Las elecciones andaluzas se celebrarán el tercer domingo de junio. Así lo decidió el presidente Juanma Moreno, quien alegó motivos económicos para fijarlas antes de verano
No se trata de un adelanto. No al menos un adelanto como tal. Si no un adelanto técnico, porque los comicios se celebran en año electoral. Es el mensaje que ha trasladado en todo momento el equipo más cercano al presidente a los medios de comunicación. Finalmente el gobierno de Juanma Moreno no agotará la legislatura in extremis. ¿El motivo? Es puramente económico, según el presidente.En primer lugar, la única persona que tiene competencia para adelantar elecciones es el presidente de la Junta, quien firma el decreto de convocatoria después de comunicar su decisión al Consejo de Gobierno. Una vez hecho este trámite, se publica la fecha electoral en el Boletín oficial de la Junta de Andalucía (BOJA). El 25 de abril saltaba la noticia. La fecha de las elecciones: El domingo 19 de junio. Pero antes de que los periodistas conociéramos la fecha más esperada del año, el presidente se lo comunicó al número dos de su gobierno, el vicepresidente Juan Marín. Una vez más el gobierno de coalición PP- Ciudadanos daba muestra de su buena sintonía. Los presupuestos de 2022: Un antes y un despuésPero, ¿Cómo se gestó esta decisión del presidente? Juanma Moreno llevaba meses manteniendo que si otras fuerzas políticas bloqueaban las normas en el parlamento andaluz, se vería obligado a convocar elecciones.Y si hubo algo que marcó un antes y un después, fueron los presupuestos. A pesar de las muchas reuniones que mantuvo el consejero de Hacienda, Juan Bravo, con el resto de fuerzas políticas, finalmente PSOE y Vox se unieron para tumbar los presupuestos más ambiciosos de la historia de Andalucía. Así los definió el ejecutivo andaluz. Definiciones aparte, el proyecto de Ley de Presupuestos andaluces para 2022 estaba dotado con 43.816 millones de euros. Con un crecimiento del 9 por ciento respecto al de 2021, eran las cuentas públicas más altas en toda la historia andaluza. A pesar de que no salieron adelante, Juanma Moreno decidió no adelantar elecciones, como sí hizo el PSOE en 1995 cuando un 22 de noviembre, Manuel Chaves anunciaba que se veía obligado a adelantar las elecciones dos años por falta de presupuestos. Ahora, PP y Ciudadanos podían gobernar con cuentas prorrogadas. Y así lo harían. Arrancaba 2022. El Gobierno tenía por delante un año para recoger los frutos sembrados durante toda la legislatura. En la agenda del presidente, inauguraciones de gran calado. Entre ellas, la del Hospital Militar de Sevilla, que estuvo veinte años abandonado después de que el Ministerio de Defensa lo cediera a la Junta de Andalucía entonces en manos socialistas. Era el año 2004. Solo un año más tarde quedó abandonado.Los retos de JuanmaEl gobierno de Juanma Moreno se propuso entre sus retos sanitarios recuperar uno de los grandes hospitales de la provincia de Sevilla. Tras años de reformas, está previsto que las obras terminen en julio de 2022. El presidente tenía previsto inaugurar el nuevo Hospital Militar.Otra de las citas en su agenda, el metro de Málaga. Esta infraestructura se prevé que esté operativa en verano de 2022. Una reivindicación histórica que llegaba a la capital de la Costa del Sol después de muchos años. De hecho, el propio Juanma Moreno hacía referencia a esta obra: “Si pienso en mí y mis intereses, esa sería mi decisión, llevar las elecciones a octubre. ¿Por qué voy a dejar de inaugurar el Metro de Málaga?”, se preguntaba entonces.Pero no estaba todo decidido. Juanma Moreno consultó con su equipo. Sus asesores de confianza tenían dos respuestas. La primera, la vertiente más política. Su consejero de presidencia y hombre de confianza, Elías Bendodo, le habría recomendado que las elecciones fueran a finales de año. De esta forma, el presidente podía poner en valor el trabajo que había realizado su gobierno durante los cuatro años de legislatura.Juan Bravo y la fecha electoralLa otra vertiente, la económica: la del consejero de Hacienda. Juan Bravo tenía otra teoría. Había que convocar elecciones antes de verano. El objetivo, tener tiempo para preparar un presupuesto y arrancar 2023 con unas cuentas nuevas. El argumento de Bravo fue calando en el presidente: Un presupuesto nuevo da tranquilidad a los inversores y supone una estabilidad económica para Andalucía, tan necesaria tras la crisis económica que ha dejado la pandemia. Una teoría que respaldan los expertos en la materia. Manuel Hidalgo, profesor de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, ha contado en COPE Andalucía que unos nuevos presupuestos servirán para dotar a la región de la estabilidad que necesita. Los economistas coinciden: Un nuevo presupuesto dará estabilidad económica a AndalucíaY así fue como llegamos a abril. En los días previos a Semana Santa, Juanma Moreno se reunió con expertos económicos. Todos mantenían lo mismo. Un nuevo presupuesto para 2023 daría a Andalucía la estabilidad económica que tanto necesita tras la pandemia. Después de Semana Santa, el presidente lo anunciaba. Habrá elecciones antes de verano.La decisión no fue fácil. Tampoco rápida. Y es que con las cosas de Palacio, ya se sabe. Tocaba pensar en el interés de los ciudadanos. Y no en el del presidente. Ese fue el mensaje que transmitieron desde su círculo más íntimo para convocar a los andaluces el tercer fin de semana de junio. Esta decisión tendría más consecuencias. También se quedarían en el tintero dos caballos de batalla del gobierno andaluz. Según la ley, una vez que el presidente firma el decreto de convocatoria y se publica en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), la cámara andaluza se disuelve automáticamente. Por tanto, toda la actividad parlamentaria se detiene.Entre los proyectos que quedan en el “Debe”, el dictamen de la comisión de investigación de la Faffe, la Fundación Fondo Andaluz de Formación y Empleo, que señalaba como responsables políticos a los ex presidentes socialistas Manuel Chaves, José Antonio Griñán y Susana Díaz alegando que durante sus mandatos hubo contrataciones arbitrarias a amigos y familiares de los gobiernos socialistas. Contratos opacos que superan los 9 millones de euros. Entre los presuntos enchufados, María del Carmen Ibanco García, esposa de Juan Espadas, ahora líder de los socialistas en Andalucía. Y lo que es más grave, el director de la Faffe, Fernando Villén, está acusado de gastarse 32.000 euros en prostíbulos. Por supuesto, ese dinero era público.Ahora esta comisión tendría que volver a constituirse y empezar desde cero en la próxima legislatura. Siempre que haya voluntad política, claro. Con el anuncio de elecciones también queda pendiente el debate final de la Ley de Economía Circular, que contaba con el visto bueno del PP, de Ciudadanos y del PSOE. Otra de las grandes apuestas del gobierno andaluz que se ha creado como un referente en desarrollo sostenible gracias al aprovechamiento responsable de los recursos naturales. También te podría interesar:Juanma Moreno convoca las elecciones andaluzas el próximo 19 de junioUn total de 19 candidaturas concurrirán por la provincia a las elecciones andaluzas

Leer másAndalucíaRSS – Noticias de Andalucía

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
¿ Hablamos ?..
Cope Écija
Hola, ¿ En que podemos Ayudarte ?