El letrado que ostenta una de las acusaciones populares en el caso que se sigue en el Juzgado de Instrucción nº 7 de Zaragoza por la presunta entrada ilegal en el país del líder del Frente Polisario, Brahim Gali, ha solicitado la comparecencia como investigado del comisario jefe de Información de la Policía, Eugenio Pereiro, al considerar que «mintió» en su anterior declaración como testigo.
El letrado que ostenta una de las acusaciones populares en el caso que se sigue en el Juzgado de Instrucción nº 7 de Zaragoza por la presunta entrada ilegal en el país del líder del Frente Polisario, Brahim Gali, ha solicitado la comparecencia como investigado del comisario jefe de Información de la Policía, Eugenio Pereiro, al considerar que «mintió» en su anterior declaración como testigo. La petición de comparecencia está formulada en el escrito de alegaciones presentado por este letrado, el abogado malagueño Antonio Urdiales, contra la petición de sobreseimiento de las investigaciones abiertas por el titular del juzgado contra la exministra de Asuntos Exteriores Arancha González Laya y su exjefe de gabinete, Camilo Villarino, por presuntos delitos de prevaricación, falsedad documental y encubrimiento.En este escrito, al que ha tenido acceso Efe, esta acusación considera que el comisario Pereiro «mintió descaradamente» al tribunal al afirmar que desconocía la existencia de una providencia del juez Pedraz de la Audiencia Nacional de búsqueda de Gali.Añade, además, que también «mintió» al afirmar que desconocía la identidad del «líder polisario» que fue trasladado, bajo una operación de vigilancia dirigida por él mismo, al hospital de Logroño desde la base aérea de Zaragoza la tarde del 18 de abril de 2021 para ser atendido de un covid agravado. Destaca que las declaraciones de Pereiro contrastan con las hechas por González Laya, Villarino, los dos generales del Ejército que tuvieron conocimiento de la llegada del avión y la jefa de gabinete del ministro del Interior, Susana Crisóstomo, cuya comparecencia como testigo reclama a fin de ampliar las declaraciones que hizo al respecto ante el instructor. En concreto, Urdiales considera necesario que esta funcionaria «aclare» qué miembro de la policía judicial informó al ministro del Interior y en qué momento de la existencia de una providencia que obligaba a informar al juez Pedraz, que tramitaba entonces dos denuncias por genocidio contra Gali.Añade que sólo Pereiro pudo tener conocimiento, junto al inspector jefe del grupo policial que recibió la providencia, de la existencia de esta orden Por esta razón, el letrado de la acusación particular solicita al magistrado que reclame al alto cargo policial el atestado o informe elaborado en torno al dispositivo de protección que se hizo de la ambulancia. También reclama la comparecencia como testigos del conductor de la referida ambulancia y del oficial de la base que controlaba la entrada de vehículos a fin de que aporten datos sobre la identidad del hombre «con traje y corbata» que esperaba a pie de pista la llegada del avión y que desapareció poco después.En contra de la petición de sobreseimiento de la causa también se ha posicionado el segundo letrado de la acusación popular, Juan Carlos Navarro, para quien todas las pruebas practicadas hasta el momento deben hacer decaer esta solicitud. EFE lef/jlg

Por