Sus consecuencias pueden ir desde irritaciones, eritemas, etc. hasta quemaduras de diversa intensidad y el temido cáncer de piel
El Hospital Alto Guadalquivir, de Andújar, ha organizado una mesa informativa en la que dos profesionales del centro hospitalario han ofrecido información sobre los peligros de la exposición solar y el riesgo de desarrollar cáncer de piel. La campaña informativa coincide con el inicio de período estival y la celebración del Día Europeo de la Prevención del Cáncer de Piel.Las profesionales han ofrecido consejos sobre la importancia de protegerse correctamente del sol, tanto en adultos como en menores, debiendo precisamente de reforzarse en la infancia puesto que la mayoría de enfermedades cutáneas surgen en la edad adulta pero se producen principalmente por las exposiciones que se realizaron antes de los 18 años, ya que la piel tiene memoria y este daño se va acumulando. La exposición al sol cuando se realiza con precaución es beneficiosa, ya que favorece la formación de vitamina D que es imprescindible para un adecuado desarrollo de los huesos. También produce efectos psicológicos positivos ya que resulta agradable y nos mejora el ánimo. Sin embargo, la radiación solar también puede conllevar riesgos si no se toman precauciones: quemaduras cutáneas, insolaciones, cataratas oculares, manchas y envejecimiento prematuro de la piel. Pero el riesgo más grave es la capacidad para favorecer la aparición de tumores malignos en la piel tanto melanomas como no melanomas.Según datos recogidos por la Red Española de Registros de Cáncer (REDECAN) y la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), se estima que, en 2022, en España se diagnosticarán más de 7.400 melanomas de piel. El melanoma es el tipo de cáncer de piel que mayor impacto causa en la salud de las personas. En general, el cáncer de piel tiene más incidencia por encima del de pulmón y mama, aunque es uno de los más fáciles de prevenir e identificar. Afecta a personas de todos los tonos de piel, incluidas aquellos más oscuros, y se manifiesta principalmente en las zonas del cuerpo más expuestas al sol.Peligros de la exposición solarEl personal sanitario insiste en la necesidad de vigilar la evolución de los lunares y manchas de nuestra piel, para controlar, mediante autoexploraciones, la posible aparición de melanomas, un tumor maligno de la piel muy agresivo y con una gran capacidad para crear metástasis con rapidez. En este sentido, la detección precoz resulta clave de cara al diagnóstico y la supervivencia. De ahí que sea fundamental estar pendiente de los primeros signos, que son la aparición de manchas marrones o negras y un cambio de color de la zona en cuestión.En España, las tasas de incidencia de melanoma se han triplicado en los últimos 20 años en ambos sexos, siendo más elevada en mujeres. Por otro lado, las tasas de cáncer cutáneo no melanoma -los más frecuentes son los llamados carcinomas espinocelular y basocelular- se han duplicado en este mismo período, siendo más elevada en varones. Se estima que una de cada seis personas padecerá un cáncer de piel a lo largo de su vida. Además, no hay indicios de que esta tendencia vaya a disminuir en los próximos años. Por el contrario, diversos factores como el envejecimiento de la población, la reducción de la capa de ozono y los hábitos de vida o deporte al aire libre, predicen incluso un empeoramiento de la situación, de ahí la importancia de incidir en la prevención.A pesar de su gravedad, el cáncer de piel puede evitarse con unos hábitos adecuados de fotoprotección desde la infancia: evitando la exposición solar sobe todo al mediodía; poniéndose a la sombra; reduciendo la exposición solar directa mediante el uso de ropa, sombrero, gafas de sol y cremas fotoprotectoras siempre que se realicen actividades al aire libre; y en cualquier caso, evitando el empleo de cabinas de bronceado artificial con intención cosmética.Para proteger la piel del sol es necesario utilizar cremas protectoras adecuadas, con un factor de protección no menor de 30 y mayor de 50 para aquellas personas que tienen una piel muy sensible o sufren enfermedades agravadas por el sol. Además, hay que aplicar la protección correctamente, sobre la piel seca, en cantidad suficiente, 30 minutos antes de la exposición, y renovándola con frecuencia, sobre todo, si se está en contacto con el agua.La Consejería de Salud y Familias ha puesto a disposición de la ciudadanía una página web donde se puede encontrar la información necesaria sobre las precauciones que hay que tener en cuenta con el sol.

Leer másJaénRSS – Noticias de Andalucía

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
¿ Hablamos ?..
Cope Écija
Hola, ¿ En que podemos Ayudarte ?