Algunas autonomías, como Castilla-La Mancha, Andalucía o Cataluña, esperan debatir la posible supresión de la mascarilla en interiores a través de una «desescalada progresiva»
El uso de la mascarilla en interiores puede cambiar a partir de la próxima semana, ya que algunas autonomías, como Castilla-La Mancha, Andalucía o Cataluña, esperan debatir su posible supresión a través de una «desescalada progresiva», que comience en las aulas, en la reunión que mantendrán Sanidad y las comunidades el jueves en Zaragoza.Según dejó entrever esta semana la ministra de Sanidad, Carolina Darias, la supresión de las mascarillas en interiores puede ser analizada en la reunión, convocada para abordar la nueva estrategia de vigilancia de salud global y también la transición hacia el control de la nueva covid-19.En días pasados, Cataluña y Andalucía ya solicitaron una «desescalada progresiva» de las mascarillas en las aulas, de menor a mayor edad, tal y como había recomendado la Asociación Española de Pediatría. La comunidad andaluza apuesta por su retirada a los escolares después de Semana Santa.Sin embargo, hay comunidades que van más allá, como Castilla-La Mancha, que ha señalado este viernes que ya «ha llegado el momento de discutir» si debe seguir siendo obligatorio su uso en interiores, aunque con cautela y de forma «desescalada», de manera que haya sitios donde sí pueda dejar de ser obligatorio su uso y otros donde «se tenga que resistir otro poco».Desde Extremadura, el consejero de Sanidad, José María Vergeles ha instado este viernes a atender a expertos ante la retirada del tapabocas en lugares cerrados, mientras que la consejera de Sanidad de Aragón, Sira Repollés, apuesta por dar los siguientes pasos «de forma moderada y consensuada».Pese a ello, Repollés considera que «en algún momento» será necesario debatir su supresión en el interior y en qué circunstancias se deberán seguir utilizando, un aspecto que también espera que se avance en la reunión del jueves.En el extremo contrario, el lehendakari, Iñigo Urkullu, ha rechazado la posibilidad de retirar la mascarilla en espacios interiores y ha aconsejado a los ciudadanos que sigan portándola en la calle porque «aún es pronto para el relajamiento de todas las medidas preventivas» ante la celebración del carnaval.En su reunión del Consejo de Gobierno, Asturias ha acordado este viernes ampliar hasta el 31 de marzo el uso de mascarillas en espacios cerrados, así como la necesidad de instalación de medidores de CO2 en bares, restaurantes o gimnasios durante este mes, además de mantener en vigor la prohibición de fumar en terrazas y al aire libre si no se guarda una distancia mínima de dos metros.En el campo científico, la bióloga Margarita del Val ha manifestado que eliminar el uso de las mascarillas en interiores «es una necesidad social».Pese la experta ha recordado que su no obligatoriedad deberá conllevar otras medidas como reforzar la ventilación de los locales cerrados y aprender a hacerlo mejor, de una manera más inteligente y «con un esfuerzo menor».

Por

Abrir chat
¿ Hablamos ?..
Cope Écija
Hola, ¿ En que podemos Ayudarte ?