Dom. Nov 27th, 2022

Salud limitará la indicación de test de covid en centros sanitarios a mayores de 60 años, inmunodeprimidos, embarazadas y personas ingresadas en centros sanitarios, geriátricos y sociosanitarios y a los trabajadores que los atienden, por lo que se dejará de contar todas las infecciones en la población general.
Salud limitará la indicación de test de covid en centros sanitarios a mayores de 60 años, inmunodeprimidos, embarazadas y personas ingresadas en centros sanitarios, geriátricos y sociosanitarios y a los trabajadores que los atienden, por lo que se dejará de contar todas las infecciones en la población general. La secretaria de Salud Pública de la Generalitat, Carmen Cabezas, y el subdirector general de Vigilancia y Respuesta a Emergencias, Jacobo Mendioroz, han detallado este viernes el nuevo protocolo de actuación ante la covid que entra en vigor el lunes, en consonancia con los acuerdos alcanzados entre el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas en el marco de la Comisión de la Salud Pública. El Departamento de Salud seguirá contando todos los contagios que detecte el sistema, pero a partir del lunes ya será mayoritariamente de los grupos vulnerables y no de la población general, al tiempo que espaciará las actualizaciones de la situación de la epidemia: de la actual publicación diaria se pasará a dos veces por semana, martes y viernes. Cabezas ha justificado la necesidad de entrar en esta nueva fase de la pandemia en un momento en el que la está «bastante estabilizada, con una Rt alrededor de 0,9 y una incidencia en los 250 casos (IA7)», además de una población «muy inmunizada»: 1,3 millones de personas han pasado la covid en la sexta ola y un 79,5 % de la población tienen la pauta completa, mientras que un 46,8 % dispone además de dosis de refuerzo. La secretaria de Salud Pública ha indicado que en algunos países europeos está subiendo de nuevo la covid, seguramente por el efecto de la subvariante BA.2, que ya es mayoritaria en Cataluña, por lo que habrá que estar «pendiente» sin descartar que pueda haber algún repunte en las próximas semanas que, en todo caso, no se espera que tenga un destacado impacto asistencial. Tampoco parece que la epidemia de la gripe, que ha vuelto a Cataluña tras dos inviernos de ausencia, pueda complicar la situación: si bien está en crecimiento, la incidencia es de 80 casos por cada 100.000 habitantes, cuando en inviernos prepandémicos había llegado a los 400, y al haber entrado en la primavera se espera que el virus no se prolongue durante muchas semanas, según Cabezas. El nuevo protocolo, que el Departamento de Salud ya ha trasladado al personal sanitario, recoge todas las directrices de la Comisión de Salud Pública, que esta semana acordó eliminar cuarentenas de positivos (asintomáticos o sintomáticos leves) y de contactos estrechos, y limitar las pruebas a colectivos vulnerables. Como consecuencia del levantamiento de cuarentenas, las bajas laborables vuelven a quedar circunscritas al criterio clínico, es decir, a si el doctor que hace el diagnóstico considera que la sintomatología impide trabajar en condiciones, excepto en el caso de personal sanitario, sociosanitario o de residencias que tiene contacto con personas vulnerables. A partir del lunes, las pruebas diagnósticas se limitarán en centros sanitarios -los test automuestra en casa ya no sirven para registrar un positivo- a ciudadanos de 60 o más años, pacientes con inmunosupresión, embarazadas y personas ingresadas en centros sanitarios, sociosanitarios y geriátricos, así como a los trabajadores que los atienden. jfc/pll/jdm

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Generated by Feedzy
Abrir chat
¿ Hablamos ?..
Cope Écija
Hola, ¿ En que podemos Ayudarte ?