El candidato del PP opta a la reelección como presidente de la Junta con el ánimo de ganar confianzas más allá de su partido a fin de poder gobernar en solitario
Juanma Moreno ha llegado a la campaña de las Elecciones Andaluzas 2022 con el tono con el que ha venido gobernando. Así, tan apartado de la crispación que puebla otros lares, su mensaje de estos días es fiel reflejo de una condición personal y política que se ve reforzada, además, por la tendencia que él mismo denota en la calle y que encuentra eco en las encuestas. Afronta sus terceros comicios tras tres años y medio de última legislatura que ahora no sólo le avalan sino que le hacen claro favorito.Moreno Bonilla (Barcelona, 1970) tiene en ese papel institucional un guante que le sienta como la seda, un plus ante las urnas que luce tras demostrar que la Andalucía de la tradición campesina, obrera y proletaria es una comunidad que, gobernada por el centro derecha, puede mirar hacia adelante con una visión comprometida con el futuro y expuesta al crecimiento y el liderazgo. Pero, todo ello, desde su convicción más repetida sobre «la Andalucía serena, equilibrada, ponderada y optimista».Es nieto de jornaleros e hijo de vecinos de Alhaurín el Grande emigrados a Cataluña, amante de la música (pop) y el deporte. Que nadie lo busque la tarde noche del Miércoles Santo en otro sitio que portando el trono del Cristo de la Exaltación, de la malagueña Hermandad Sacramental y Reales Cofradías Fusionadas. Graduado en protocolo y Organización de Eventos y Máster Oficial en Direccion de Protocolo, Producción, Organización y Diseño de Eventos por la Universidad Camilo José Cela. Andaluz de Málaga, a donde llegó con apenas unos meses de vida, se trata de ese «Juanma presidente» que, sin manoseo de siglas, mantiene una apuesta por la universalidad de sus opciones que le permita pescar votos donde el PP quizá nunca hubiera sospechado. Gobernar en solitario es su objetivo ahora que Ciudadanos pierde muchas de las posibilidades que lo han mantenido a su lado componiendo una engrasada maquinaria de gestión y con el empeño de evitar depender de Vox para ello. Tiene bien marcadas sus líneas rojas respecto a esta segunda formación política. La defensa del Estatuto de Autonomía, el mantenimiento del esfuerzo activo contra la violencia de género o la lucha contra el cambio climático son innegociables. Y tal es su firmeza al respecto que ya ha deslizado la idea de una repetición de las elecciones en el caso de un escenario en el que dependiera para su investidura de quienes realizaran peticiones incompatibles con su programa a cambio del apoyo.Es, por tanto, amigo de la cautela necesaria para que nadie pierda los pies del suelo entre los populares andaluces. El presidente nacional Núñez Feijóo suma con un tono en el mensaje que los asemeja en estos momentos en los que tantos son los ojos que miran hacia el Sur, preparados para hacer lecturas con prospección nacional una vez se conozcan los resultados salidos de las urnas del 19-J. Moreno cree que hay una interesante bolsa de voto indeciso a su alcance y no quiere relajaciones.La gestión de la pandemia ha reforzado su imagen. Y ello con evidente apoyo en esa presencia amable y ponderada en medio de la situación; pese a las duras medidas y las críticas de la oposición alegando falta de sanitarios. Ahora tiene por delante la crisis económica y la necesidad de contar con presupuestos aprobados para Andalucía. Disponer de ellos antes que finalice 2022 es el argumento en el que ha basado un adelanto electoral que, en cualquier caso, ha sido de apenas unos meses. Juanma Moreno es hoy en día barón de referencia en el PP nacional. Pero su secular prudencia lo mantendrá siempre con el recuerdo de aquellos momentos en los que no faltaba quien le daba por amortizado. Hasta que llegó un 2 de diciembre en el que, pese a la victora del PSOE en las Andaluzas de 2018, aglutinó los apoyos necesarios que llevaron por primera vez al PP al Palacio de San Telmo. Ahora se enfrenta a otra primera vez: hasta el CIS le augura en las próximas urnas el mayor apoyo jamás cosechado.Atrás queda aquella apuesta de Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría en 2014 que él asumió con entereza, pese al mal momento del partido en Andalucía. Por delante, la firmeza de quien, siendo además en la actualidad uno de los principales apoyos de Núñez Feijóo, supo bregar cuando la lucha de poder con la anterior dirección nacional por el control de las estructuras provinciales supuso importantes polémicas que le supusieron alguna derrota como la del congreso del PP de Sevilla.Su actual preeminencia en el partido es tan evidente en la era post-Casado como importante la presencia junto a Feijóo de dos de sus consejeros de la legislatura concluida: Elías Bendodo y Juan Bravo. Pero la serenidad y ponderación de las que es apóstol disciplinado, las que mantuvo en los malos momentos, siguen siendo ahora las mejores consejeras ante la victoria augurada. De hecho, no la cree alcanzada hasta confirmarla en las urnas y apreciar, después, que puede gobernar.Vive la espera en familia. Bueno, vive la vida junto a su esposa Manuela Villena, una granadina brillante que terminó la carrera de Ciencias Políticas y Sociología con 27 matrículas de honor, nueve sobresalientes y dos notables con quien ha tenido a Juanma, Fernando y Alonso. Ella y sus hijos son clave en ese equilibrio personal que Moreno Bonilla evidencia. A Manu la conoció en un congreso de Nuevas Generaciones. La relación se afianzó en un encentro posterior en Madrid.En casa, sin duda, tiene el más importante activo para mostrarse en la vida pública con esa serenidad, ponderación y optimismo con que ha venido gobernando a Andalucía. Las urnas dirán el próximo domingo si se mantiene al frente de la comunidad autónoma hoy día centro de la política española. No en balde son muchos, desde las más variadas opciones, lo que se juegan tantas cosas. Las más importantes, a buen seguro, aquellas que tienen que ver con que los andaluces mantengan el mayor bienestar posible. También te puede interesar:¿Las estrategias de campaña de los candidatos andaluces están funcionando? ¿Qué es lo que les perjudica?Juan Marín: un exjugador de voleibol clave en el gobierno de Moreno y que busca resurgir el 19J con CiudadanosMoreno repite foto con su «amiga» la vaca Fadie: «Espero que me des la misma suerte que hace cuatro años»

Leer másElecciones Andalucía 2022RSS – Noticias de Andalucía

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
¿ Hablamos ?..
Cope Écija
Hola, ¿ En que podemos Ayudarte ?