El obispo de Asidonia-Jerez recuerda que estamos también en la Jornada Pro Orantibus que nos ha de conducir a «rezar por los que rezan por nosotros»
Monseñor José Rico Pavés invita a la reflexión ante el Domingo de la Santísima Trinidad que alcanzamos esta semana. Después de celebrar cerca de María Santísima la solemnidad de Pentecostés, la liturgia nos invita «a celebrar el misterio central de la fe y la vida cristiana» apunta subrayando, para que no caiga en el olvido de todos que se trata también de jornada en la que se ubica la Jornada Pro Orantibus. Se trata de «una oportunidad de rezar por los que rezan y dar gracias a Dios por las personas que consagran su vida a sostener con su oración a los demás en el claustro de un monasterio» evoca.El pastor de Asidonia-Jerez explica en su comentario semanal para la programación socioreligiosa de COPE que «al terminar el tiempo de Pascua, la Iglesia pone una petición en nuestros labios: pedimos al Padre que nos conceda profesar la fe verdadera, conocer la Gloria de la eterna Trinidad y adorar su unidad todopoderosa». A estas tres acciones dedica la mayor parte de su reflexión que, como siempre, puedes escuchar aquí del mismo modo que es posible disfrutarla en antena (105.8 FM y 1134 OM) en los programas ‘El Espejo de Asidonia-Jerez’ (viernes, 13:33 horas) e ‘Iglesia Noticias’ (domingo, 09:45 horas).»Profesa la fe quien la confiesa, es decir quien la declara con los labios como expresión de lo que lleva en el corazón. Confesar la fe en la Trinidad implica entrar en el coloquio amoroso de las personas divinas desvelándonos su misterio y el nuestro. En el Credo proclamamos lo que Dios realiza en favor nuestro. Nos crea, nos redime, nos santifica. Al mismo tiempo, el Credo desvela nuestra dignidad; hemos sido capaces de Dios, redimidos por su amor misericordioso, llamados a compartir su misma vida divina». Así explica el obispo asidonense la primera de estas tres acciones.Para la segunda detalla que «conoce la Gloria quien entra en trato con el Hijo que nos llama a imitarle, seguirle y permanecer en Él. Misterio admirable de donación y acogida que permite distinguir a las personas en la unidad de Dios. Conoce la Gloria de la Trinidad quien es introducido en los lazos amorosos de la comunión trinitaria. Como bien afirmaba San Agustín, ves la Trinidad si ves el amor». «Adora al único Dios quien reconoce su propia estatura ante Él y se postra», dice sobre la tercera explicando que «la Adoración de Dios dignifica al ser humano porque le sitúa ante su propia verdad. Él es el Creador y nosotros somos sus criaturas, plasmados a su imagen, dotados de dignidad personal, capacitados por la Gracia para ser morada de la Trinidad. Y el ser humano reconoce en la Santísima Trinidad su origen y su meta. Lo propio de Dios es hacer lo propio del ser humano: dejarse hacer. Celebrar la Trinidad es vivir en la verdad plena».

Leer másEl Espejo de JerezRSS – Noticias de Andalucía

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Generated by Feedzy
Abrir chat
¿ Hablamos ?..
Cope Écija
Hola, ¿ En que podemos Ayudarte ?