Esta técnica supone un importante avance en el pronóstico y tratamiento de los pacientes que padecen esta enfermedad
Los doctores Mariola Albalá y Juan José Ruiz Masera, especialista del Servicio de Medicina Nuclear y jefe de Servicio de Cirugía Oral y Maxilofacial, respectivamente, del Hospital Quirónsalud Córdoba, han destacado que «la técnica de la biopsia selectiva de ganglio centinela permite un diagnóstico más preciso y rápido del cáncer de cavidad oral, ya que se puede distinguir si hay metástasis de manera precoz y, además, conlleva menos tiempo de cirugía y con menores complicaciones». Así y según ha informado el Hospital Quirónsalud, la doctora Albalá ha explicado que «la biopsia de ganglio centinela es una técnica ampliamente establecida para el estudio inicial de neoplasias de mama, melanoma y tumores de cavidad oral, entre otros. Se trata de una técnica multidisciplinar que requiere la colaboración del médico nuclear y del cirujano oral y maxilofacial, y en la que interviene también anatomía patológica». De esta forma, «en las neoplasias de cavidad oral, la biopsia selectiva de ganglio centinela se realiza en tumores que se encuentran en fase precoz, de pequeño tamaño y que no muestran extensión ganglionar en las diferentes técnicas de imagen realizadas, habitualmente TAC, resonancia magnética y ecografía». Según ha resaltado, «hasta un 70 por ciento de los pacientes con cáncer de cavidad oral en estadios iniciales no tienen metástasis ganglionares cervicales y, por tanto, podrán beneficiarse de esta técnica y evitar un vaciamiento ganglionar cervical». Los tumores de cavidad oral y faringe son la séptima neoplasia más frecuente en España y afecta más a hombres. Se asocia al consumo de tabaco y alcohol, por lo que se prevé un aumento de casos en mujeres por el incremento de consumo de estas sustancias.En la cavidad oral, las lesiones se localizan fundamentalmente en la lengua, la mucosa yugal y el suelo de la boca. En estos pacientes es muy importante conocer la extensión de la enfermedad y la posible afectación de ganglios cervicales, ya que conlleva un peor pronóstico. Por ello es fundamental realizar todas las pruebas diagnósticas necesarias para conocer el estado ganglionar. No obstante, según ha indicado la doctora Albalá, «hasta en un 30 por ciento de los pacientes en los que las pruebas de imagen no evidencian ganglios patológicos, existe afectación en el estudio anatomopatológico. Por ello, la cirugía más ampliamente establecida en pacientes sin afectación ganglionar en las diferentes técnicas de imagen ha sido el vaciamiento cervical. Como alternativa, se realiza desde hace pocos años esta técnica de biopsia selectiva de ganglio centinela».La técnica consiste en la inyección alrededor del tumor de una sustancia radiactiva (radiofármaco) en dosis muy bajas, que permite visualizar el drenaje linfático del tumor. Una vez administrado el radiofármaco, se realiza una tomografía con equipos híbridos de fusión, lo que se conoce como SPECT/CT, que permite localizar de forma precisa dónde se encuentran esos ganglios y su relación con las estructuras vecinas, para poder realizar una adecuada planificación de la cirugía. En el quirófano, el cirujano maxilofacial toma muestras de esos ganglios localizados en el SPECT/CT, mientras que el médico nuclear utiliza un aparato, llamado sonda de detección intraoperatoria, que emite un sonido que es más fuerte y continuo según se va acercando al ganglio y que permite dirigir y ayudar al cirujano en la búsqueda de esos ganglios.ESTUDIO PRECISOLos ganglios se estudian de forma precisa en anatomía patológica, lo que «dará información sobre si los ganglios tienen afectación metastásica o no, y el tamaño de dicha metástasis. Tanto el número de ganglios enfermos, como el tamaño de la metástasis son factores de gran importancia para el pronóstico de la enfermedad, por lo que es importante su estudio exhaustivo», según han resaltado los doctores Albalá y Ruiz Masera. En caso de que los ganglios centinelas estén afectados, se realiza un vaciamiento cervical en un segundo tiempo. Sin embargo, si los ganglios centinelas están sanos, no es necesario realizar ninguna cirugía complementaria. Esta técnica supone un importante avance en el pronóstico y tratamiento de los pacientes que padecen esta enfermedad, ya que selecciona los casos que pueden beneficiarse de un vaciamiento ganglionar cervical y evita sobre tratamientos en los pacientes donde no estaría indicado el vaciamiento cervical.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Generated by Feedzy
Abrir chat
¿ Hablamos ?..
Cope Écija
Hola, ¿ En que podemos Ayudarte ?