Los tenistas españoles Roberto Carballés y Pedro Martínez sacaron este viernes sendos billetes a semifinales en los torneos ATP sobre tierra batida de Marrakech (Marruecos) y Estoril (Portugal), donde se despidió el también español Pablo Llamas. Carballés, vigente campeón en el ATP 250 africano, derrotó por 6-4, 4-6, 6-4 al estadounidense Nicolás Moreno de Alborán en dos horas y 32 minutos. Un duro choque que enseñó la ambición del canario por el tercer título de su palmarés y, por primera vez, defender un trofeo. El estadounidense vendió cara su piel, en su primera presencia en unos cuartos de final ATP, pero el español, que sólo concedió una bola de ‘break’, la que le costó el segundo set, confirmó sus intenciones de volver a ser campeón. Carballés se medirá en ‘semis’ con el ruso Pavel Kotov, quien ya alcanzó esta ronda el año pasado y eliminó este viernes al italiano Fabio Fognini. Mientras, Martínez doblegó (6-4, 6-4) al francés Richard Gasquet para citarse con el noruego Casper Ruud o el húngaro Marton Fucsovics por un puesto en la final de Estoril. El valenciano, que llegó a Portugal lanzado con la conquista del Challenger de Girona, volvió a brillar ante un Gasquet que cedió el intercambio de ‘breaks’ del primer set y también en la igualdad del segundo. Por otro lado, Llamas, que disputaba su primer cruce de cuartos de final en la ATP, cedió (7-6(4), 6-4) ante el polaco Hubert Hurkacz, segundo cabeza de serie que tuvo que sudar ante el gaditano de 21 años hasta avanzar a la otra semifinal contra el chileno Christian Garín.