Una exposición de la UJI da visibilidad a la historia del jabón castellonense
El jabón es un producto que se ha elaborado durante décadas en muchos hogares de las comarcas de Castellón. Era una tradición muy arraigada. Se trata de un artículo que era esencial para el día a día, un hecho que supuso el surgimiento progresivo de una industria incipiente a principios del siglo XX en la provincia y que llegó a contar con 21 empresas en 1945.Algunas como Bellmunt, Montoliu, Beltrán o Chavalín fueron referencia en aquella época. Ahora, la historia que hay detrás de este sector y la trascendencia social y económica que tuvo durante el siglo XX se recoge en una exposición organizada por la Universitat Jaume I, que ha sido inaugurada este viernes en el Menador espai cultural, un acto en el que ha estado presente la vicerrectora de Cultura y Relaciones Institucionales, Carmen Lázaro, que ha puesto en valor el modelo cultural de la UJI, «un modelo abierto que permite que a través del programa UJI-encultura cualquier miembro de la comunidad educativa pueda difundir acciones con impacto cultural abiertas a la sociedad, como es esta exposición, que nos vincula a todas y todos de una manera especial puesto que muchas marcas de jabón, como por ejemplo Beltrán, forman parte de la realidad cotidiana de muchos castellonenses».La muestra es fruto de una investigación que ha llevado a cabo el profesor de la UJI Ramón Feenstra, autor del libro Historia del jabón. 100 años de Jabones Beltrán, que durante el proceso de documentación para escribirlo observó que su evolución en los últimos años permitía conocer mejor diferentes momentos de la historia contemporánea de la provincia de Castellón. Durante el acto, Feenstra ha comentado que «rastrear la historia del jabón y de su industria le ha permitido conocer mejor la historia de Castellón».En este sentido, el autor de la exposición ha destacado «el trascendental papel que tuvo el jabón durante la guerra civil, momento en que se convirtió en un bien de primera necesidad y que en algunas localidades lo utilizaron como moneda de cambio otras mercancías». Posteriormente, en la posguerra, el sector industrial del jabón pasó a estar abajo un control férreo del régimen y del sindicato vertical. Este hecho, ha explicado Feenstra, «supuso un primer cambio para las decenas de fábricas que se extendían por las diferentes localidades de la provincia y ante las dificultades de mantenerlas en los pueblos una gran parte decidió trasladarse en las ciudades».Así, en los años cuarenta y cincuenta, apunta el autor, fueron diversas las fábricas que se desplazaron desde pueblos como Sueras, Xert o Albocàsser hasta la ciudad de Castelló, hecho que generó una concentración de la industria jabonera. Aunque el cambio radical del sector tuvo lugar en la década de los años 50 y 60, con la liberalización del mercado, la llegada de las lavadoras y del detergente y de la competencia internacional. La mayoría tuvieron que cerrar y en 70 solo quedaban dos firmas en la provincia.Ahora, esta exposición permitirá los castellonenses conocer de más cerca la historia del jabón. A través de 12 paneles, se recogen los momentos más álgidos de esta industria gracias a la documentación recopilada y a los testigos de familias como Bellmunt o Beltrán, además de la explicación de las fases de producción del jabón. La muestra también incluye un espacio donde se expone maquinaria antigua como una troqueladora o una contadora de jabón de 100 años de antigüedad, varios objetos y documentación antigua, cedida por la empresa centenaria Jabones Beltrán. Esta actividad se enmarca dentro de los proyectos UJI-Encultura, impulsados a través del Servicio de Actividades Socioculturales, y vinculados al Vicerrectorado de Cultura y Relaciones Institucionales de la Universitat Jaume I de Castelló.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Generated by Feedzy
Abrir chat
¿ Hablamos ?..
Cope Écija
Hola, ¿ En que podemos Ayudarte ?