Mar. Nov 29th, 2022

La bajada de ventas, la imposibilidad de negociar los precios con el único distribuidor y la renovación de las licencias, retos para su supervivencia
Los Quiosqueros de Córdoba piden una solución para un gremio cada vez más reducido. Apenas quedan cincuenta quioscos ya en toda la ciudad, algunos de ellos cerrados, y en breve muchos de los quiosqueros tendrán que afrontar la renovación de sus licencias municipales, por lo que urgen a que el ayuntamiento les tenga en cuenta. La bajada de venta de periódicos y la imposibilidad de negociar los precios con el único distribuidor dificultan su situación. Fernando Romero, del quiosco de Las Tendillas, explica la situación con nostalgia: “Es una decadencia que viene desde hace bastantes años. Aunque tengo buen sitio, nos preocupa subsistir de esta profesión. Por eso reclamamos ayuda a las administraciones en lo que se refiere a licencias”. Con la única distribuidora, Boyacá, “tenemos una relación forzada. Nos fijan portes y todo. Lo que hacemos es recibir su mercancía y venderla. Lo que nos traen lo vendemos y ya está”.Si esto no se le da un cambio, cuenta Romero, “como se ha hecho en otras ciudades, que es transformar el punto de venta para vender otras cosas, cada vez habrá menos quioscos. Tiene una idiosincrasia particular y estamos negociando con el Ayuntamiento para poder vender otras cosas”.Rosario Aragonés, del quiosco de Ronda de los Tejares reconoce que “da pena en general. Tenemos muchas cosas en el quiosco y hay gente que viene porque da gusto ver un quiosco tan surtido. Mucha gente se para a mirar… pero algo se llevan. Hay gente de fuera que nos dicen que en sus ciudades ya ha desaparecido esto de los quioscos y disfrutan”.Aragonés ve cerca su retiro, algo que no pueden afrontar los quiosqueros jóvenes que deban afrontar la renovación de las licencias municipales: “Si nosotros cerramos intentaremos traspasarlo. Lo de la licencia está tratando la asociación ampliarlo. Es injusto porque al quiosco mío le quedarán tres o cuatro años y a mi no me importa mucho porque me jubilaré, pero los más jóvenes… ¿Qué harán? Es injusto y se debería solucionar lo antes posible”.La prensa en estos tiempos, reconoce Aragonés, “cuesta venderla, solo a personas mayores. Los jóvenes todo es por internet, incluso la prensa. Nosotros vamos bien porque vendemos libros, colecciones y muchas cosas… también somos dos personas y estamos muy pendientes. La situación es muy difícil para los quiosqueros”.En su quiosco, por cierto, también dispensan “bonubuses”, aunque “más por servicio al cliente porque nos deja un 1%, pero no nos compensa por los gastos en luz. Aunque no deje en eso, te deja otras cosas”.En quiosco de Pedro Calleja, en el Gran Capitán, tienen “lotería y demás y es una defensa aparte de prensa y papelería. Hay otros que no tienen esa suerte”.Reflexiona Calleja: “Quedan apenas 50 y abiertos menos. Antes de la pandemia había bares suscritos a periódicos, peluquerías y demás, pero a raíz de la pandemia ha habido muchos bares que han cancelado la suscripción. No sabemos hasta cuándo va a durar”.Así que pide ayuda: “Dentro de tres o cuatro años muchas de estas licencias caducan y estamos intentando que nos renueven otros años para poder subsistir algo más”. Los románticos y amantes del papel imploran al mismo ritmo que los quiosqueros comprensión y sensibilidad de todas las instituciones.

Leer másCórdobaRSS – Noticias de Andalucía

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Generated by Feedzy
Abrir chat
¿ Hablamos ?..
Cope Écija
Hola, ¿ En que podemos Ayudarte ?