El director estadounidense Peter Sellars ha sido el encargado de escribir este año el tradicional mensaje del Día Mundial del Teatro, que se celebra hoy, 27 de marzo, desde el año 1961.

En su mensaje, Sellars invita a los creadores «a entrar en nuestra propia mirada, realidad y perspectiva de un tiempo y un cambio épicos, de una conciencia y una reflexión épicas, y una visión épica. Estamos viviendo en un período épico de la historia humana y los cambios profundos y generales que experimentamos en las relaciones de los seres humanos consigo mismos, con los otros, y en relación a los mundos no humanos, tienden a sobrepasar nuestra capacidad de comprender, articular y expresar. No vivimos realmente en el ciclo de noticias de 24 horas, vivimos en las fronteras del tiempo. Los periódicos y los medios de comunicación no están preparados y son incapaces de hacer frente a lo que estamos viviendo».

El director, nacido en la localidad estadounidense de Pittsburgh en 1957, se pregunta a continuación «¿cómo podemos transmitir el contenido de nuestras vidas en este momento, no como un reportaje sino como una experiencia real?», y concluye categórico: «El teatro es la forma artística de la experiencia humana».

«En un mundo abrumado por vastas campañas de prensa, experiencias simuladas y previsiones espantosas -continúa Sellars-, ¿cómo podemos ir más allá de la repetición interminable de números y experimentar el carácter sagrado e infinito de una vida singular, de un ecosistema particular, de una amistad o de la calidad de la luz en un cielo extraño?»

Hace referencia Peter Sellars a la pandemia, que «ha adormecido los sentidos de las personas, reducido su vida, roto conexiones y nos han colocado en una extraña zona cero de lo humano». «Mucha gente está al límite. Demasiada violencia está estallando, irracional o inesperadamente».

Como respuesta a preguntas como «¿cuáles son los rituales que nos permitirán finalmente reimaginar y recorrer caminos que nunca habíamos explorado?», el director estadounidense afirma: «El teatro de la visión épica, del propósito, de la recuperación, de la reparación y del cuidado necesita nuevos rituales. No podemos perder el tiempo. Necesitamos reunirnos. Necesitamos compartir espacios, y necesitamos cultivar espacios compartidos. Necesitamos espacios protegidos de escucha profunda e igualdad. El teatro es la creación en la tierra del espacio de igualdad entre los humanos, los dioses, las plantas, los animales, las gotas de lluvia, las lágrimas y la regeneración. Este espacio de igualdad y escucha profunda está iluminado por una belleza oculta, que se mantiene viva en una profunda interacción de peligro, ecuanimidad, sabiduría, acción y paciencia».

«El teatro -concluye el director estadounidense, en otros tiempos enfant terrible de la ópera- siempre ha presentado la vida en este mundo como un espejismo. Siempre nos ha permitido, con su claridad y su fuerza liberadoras, ver más allá de las ilusiones, la arrogancia, la ceguera y la negación de los seres humanos. Estamos tan seguros de lo que estamos mirando y de la forma en que lo estamos mirando, que somos incapaces de ver y sentir realidades alternativas, nuevas posibilidades, diferentes enfoques, relaciones invisibles y conexiones atemporales».

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Generated by Feedzy
Abrir chat
¿ Hablamos ?..
Cope Écija
Hola, ¿ En que podemos Ayudarte ?