Juan Perro presenta su «Libertad» el domingo a las 20:30 dentro del Festival de la Guitarra: «Las artes sirven para entender el mundo sin pretender dominarlo»
Juan Perro es el Señor Santiago Auserón, doctor en Filosofía por la Complutense y Premio Nacional de las músicas actuales. A Córdoba trae este domingo a las ocho y media en el Gran Teatro y dentro del Festival de la Guitarra su «Libertad», que es su segundo álbum en apenas año y medio después de Cantos de Ultramar. Unas composiciones exquisitas, arreglos cuidados y magníficos instrumentos que son la marca de este autor prolífico y cuyas letras son himnos profundos, tiernos y siempre con un toque muy personal.-Me enseñaron en la Facultad de Derecho que la Libertad es la capacidad de hacer y no hacer todo lo que esté lícitamente permitido, pero me da que un Doctor en Filosofía me puede exceptuar muchas cosas a esa definición…-La Libertad es la capacidad que todo cuerpo tiene de buscar sus límites en relación con otros cuerpos. Es un asunto físico, para empezar. A nivel de espíritu, de la mente, es la capacidad de rehacer las conexiones neuronales para seguir buscando caminos mientras dure la vida. Pasando incluso por el error. Hay libertad para equivocarse y volverse a levantar para seguir, como decían los antiguos, por el camino de la virtud. La virtud decían los antiguos que era saberse levantar tras caer.-Dos trabajos entre noviembre de 2021 y marzo de 2022. ¿Está Juan Perro en su momento de mayor creatividad?-Las dificultades te empujan a veces a hacer más de lo previsto. La banda de Juan Perro está integrada por músicos de primerísimo nivel, de los cuales uno ha desaparecido de una manera violenta a causa del covid, nuestro compañero guitarrista y socio desde hace doce años Joan Vinyals. La banda estaba justo en un proceso al acabar el disco Libertad en un momento álgido, porque habíamos aprovechado los dos años de parón y cancelaciones para empujar más el repertorio y configurar la sonoridad. Estaba la cosa calentita cuando nos llevamos este mazazo, pero nos lo tomamos con un reto y con el mismo sustituto que nos sugirió Joan desde la UCI, Vicenç Solsona, un profesor del Taller de Mùsic de Barcelona, estamos poniendo al día la sonoridad y la banda está ahora calentita. El otro día en Santiago de Compostela fue un encuentro brutal y esperamos que la inspiración natural de la ciudad de Córdoba contribuya a que esa electricidad no se degrade, sino que adquiera más dimensión. Córdoba es siempre un lugar donde las ideas vuelan.La Libertad es la capacidad que todo cuerpo tiene de buscar sus límites en relación con otros cuerpos. -Le recuerdo en 2017 inaugurando Cosmopoética ¿Qué le dice Córdoba musicalmente a Santiago Auserón? ¿Qué recuerdos le vienen a la cabeza de viejas batallas? ¿Llegó a venir en los tiempos de Radio Futura?-Por fortuna Córdoba es para mí un lugar de peregrinación, casi. He tocado bastantes veces en la ciudad y he participado en numerosos coloquios, encuentros y eventos culturales diversos y he visitado la ciudad a título privado para dejarme adormecer en la sombra de la Mezquita, que ahí se descansa muy bien y vienen ideas fértiles. No sabe uno a qué Dios adorar, pero es igual. En ese límite fronterizo de las ideas encuentra uno regocijo. Siempre voy a la capilla número 13 a saludar a Don Luis de Góngora, que siempre me tiene algún mensaje cifrado desde el más allá.-No he leído al completo su sobresaliente “Música en los fundamentos del lógos”, pero de su estudiado análisis me quedo con esta frase: “El anhelo de felicidad o de gloria lleva a los humanos a trascender sus limitaciones. Sólo la risa nos permite superar la insatisfacción perpetua de ese anhelo, igualarnos a los dioses en el olvido momentáneo de nuestras cuitas” -El humor es una herramienta de la investigación indispensable. Es el reconocimiento de las limitaciones de la naturaleza humana, pero también de nuestra capacidad a través de nuestros sentidos del cuerpo y la mente en unión de estar en comunicación con lo que nos rebasa. Sin pretender entenderlo todo ni dominar el mundo, podemos tener un destello de conocimiento que nos pone en comunicación con el cosmos. Para estos fines de estar en comunicación con lo que nos rebasa, tanto la música como la poesía como todas las artes, son las herramientas adecuadas. Son los medios desarrollados durante milenios para entender el mundo sin pretender dominarlo. Los que pretenden dominarlo reducen la razón a cálculo para obtener rendimiento y beneficios. Eso es empobrecer nuestra relación con la realidad como seres humanos.He visitado Córdoba a título privado para dejarme adormecer en la sombra de la Mezquita, que ahí se descansa muy bien y vienen ideas fértiles -Ha dirigido su respuesta al drama y me pongo la máscara del Drama. “Ay de aquel que atraviesa, forastero, la frontera del sueño en esta tierra que siempre estuvo en guerra. Esta tierra no tiene corazón”. Eso cantó usted en su Mr. Hambre. Qué tiempos estos tan duros y tan extraños donde hasta para ser desgraciado hay clases, ¿o no?-Sí, chico. El ser humano tiene un afán una vez que explora ciertos límites reproducir sus inercias. Sobretodo cuando entra en juego las formas de dominación. Parecería ya un poco incomprensible, hubiera uno pensado hace unos años, que la humanidad pudiera enfrentarse a un estado de Guerra que amenaza con generalizarse. O que se pudieran producir desacatos tan grandes como que un país civilizado invadiera otro. Pero parece que los errores humanos no tienen solución a gran escala.-Dijo del Reggaeton en El País Semanal que era la célula mínima de la síncopa ¿Considera que es una música que refleja la peor cara de la globalización y la desigualdad en el mundo o es exagerar?-No. Hay que ser cauteloso con la música que hacen los adolescentes aunque sea muy pobre. Considero que el reggaetón y las músicas urbanas sufren un proceso de simplificación que se puede interpretar de dos maneras: Uno, por llegar a la célula de la síncopa que el mundo latino importa desde la negritud a través sobre todo de Jamaica por las costas de Puerto Rico y Panamá y luego hacia todo el universo latinoamericano y tienes el lado positivo de la captación de una síncopa que los pueblos autóctonos de América no conocían hasta el siglo XX. Aquí en Iberia sí la conocíamos incluso antes del Descubrimiento de América gracias a la presencia musulmana y a los esclavos del siglo de Oro. Es el lado positivo de la exploración rítmica más básica que los negros de África Occidental conocen muy bien. Pero luego tiene el lado negativo de que esa fórmula rítmica reiterada hasta la saciedad y reducida a impulsos electrónicos que van buscando la adicción de los jóvenes y de los niños sobre todo se convierte en una manipulación mercantil a gran escala que en mi opinión es antimusical. Una descarga nerviosa que no deja enriquecer el horizonte de la sensibilidad musical. Es un doble filo con el que debemos saber lidiar y estar atentos, pero con confianza, porque las modas adolescentes son pasajeras. Lo mismo que pasó la “Nueva Ola” pasará el reggaetón. Hay que tratar de ver qué se preserva de cada generación y cómo los músicos actuales que solo se expresan como la mayor arrogancia… cómo van a envejecer. Algunos de los músicos que hoy hacen reggaetón y trap en España por intereses mercantiles y porque generacionalmente se sienten cercanos a esas sonoridades son gentes con gran formación musical algunos de ellos y hay que esperar que hagan otras cosas con el tiempo. Hay que tratar de ver qué se preserva de cada generación y cómo los músicos actuales que solo se expresan como la mayor arrogancia… cómo van a envejecer -De esa entrevista me encantó su anécdota con Compay Segundo…Por cierto, cómo de ancho sigue siendo musicalmente el charco entre España y América que para usted imagino ya será como la carretera de Zaragoza a Calatayud-(Risas) Es un poco más largo y no es tan fácil de cruzar. Las cuatro mil millas marinas que nos separan del Caribe es un espacio enorme, pero es increíble la cercanía espiritual que nos liga a los pueblos de América. A los cubanos, argentinos, mexicanos, colombianos, chilenos… tenemos un proyecto en común con todos los pueblos latinoamericano. Proyectos musicales, poéticos, políticos comunes y también de reflexión y pensamiento propios de la gente que habla en español con diversos acentos y desde diversas localizaciones en el mundo. Es bueno cultivar esa complicidad en el proyecto común de futuro que tenemos los pueblos latinos a pesar de la distancia. Uno de los aspectos positivos de las telecomunicaciones es que nos permiten mantener viva esa conciencia. -Y ya que antes le he preguntado por Radio Futura y atendiendo a que muchos ya cuarentones le conocimos por temazos como Escuela de Calor… Reflexionó usted sobre aquellos tiempos en 2009 en “La Huella Sonora” y dijo: “Las clases trabajadoras cuyos hijos pasaron por la universidad en los últimos años del franquismo o en los primeros de la Transición han sido reeducadas para no atender más que al consumo, a la empresa deportiva local o nacional y al voto periódico del aburrimiento, que ni la mayor crisis financiera conmueve”. No sé por qué eso me suena todavía vigente…-Sí. Desgraciadamente es una lectura con cierta perspectiva que sigue sonando vigente. Pero bueno, hay que matizar también esa lectura crítica de los tiempos posteriores a la transición con el deseo de seguir preservando algo de la “Escuela de Calor”. De la chispa adolescente que es capaz de enfrentarse al mundo con ganar de transformarlo. Sin la pretensión de cambiar el orden de las cosas. Pensar que una revolución puede reordenarlo todo es tremendamente iluso, pero hay revoluciones que tienen que ocurrir y que son una ley de la naturaleza de los hombres queramos o no. Se acumulan tensiones que tarde o temprano dan la vuelta a las cosas. Parece que las generaciones jóvenes tienen poco que decir sobre el orden mundial, pero la gente en su fuero interno no solo no es tonta sino que tiene una idea acerca de cómo podrían ser las cosas y un día u otro las fuerzas humanas incluso de manera inconsciente de la gente que se pone a preferir que las cosas se hagan de una manera menos marcada por la violencia que proporciona poder y que les parece antiestética… Poco a poco se va sumando gente de diversas generaciones que no reconoce esa primacía del interés inmediato y el afán de acumular riquezas sin sentido y emplear cualquier violencia para conseguirlo. Y sumándose gente de una manera inconsciente y no prevista sin necesidad de partidos al final puede cambiar la configuración de una sociedad. O, al menos, uno necesita esa ilusión para no ceder al desánimo.Parece que las generaciones jóvenes tienen poco que decir sobre el orden mundial, pero la gente en su fuero interno no solo no es tonta sino que tiene una idea acerca de cómo podrían ser las cosas -Si la música es el arte de las Musas que obtiene la excelencia de su filiación con las artes de la palabra, Juan Perro o Don Santiago Auserón domina ambas cosas: música y palabra, a la perfección. El domingo a las ocho y media le disfrutaremos en el Gran Teatro. -Es excesivo. Sigo siendo un humilde aprendiz en los dos caminos. Pero se hará lo que se pueda, como diría Compay Segundo citando a Manolete.

Leer másCórdobaRSS – Noticias de Andalucía

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Generated by Feedzy
Abrir chat
¿ Hablamos ?..
Cope Écija
Hola, ¿ En que podemos Ayudarte ?