Alejando Talavante protagonizó detalles de calidad, pero no acertó con el acero
El tercer festejo del abono del Corpus volvía a presentar un cartel de interés con la maestría indudable de El Juli, la expectación que siempre supone disfrutar del arte de Alejandro Talavante y el debut de Tomás Rufo, quien venía precedido de una fama que quedó justificada en esta actuación. El ganado de Domingo Hernández se presentó por momentos con la fuerza justa y destacó el cuarto de la tarde que fue aplaudido en el arrastre. El viento, especialmente en la primera para del espectáculo, causó alguna dificultad.El JuliEn el primer de su lote, lo más destacado sucedió con las banderillas, debido al orden escrupuloso en el ruedo y con la muleta, momento en el que aunque el toro tardó en entrar en el canasto, al final El Juli pudo desarrollar una preciosa tanta de naturales y toreo circular. Una estocada casi entera y trasera acabó con la vida del astado y el premio fue un oreja. El cuarto, cuya lidia también correspondió al torero madrileño derribó la cabalgadura al atacar al cuadrúpedo por los pechos. Julian nos ofreció un buen quite por chicuelinas. Este fue, como hemos escrito el mejor toro del encierro. Los naturales y los molinetes encendieron los aplausos de público y aunque el diestro tuvo que entrar dos veces a matar, finalmente consiguió otra oreja. Estamos ante un maestro de mucho kilates.TalavanteAlejandro Talavante lo tuvo complicado con su primer toro. Tenía tendencia hacia los chiqueros y una envestida extraña, pero pudo exprimir una emocionante tanda de naturales. Con el acero no estuvo afortunado. Su segunda actuación había levantado gran expectación. Casi todo se basó en la muleta, con un comienzo vibrante con la mano derecha. Estaba imprimiendo el sello de su arte y el público disfrutaba con pases a pies juntos, ajustadas manoletinas e incluso hubo alguna mirada hacia los tendidos. Otra vez la pericia con la espada impidió su triunfo, aunque recibió una ovación por parte del respetable.Tomá RufoTomás Rufo debutaba en Granada y lo hacía precedido de un excelente comienzo de temporada en el que destacan sus actuaciones en Madrid. Su primer toro tenía poca fuerza pero le permitió desarrollar un toreo que llegó hasta los tendidos. Bien con la capa, quite por chicuelinas, rodilla a tierra durante la muleta, mano bajó cuando fue preciso y con una buena estocada para dar el pasaporte al animal. Dos orejas fue el resultado de su actuación. En el que cerraba plaza, que fue el sobrero, por decidir la autorizar la presidencia el cambio del toro, buscando una lidia más efectiva, emocionó con las verónicas a pies juntos, mostró seguridad, ofreció una buena tanda de derechazos y finalmente consiguió una estocada entera y dos descabellos para concluir la faena. El subalterno Fernando Sánchez hubo de desmonterarse desde el callejón, después de las banderillas, ante la insistencia del público.Fue una tarde calurosa y emocionante, donde El Juli revalidó su maestría, Talavante encendió varias emociones y Tomás Rufo tuvo un acertado debut en Granada que evidencia una carrera muy interesante por desarrollar.

Leer másGranadaRSS – Noticias de Andalucía

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
¿ Hablamos ?..
Cope Écija
Hola, ¿ En que podemos Ayudarte ?