En el plano de las negociaciones, que reflejan una falta de avances tangibles, el presidente turco, Tayip Erdogan, ha viajado a Moscú para reunirse con Vladimir Putin
Ucrania afronta este lunes su vigésimo sexto día mientras continúan los combates en el norte y sureste del país. Mariúpol es una de las regiones más asediadas en los últimos días. Cerca de 400.000 personas han estado atrapadas en la ciudad durante más de dos semanas en medio de intensos bombardeos que han cortado los suministros centrales de electricidad, calefacción y agua, según fuentes locales.En el plano de las negociaciones, que reflejan una falta de avances tangibles, el presidente turco, Tayip Erdogan, ha viajado a Moscú para reunirse con Vladimir Putin. Tras el encuentro, el ministro turco de Asuntos Exteriores, Mevlüt Çavusoglu, aseguró que ya se ha recorrido un largo camino en las conversaciones entre las delegaciones de ambas partes, pero que la paz requerirá un encuentro al más alto nivel, es decir, entre el presidente ruso, Vladímir Putin, y su homólogo ucraniano, Volodímir Zelenski. Para que este encuentro se lleve a cabo debe producirse un alto el fuego, según señalan desde Ankara. «Si las partes no se apartan de sus posiciones actuales, podemos decir que tenemos la esperanza de un alto el fuego. Hay canales abiertos entre los líderes. Esto ya se sabe», apuntó el jefe de la diplomacia turca. «Si hay paz, si hay un acuerdo, definitivamente (Putin y Zelenski) se reunirán. No descartan esta posibilidad. No tienen una actitud negativa respecto a reunirse», añadió. Además, Ibrahim Kalin, portavoz del presidente turco, Erdogan, afirmó en una entrevista de manera reciente que los temas planteados sobre la mesa se agrupan en seis puntos, que serían las condiciones que pone Putin para aceptar un alto el fuego en Ucrania y sentarse a negociar la paz.Las condiciones de Putin para el alto el fuegoEn primer lugar, Moscú exige la neutralidad de Ucrania, que pasa porque el país no entre en la OTAN, una condición que Zelensky podría aceptar, según se deduce de algunas de sus últimas comparecencias. El segundo punto pasa por «el desarme y las garantías mutuas de seguridad».En tercer lugar, hay un aspecto de carácter más ideológico, y es que Rusia pide lo que denomina la «desnazificación» de Ucrania. Cuando Moscú hace referencia a los rusos que se encuentran un Ucrania, emplea ese término para denunciar el trato que se les está dando. Es cierto que Zelenski tiene raíces judías, pero sí se podría acordar un punto con este concepto, para ‘contentar’ a Putin. La cuarta condición pasa por eliminar los obstáculos al uso generalizado del ruso en Ucrania, y el quinto y sexto tienen que ver con territorios concretos de Ucrania, como son el Donbás y Crimea, y su soberanía e independencia, respectivamente. Por un lado, Moscú pide que se reconozca su soberanía sobre la península de Crimea. El territorio fue anexionado por Rusia tras la invasión en 2014, pero no se recoge nada al respecto en los acuerdos firmados en la independencia de Ucrania. En cuanto al Donbás, Putin ha pedido a Zelenski que acepte la independencia del territorio, pero no hace referencia a la soberanía en sí misma. En esta zona, la mayoría prorrusa ha establecido dos repúblicas independientes que podrían pedir unirse a Rusia. Por ahora, las condiciones sobre Crimea y el Donbás serían inaceptables para Kiev.

Por

Abrir chat
¿ Hablamos ?..
Cope Écija
Hola, ¿ En que podemos Ayudarte ?