Dom. Ene 29th, 2023

Desde el 1 de enero hasta el 30 de noviembre, la organización asistencial católica ha atendido a un total de 854 personas
Un año más, Cáritas Diocesana de Córdoba lanza su campaña de Navidad, con el lema ‘Like al corazón. La Navidad es de todos, no les dejes fuera’, destinada muy especialmente a abrir los ojos de toda la ciudadanía ante la realidad de las personas en situación de sin hogar. En la rueda de prensa de presentación de la campaña han estado presentes el delegado diocesano de Cáritas, Pedro Cabello, el director de la entidad eclesial, Salvador Ruiz, así como la coordinadora de Acción Social del programa de personas sin hogar, María Calleja y Omar Bekri, participante de Cáritas. “La Navidad es de todos, no les dejes fuera” así ha comenzado su intervención Pedro Cabello, delegado diocesano de Cáritas, quien ha resaltado que “en esta época del año, en la que festejamos el nacimiento del Niño Jesús, y toda la sociedad se moviliza para festejar en familia y entre amigos, debemos recordar que muy cerca de nosotros son muchas las personas que viven sin hogar y sin poder satisfacer sus necesidades básicas”. Asimismo, ha asegurado que “mientras que unos vamos y venimos cargados con compras y regalos, mientras suenan villancicos por todas las esquinas y alumbra las luces de Navidad, muchas personas seguirán su rutina de adecentar su cartón para dormir bajo una cornisa o en un portal”, por eso, ha comentado “desde Cáritas queremos que se tome conciencia de la otra Navidad, la que viven todas estas personas en situación de calle. No podemos mirar a otro lado por más que para muchos sean invisibles se trata de personas como tú y como yo”. Por su parte, el director de Cáritas Diocesana de Córdoba Salvador Ruiz ha afirmado que “queremos hacer una llamada, en primer lugar, a mantener en alza la esperanza, aun cuando todo parece perdido; a abrir nuestras manos para acoger a nuestro prójimo, tejer lazos de solidaridad y comunidad, y a salir de nosotros mismos para vivir el encuentro con el otro”. Por eso, ha insistido “desde Cáritas creemos que éste es un buen momento para visibilizar la realidad de las personas en situación de sin hogar”, ya que son muchos los hombres y mujeres que, muy cerca de nosotros, viven sin un hogar, que es mucho más que tener un techo, en el que poder desarrollar su vida. Todos necesitamos un hogar, un lugar donde sentirnos protegidos y donde poder satisfacer nuestras necesidades básicas, porque “tener un hogar no es un deseo, sino un derecho del que todos deberíamos poder disfrutar” ha sentenciado Ruiz. Tras casi tres años de pandemia, ha manifestado el director de la entidad eclesial, “sabemos que para muchas familias muy cerca de nosotros la deseada “normalidad” queda aún muy lejos”, ya que la crisis económica que todavía arrastramos “se ha visto sumamente agravada por la subida de precios derivada de la terrible Guerra en Ucrania, que incide especialmente en la economía de las personas más vulnerables, que sufren la pobreza y la exclusión social” y ha indicado que “la inflación general de precios y, en particular, en alimentación, electricidad y otros suministros, está obligando a muchas personas, que antes no habían necesitado acudir a nuestros centros de acogida y despachos parroquiales de Cáritas, a pedir ayuda para cubrir las necesidades más básicas de sus familias”. “Muchas personas hoy en Córdoba no tienen lo necesario para vivir con dignidad. Esta es la Navidad de hoy para muchos cordobeses” ha puntualizado Ruiz. María Calleja, coordinadora de Acción Social del Programa de Personas en situación de “Sin Hogar”, ha señalado que “en Cáritas diocesana de Córdoba creemos que es posible que ninguna persona en situación de sin hogar se quede fuera de cobertura, ya que con este fin trabajamos de forma integral junto a ellas”. Cabe destacar que contamos con diferentes recursos para su atención como la Casa de Acogida Madre del Redentor, el Ala de Baja Exigencia, el dispositivo de atención en calle uvi social, los pisos Virgen de la Merced y alojamientos protegidos. Desde el 1 de enero hasta el 30 de noviembre Cáritas Córdoba ha atendido a un total de 854 personas distintas de las cuales 740 son hombres y 114 son mujeres, y 442 son nacionales y 412 son migrantes. De las 854 personas, 190 personas distintas han podido dormir y cubrir todas sus necesidades básicas en la casa de acogida o en el ala de baja exigencia y 421 personas han sido atendidas en calle por nuestra unidad móvil, donde 330 personas sólo han sido atendidas por éste recurso ofreciéndoles información de recursos disponibles en la ciudad a través de la red cohabita, alimentación, ropa de abrigo y sobre todo escucha y cercanía, así mismo desde el programa y en materia de alojamiento aparte de los datos reflejados hasta el momento, otras 27 personas han sido alojadas en éste periodo en el piso de atención a reclusos virgen de la merced y 35 personas son alojadas en alojamientos protegidos. “Este acompañamiento ha sido posible gracias a un equipo humano compuesto por técnicos y más de 60 personas voluntarias dedicadas a la atención directa de las personas”, ha afirmado Calleja. En este sentido, la coordinadora de acción social del programa de personas sin hogar ha hecho un llamamiento a la sociedad cordobesa “necesitamos personas, como tú, que crean, confíen y apuesten por la inclusión de las personas sin hogar y sean red que les ayuden a conectarse con la vida, con otras personas con la sociedad en general, al tiempo que ha reclamado medidas públicas que ofrezcan una mayor y mejor protección sanitaria, social, legal y de redes de apoyo”. “El sinhogarismo sigue en aumento con las nuevas realidades de pobreza que día a día van surgiendo y a la que tenemos que hacer frente, la Navidad es un momento de desear que todo es posible y para ello necesitamos la colaboración de todos” ha puntualizado.El último en intervenir en el acto ha sido Omar Bekri, un joven que lleva en España algo más de cuatro años la mayoría de ellos siendo acompañado por Cáritas Diocesana. Con tan solo 24 años, Omar ya sabe lo que es salir adelante y reinventarse en busca de un futuro mejor. Llegó de su país, Marruecos, buscando un cambio de vida y un accidente laboral al poco de estar trabajando en Huelva, lo dejó en una silla de ruedas. Desamparado, destrozado y sin el apoyo de su familia llegó a Córdoba, después de un año en un hospital unió su vida a Cáritas y empezó a formar parte de esta gran familia. Omar explicó su experiencia: “He estado tres años, casi cuatro en la Casa de Acogida, Madre del Redentor y gracias a Cáritas he aprendido a hablar castellano, me he sacado el carnet de conducir, he arreglado mis papeles, he estudiado y he realizado un curso de costura, y ahora estoy trabajando en Dorcas”, y ha resaltado que “Cáritas te pone todas las ayudas necesarias para salir adelante, pero tú tienes que querer y tienes que aprovecharlas”, para asegurar que “lo ha pasado muy mal aquí porque he venido a trabajar y me ha pasado este accidente y me he visto solo y sin familia, y me he sentido muy solo hasta que me encontré con Cáritas que es como mi familia”. Para finalizar Omar Bekri ha afirmado que “lo que más duele de toda mi historia, es que cuando tu propia familia te olvida, una entidad como Cáritas, sin importarle tu país, tu religión o cómo estás, te acoge con los brazos abiertas, y todas las mañanas me reciben con una sonrisa porque son muy buenos conmigo”.En esta rueda de prensa, Salvador Ruiz también ha ofrecido datos relacionados con la acción social de Cáritas en la provincia de Córdoba, Cáritas, en este año 2022, pendiente aún de cierre, donde “se ha atendido con respuestas concretas de ayuda a más de 30.000 familias. El perfil mayoritario de las personas que atendemos es el de mujeres, de edades jóvenes (hasta 40 años), de nacionalidad española, con estudios primarios o sin formación y con hijos a su cargo”, al tiempo que ha destacado que “nos preocupan los fenómenos de feminización y transmisión intergeneracional de la pobreza, así como la creciente desprotección que sufren personas migrantes, solicitantes de protección internacional y familias jóvenes con menores”. En cuanto a las ayudas, sólo en necesidades básicas se han destinado desde los Servicios Generales de Cáritas Diocesana más de 772.000 €, repartidos en los siguientes conceptos: alimentación, a través de Códigos QR y tarjetas monedero (158.500 €); pago de alquileres, hipotecas, pensiones, habitaciones (128.500 €); suministros (74.500 €); equipamiento básico del hogar (43.500 €); reformas básicas del hogar (242.000 €); brecha digital y material escolar (36.500 €); farmacia, odontología, ortopedia, óptica y otras necesidades médicas (89.000 €). Ruiz ha hecho un llamamiento a la sociedad cordobesa “seguimos buscando ángeles que nos ayuden en esta hermosa misión que nos define. Que en nuestra carta a los Reyes Magos no falte un hueco para aquellos que menos tienen” y ha asegurado que “queremos poner más corazones en juego. Necesitamos ser más. Es el momento de la solidaridad. Ahora más que nunca.” Pueden colaborar con Cáritas a través del:Número de cuenta ES11 0237 0210 3091 5651 3781Número de Bizum 33581

Leer másCórdobaRSS – Noticias de Andalucía

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Generated by Feedzy
Abrir chat
¿ Hablamos ?..
Cope Écija
Hola, ¿ En que podemos Ayudarte ?