Hasta 2018 se creía que no se trasmitía a humanos. La trasmisión puede producirse por contacto con superficies contaminadas de heces u orines de ese animal
Investigadores del IMIBIC de Córdoba han descubierto en España decenas de casos de hepatits E o de las ratas. El primer diagnóstico en seres humanos de este tipo de hepatitis fue en Hong Kong en 2018 en un paciente trasplantado. Desde su descubrimiento en 2010 en Alemania y hasta ese mismo momento se pensaba que los humanos no podían contagiarse. Antonio Rivero, veterinario e investigador del IMIBIC, explica en COPE que “se pensaba en un primer momento que sólo podía afectar a personas con las defensas bajas. Nuestro trabajo identificó en 2023 los tres primeros casos en España de casos afectados y eran personas con las defensas normales. Lo que hacemos ahora es ampliar el estudio a un número mayor de pacientes en España en diferentes provincias españolas”.Nuestro trabajo identificó en 2023 los tres primeros casos en España de casos afectados y eran personas con las defensas normalesRivero aclara antes de que salten las alarmas que “no son casos que se están diagnosticando en un mismo momento. No es un brote. Lo que hemos hecho es investigar un síndrome conocido como hepatitis aguda de origen desconocido. Son hepatitis que se producen por una causa desconocida. Hemos identificado el virus conocido como hepatitis E o de las ratas en una serie de pacientes que desde 2021 hasta ahora no se conocía las causas”. Son 40 casos desde 2021 hasta ahora. Explica Rivero que “lo importante ante un virus nuevo es ver cómo se trasmite. Lo que sabemos hasta ahora es que el hospedador son las ratas, pero no sabemos la vía exacta de transmisión. Sabemos que el virus se elimina por heces y orinas de las ratas y pensamos que el contacto con superficies contaminadas o alimentos puede ser vía de trasmisión, pero es algo que todavía tenemos que investigar”Los siguientes pasos de la investigación para afrontar este virus se fundamenta en tres patas: “La primera es cómo mejorar el diagnóstico, que ahora podemos identificar con PCR identificar el virus pero no tenemos herramientas serológicas para conocer desde cuándo circula y cuáles son las personas de riesgos. La segunda es ver si este virus cursa con alguna otra manifestaciones aparte de la hepatitis aguda y la tercera es conocer cómo se trasmite para evitar que llegue a la población”.

Leer másCórdobaRSS – Noticias de Andalucía

 

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *