Los criadores de pollos trabajan a pérdidas por la subida de costes y muchos tiran la toalla y anuncian el cese de su actividad
Sencillamente a los criadores de pollos no les salen las cuentas, o mejor dicho les salen negativas, por lo que muchos de ellos se plantean en serio dejar el negocio.Criar un pollo durante los 45 días establecidos hasta su entrega a las comercializadoras costaba hasta hace pocos meses 32 céntimos, pero debido a la subida de los costes ahora mismo cuesta 49 céntimos. Si las grandes empresas siguen pagando a los productores entre 40 y 42 céntimos, lo que antes eran entre 8 y 10 euros de beneficio, ahora son entre 7 y 9 pero de pérdidas.Así las cosas los criadores amenazan conabandonar la producción dado que no es sostenible trabajar a pérdidas, y culpan tanto al gobierno como a las empresas que denominan “integradoras”. Esta grandes compañías, como puedan ser Oblanca o Coren, proporcionan a los criadores los pollos recien nacidos y el pienso, y éstos se encargan de cuidarlos en sus instalaciones manteniendo una luz, una temperatura y una humedad predeterminada, por lo que no pueden elegir cuándo poner o quitar la calefacción, por ejemplo.El gasto en energía de las granjas avícolas es muy elevado y ahora su coste se ha disparado hasta niveles inasumibles porque, aunque el precio final que los consumidores pagamos por el pollo también ha subido, las grandes empresas siguen sin repercutirles a ellos esa subida, según denuncian desde las asociaciones que les representan.Precisamente por eso, reclaman al Gobierno que tome cartas en el asunto y que haga que se cumpla la Ley de la Cadena Alimentaria, que obliga a que ningún eslabón de la cadena productiva trabaje a pérdidas. Consideran que el Ejecutivo central se ha puesto de perfil y lo acusan de utilizarlos como amortiguador para falsear el dato del IPC por no querer que se repercuta el precio real al consumidor .La situación se ha vuelto tan insostenible para muchos de estos productores que han decidido tirar la toalla y han avisado a las empresas integradoras que cuando termine de criarse la última remesa de pollos no seguirán adelante. Ello significa que al cabo de 45 días, es decir, a partir del mes de agosto, habrá escasez de pollo en los mercados, supermercados y restaurantes. También te puede interesar:DGT: cómo actuar cuando te caduca la ITV del coche y cuándo te pueden multar

Leer másSevillaRSS – Noticias de Andalucía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Generated by Feedzy
Abrir chat
¿ Hablamos ?..
Cope Écija
Hola, ¿ En que podemos Ayudarte ?