominante).La FIP y PPA también denuncian que WPT «ata a los jugadores» de pádel a contratos de exclusividad «completamente ilegales» fuera del paraguas de su propia federación, con sanciones y amenazas «graves» –de hasta 500.000 euros– si optan por jugar otros torneos que no sean WPT. Según datos aportados en la denuncia, WPT prohíbe a los jugadores clasificados entre los 20 primeros puestos del ranking a participar en torneos competidores, mientras que a los jugadores por debajo del ‘Top 20’ sólo se les permite hacerlo con la autorización previa del WPT. Además, se debe respetar un período de 7 días antes y 7 días después de cada evento del WPT sin competir.En resumen, la FIP y la PPA afirman que las obligaciones de exclusividad contenidas en el Contrato WPT restringen la competencia en el sentido del artículo 101, apartado 1, que no cumplen los criterios para la excepción establecida en el artículo 101.3 y que constituyen un abuso de posición de dominio por parte de Setpoint en el sentido del artículo 102.Se trata de un caso sin precedentes, pues nunca antes una federación internacional –representa a 51 federaciones nacionales– y una asociación de jugadores profesionales habían presentado una denuncia de este tipo ante la Comisión Europea.En consecuencia, la FIP y la PPA solicitan respetuosamente que la Comisión Europea investigue el Contrato WPT con carácter urgente para evitar una grave distorsión de la competencia en la UE y conceda medidas cautelares para impedir a Setpoint adoptar represalias contra los jugadores que pretendan jugar en el FIP Championship y en otros torneos o eventos de pádel.Los denunciantes también consideran que la presunta infracción reúne los requisitos para la adopción de medidas cautelares en la medida en que la ejecución del Contrato WPT, que impide la participación de los jugadores en el FIP Championship, podría impedir la creación exitosa del propio FIP Championship, causando un «daño grave e irreparable» a los jugadores y a la competencia en el mercado de la organización y explotación comercial de torneos y eventos de pádel dentro de la UE.Por ello, solicitan respetuosamente a la Comisión Europea que suspenda la aplicación de los artículos 13, 14, 45 y 5 del Contrato WPT mientras dure la investigación y, por tanto, antes de que pueda adoptar una decisión definitiva al respecto.El presidente de la Federación Internacional de Pádel (FIP), Luigi Carraro, aseguró que la denuncia pone de manifiesto en los términos más claros el «régimen de monopolio abusivo y explotador de WPT». «WPT ha mantenido a los jugadores de pádel bajo sus garras durante años, insultando a los deportistas profesionales, y ahogando el crecimiento global y la ambición de nuestro deporte», denunció.

Por