Durante la sesión celebrada en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Almería, la mujer ha respondido afirmativamente a que quería vengarse de su esposo.
La exmujer de un hombre que se enfrenta a una petición de 12 años de prisión acusado de haber golpeado con un teléfono móvil a su hijo, quien perdió un ojo a consecuencia del golpe, ha reconocido este jueves durante el juicio que denunció a su expareja porque «estaba mal» con él después de que este hubiera acudido a los servicios sociales por la situación de escolarización de los pequeños.Durante la sesión celebrada en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Almería, la mujer que ha declarado en calidad de testigo ha cambiado su versión inicial, en la que aseguraba que el padre había lanzado el terminal contra el niño cuando contaba con seis años de edad para aclarar que «no fue así».Así, a preguntas de la Fiscalía ha incidido en que el menor estaba jugando con uno de sus hermanos en una habitación con un teléfono mientras que ella se encontraba en otra sala donde cambiaba el pañal de la pequeña de los cuatro hijos que tenía, por lo que no pudo ver lo ocurrido aunque supone de los pequeños «discutirían por el teléfono».La mujer ha reconocido además, a preguntas de la defensa, que cuando acudió al hospital afirmó a los médicos que atendieron al niño que había sido un accidente entre hermanos, y ha respondido afirmativamente a que quería vengarse de su esposo tras la denuncia efectuada a los servicios sociales por la escolarización de los pequeños y la administración de vacunas.El acusado ha señalado que en el momento de los hechos, aunque él estaba en la vivienda, se encontraba en el baño del domicilio, por lo que no pudo ver lo que ocurrió en la habitación en la que habían quedado los hermanos. «Creemos que discutieron porque unos minutos antes estaban discutiendo por el móvil y unos dibujos», ha dicho.El hombre ha reconocido los desencuentros con su exmujer, quien le había solicitado ayuda económica y a quien también denunció en el marco de un proceso de violencia de género del que resultó absuelto. Con ello, ha explicado que la mujer temía perder a los niños después de que se viese obligada a escolarizar a los menores una vez intervinieron los servicios sociales, por lo que se vio «traicionada».En base a estas declaraciones, las partes han renunciado a gran parte de la prueba y, mientras que la Fiscalía ha elevado a definitivas sus conclusiones iniciales, desde la defensa del acusado se ha solicitado una sentencia absolutoria al tiempo que ha reclamado que se deduzca testimonio por denuncia falsa contra la exmujer. El juicio ha quedado visto para sentencia.

Leer másAlmeríaRSS – Noticias de Andalucía

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Generated by Feedzy
Abrir chat
¿ Hablamos ?..
Cope Écija
Hola, ¿ En que podemos Ayudarte ?