Con la llegada del calor comienzan las escapadas a las playas o a la piscina y con ellas, la exposición al sol de niños y mayores
Aunque la luz solar es necesaria para nuestra salud y muy recomendable para el bienestar, lo cierto es que en exceso y sin una correcta protección es un peligro del que debemos huir.Además del uso de protectores solares con filtros elevados para cuidar nuestra piel y evitar los efectos nocivos del sol, hay otros recursos naturales que podemos poner en práctica de manera sencilla gracias a efectos beneficiosos que muchos no conocíamos.Se trata simplemente de incluir en nuestra dieta alimentos que por su propiedades son una ayuda extra a las defensas de nuestro cuerpo a las agresiones del sol. Nos refuerzan y nos preparan para obtener los beneficios de una exposición solar moderada. ZanahoriasLas zanahorias son una fuente principal de betacaroteno, un antioxidante que se sintetiza en vitamina A dentro del cuerpo.Se trata de un nutriente esencial y clave para la reparación de los tejidos celulares. De hecho fortalece la dermis y reduce el impacto negativo del sol, según un estudio publicado en Journal of Cosmetic Dermatology.Pescado azulEl pescado azul es una fuente máxima de ácidos grasos omega 3 y por tanto un alimento excelente para incluir en la dieta. Pero es también mucho más.Consumir pescado azul promueve la desinflamación de los tejidos, a la vez que reduce los efectos de los radicales libres y el sol. Así lo afirma una investigación publicada en Biochemical Society Transactions.Además aporta vitamina E, con lo que se acelera el proceso de reparación de la piel, sobre todo en caso de quemaduras y manchas.Verduras de hoja verdeLos vegetales de hojas verdes tienen super propiedades y grandes beneficios para nuestra salud. En el caso de la piel y la exposición al sol destaca que contienen poderosos antioxidantes que se han relacionado con la prevención del cáncer de piel y las arrugas.A ello se añade que contienen betacaroteno, ácido fólico y vitamina E. Eso permite que mejore la actividad celular y crea una capa protectora contra los rayos UV del sol.Aceite de olivaEl aceite de oliva es un aliado para casi todo y también lo es para exponer nuestra piel al sol. Además de sus buenos efectos sobre la salud cardiovascular, el aceite de oliva también es bueno para la piel.Es una gran ayuda para cuidar la piel frente a las quemaduras y el envejecimiento prematuro. Contiene ácidos grasos esenciales que, tras ser absorbidos, mejoran el proceso de regeneración celular mientras inhiben el daño oxidativo.También concentra grandes cantidades de vitamina E y polifenoles, ambos necesarios para crear una barrera protectora contra el impacto dañino de los rayos UV.ManzanasSí sí, has leído bien, las manzanas son un alimento estupendo para el cuidado de la piel. Es la fruta con mayor contenido de polifenoles y debido a su acción antioxidante, estos combaten y revierten los daños causados por los radicales libres.Según los expertos estos compuestos vegetales controlan la inflamación, regulan el pH cutáneo y refuerzan la actividad celular para una óptima reparación.Así que además de las cremas solares con protección, la alimentación es también nuestra aliada para cuidar la piel.La exposición a la luz solar es necesaria para producir la vitamina D pero con mesura. En su justa medida nos permite mejorar nuestro estado de ánimo, disminuir la presión arterial, fortalecer nuestros huesos y músculos e incluso reforzar nuestro sistema inmunológico.También te puede interesar:Los detalles que desconocías de cinco objetos que todos usamos o tenemos en casa

Leer másSevillaRSS – Noticias de Andalucía

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Generated by Feedzy
Abrir chat
¿ Hablamos ?..
Cope Écija
Hola, ¿ En que podemos Ayudarte ?