La mujer, condenada a meses de cárcel por no permitir que su marido condenado por maltrato visitara a su hija, ha podido salir a trabajar este jueves
Sonriente, María Salmerón salía a trabajar esta mañana del centro de inserción donde cumple condena. Esta mujer sevillana ingresaba en dicho centro el pasado día 9 para cumplir los nueve meses de carcél que le impusieron por no permitir que su marido, condenado por violencia machista, visitara a su hija.El pasado día 16 le fue concedido el tercer grado y eso le permitía salir a primera hora de la mañana para dirigirse a su puesto de trabajo, «y así voy a estar varios días, hasta que me impongan medidas telemáticas», ha dicho a los periodistas que se daban cita a las puertas Una vez que se apliquen esas medidas, podrá pasar el resto de la condena fuera del Centro de Inserción Social (CIS) de Sevilla.Salmerón fue condenada a nueve meses de prisión y al pago de 3.000 euros en concepto de responsabilidad civil, que abonó 24 horas antes de conocer la decisión de la jueza de que ingresara en prisión.Había sido indultada en varias ocasiones, y solicitó de nuevo el indulto tras ser condenada en 2020 por un juzgado de Sevilla a nueve meses de cárcel por un delito continuado de desobediencia grave a la autoridad con la agravante de reincidencia.

Leer másSevillaRSS – Noticias de Andalucía

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Generated by Feedzy
Abrir chat
¿ Hablamos ?..
Cope Écija
Hola, ¿ En que podemos Ayudarte ?