El sector recibe con mucha cautela estas primeras lluvias. Saben que todavía tiene que llover mucho para paliar el problema de la sequía
Amanece entre olivos. Los primeros rayos de sol se reflejan en esa tierra árida, seca. La sequía es la culpable de que la tierra esté sufriendo tanto en los últimos meses. Francisco lo sabe. Es ingeniero agrónomo y olivarero. Sabe lo que es una buena campaña. Y una mala, por desgracia.»Tiene que llover mucho, y no solo eso. Tiene que llover bien». Francisco Elvira coincide con el resto de los agricultores de Jaén. Todos aseguran que la tierra está demasiado seca. Por tanto, estas primeras lluvias no servirán para paliar la difícil situación que atraviesa el campo.Los agricultores se muestran preocupados. Aseguran en «La Linterna de Andalucía» que la sequía está teniendo efectos muy graves para nuestro campo. «Las altas temperaturas en el olivar de Jaén durante el verano y la falta de lluvias han dejado la tierra en muy malas condiciones».Un problema que se repiteEsta situación podría traer un problema aún mayor, que los olivareros no puedan recolectar la aceituna. Si esto ocurre, muchos de ellos darían la campaña por perdida. El problema que están teniendo los agricultores del olivar de secano no ocurre de forma aislada en Andalucía. Esta grave situación se produce según los expertos en todos los países productores de la cuenca mediterránea.Las cooperativas se preocupan por la producción. Y no es para menos, los expertos aseguran que podría ser la mitad que la del año anterior. Y algunos incluso prevén una producción de 230.000 toneladas frente a las 500.000 de la campaña pasada.Pérdidas millonariasSegún estas previsiones, el sector podría tener pérdidas de hasta 1.000 millones de euros. Una cifra bastante considerable para aun sector que tiene que ver como año tras año, aumentan los costes de producción.Para colmo, ahora el tiempo también se ceba con él. «Es motivo para indignarse», nos cuentan los olivareros. Y es que por si fuera poco, tienen que hacer frente al aumento descomunal del precio de los carburantes y la energía eléctrica por el conflicto entre Rusia y Ucrania.Mientras, los agricultores miran al cielo y se preguntan cuándo lloverá lo suficiente para que sus olivos puedan darles beneficios. El mar de olivos, candidato a ser Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, se seca. Y ante la falta de infraestructuras suficientes, solo hay algo que puede salvarlo: la lluvia. La Junta de Andalucía pide al gobierno central que se comprometa y tome medidas urgentes ante la sequía que vivimos en Andalucía. Y es que en estos momentos la media de agua en nuestros embalses es del 26%. Ante esta situación, el gobierno andaluz pide al ministerio de Agricultura que ponga en marcha la doble tarifa eléctrica para los regantes que les permitiría reducir su factura, la bonificación del agua desalada a 0,30 euros o la «utilización y reprogramación» de los fondos Next Generation. Por el momento, la tan esperada Mesa Nacional de la sequía llegaba el 5 de septiembre. Habían pasado los meses más calurosos del verano. A esa reunión no asistió el ministro del ramo, Luis Planas. Las comunidades denunciaron entonces que no se pusieran sobre la mesa soluciones para paliar la situación. Sí se retrató la situación que vive el campo andaluz. El agua es para la economía de #Andalucía como el gas para la de Alemania. Urge actuar.Proponemos al Gobierno de España completar las infraestructuras hídricas declaradas de interés general y aprobar un potente decreto de sequía que sume recursos a los de nuestra comunidad. pic.twitter.com/I4Hh3QodMX— Juanma Moreno (@JuanMa_Moreno) July 28, 2022La Junta de Andalucía ha aprobado dos decretos de sequía que ascienden a 141 millones de euros para el 33% del territorio andaluz y que comprende las Cuencas Mediterráneas Andaluzas, Guadalete-Barbate y Tinto-Odiel-Piedras. Esta es la gestión que le corresponde a la Junta. El resto, es competencia del gobierno de Pedro Sánchez. A ellos el presidente andaluz, Juanma Moreno, ha reclamado en continuas ocasiones medidas urgentes para paliar la sequía. Mientras llegan, amanece un día más en el mar de olivos de Jaén. Un patrimonio único en el mundo. Cada día más seco. Y con menos soluciones.También te podría interesar:Los agricultores y ganaderos andaluces se sienten «vendidos» por el ministro PlanasLos agricultores y ganaderos alzan la voz en Andalucía: «No estamos en la UCI, estamos acabados»

Leer másAndalucíaRSS – Noticias de Andalucía

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Generated by Feedzy
Abrir chat
¿ Hablamos ?..
Cope Écija
Hola, ¿ En que podemos Ayudarte ?