Lun. Nov 28th, 2022

El sindicato FUTPRO trató de presionar a las nuevas internacionales para que alegaran motivos médicos en la próxima convocatoria de España y se abriera la puerta a las 15 díscolas.
La Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) denunció este viernes «las presuntas presiones» a las que habrían podido ser sometidas varias internacionales de la selección para que no acudan a las convocatorias y el papel que habría ejercido en este sentido el sindicato FUTPRO. Todo viene de una reunión que tuvieron algunas de las 15 rebeldes el pasado miércoles con el grueso de las convocadas por Jorge Vilda para los partidos ante Suecia y Estados Unidos, a los que ellas renunciaron. «La AFE ha tenido conocimiento de primera mano de las presuntas presiones a las que fueron sometidas las futbolistas (de la última convocatoria) de la selección femenina Absoluta el pasado miércoles por parte del sindicato FUTPRO», recalcó la AFE este viernes en un comunicado. La asociación responde así a una información publicada por el diario ‘Marca’ y advierte que estas presiones estarían «encaminadas a que fingieran una situación de afectación emocional para obtener un informe médico que les permitiera no ser convocadas para integrar el combinado nacional», para que de este modo pudiesen volver las 15 que habían solicitado no ser citadas en la última concentración.En dicha información, se subraya que ‘el papel de FUTPRO fue contundente, tratando de que las jóvenes siguieran el mismo camino de rebeldía para dejar vía libre al regreso de las quince’, y la presidenta de dicho sindicato se dirigió a las futbolistas en los siguientes términos: “Lo que tenéis que hacer es ir a ver al psicólogo de vuestro club y luego hacer el paripé”.Por ello, «ante la gravedad de estos presuntos hechos», AFE considera que esta acción es «intolerable», sobre todo por tratar un tema como la salud mental en el que «lleva tiempo ayudando a los y las futbolistas que sufren este tipo de dolencias». «Conocemos el desgarro que provocan en cualquier persona y la gravedad de las mismas como para que la presidenta de un sindicato trivialice con algo tan delicado», advirtió. Para el organismo que preside David Aganzo, el papel que podría haber protagonizado Amanda Gutiérrez, presidenta de FUTPRO, «una abogada en ejercicio», sería, de ser cierto, «sumamente grave, puesto que podría considerarse que está induciendo a las futbolistas de la selección a cometer una actuación ilegal».El sindicato recuerda que lo sucedido podría ser «un hecho de una gravedad extrema» al ponerse «en juego la carrera deportiva de estas futbolistas, que podrían sufrir graves perjuicios, previstos en el artículo 65 del Código Disciplinario de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF)».»AFE rechaza categóricamente estas presuntas conductas y respalda a todas las futbolistas de la selección española, con el fin de que no sean presionadas para aceptar una situación que las perjudica directamente, en beneficio de los intereses particulares de un sindicato, que se ha demostrado no coinciden con el sentir mayoritario de las futbolistas», sentenció la asociación.

Leer másFútbol SelecciónRSS – Noticias de Deportes

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Generated by Feedzy
Abrir chat
¿ Hablamos ?..
Cope Écija
Hola, ¿ En que podemos Ayudarte ?