El grupo de aviación Ryanair pospone su decisión de cerrar el hangar de mantenimiento de Sevilla y desviar su carga de trabajo a otros países, una posibilidad que se había puesto este miércoles sobre la mesa ante la huelga que los trabajadores del mismo tenían convocada desde el pasado 25 de abril y la falta de entendimiento entre la dirección y la representación de la plantilla. La reunión celebrada hoy en el Sercla ha terminado acercando las posturas tras la suspensión de los paros y alejando esa drástica solución, al menos de momento, porque nadie da nada por seguro.

La compañía irlandesa había planteado esa posibilidad como último recurso en respuesta al conflicto prolongado que vive el centro desde principios de año. El motivo es la dinámica de trabajo que se viene desarrollando en el taller aeronáutico desde que comenzó su actividad a finales de 2018, cuando sólo estaba construida una de las naves. Entonces se planteó un acuerdo para hacer turnos de doce horas a cambio de más tiempo de vacaciones, ya que los aviones entran en mantenimiento por temporadas, lo que impide que la carga de trabajo sea constante a lo largo del año. A ello se une que es una subcontrata (Spanish International Aircraft Maintenaince SIAM) y no la compañía la que dirige el recinto, que se amplió a finales del año pasado. Se trata en concreto de.

Fuentes de la compañía confirmaban a ABC mientras seguía abierta la negociación que «la situación es muy difícil» y son ciertos los temores de que se puedan clausurar las instalaciones», independientemente de la inversión realizada o del poco tiempo que lleva en marcha este proyecto. El comité de empresa, que lidera Comisiones Obras, considera que las condiciones impuestas son «abusivas» y así lo ha venido denunciando. Desde principios de año se ha reunido en sucesivas ocasiones con representantes políticos de distintos niveles a los que ha trasladado la situación. Entre las cuestiones que ha llevado a la mesa del Sercal está el incumplimiento del convenio colectivo y la legislación laboral en cuestión de calendario, jornada de trabajo y turnos, en categorías profesionales y en prevención de riesgos laborales.

Juan Antonio Caravaca, secretario general de Industria de CC OO asegura en declaraciones a este medio que «la huelga se ha suspendido porque a subcontrata de Ryanair se ha comprometido a plantear planes de jornadas a ocho horas en lugar de doce». Esa es una de las principales reivindicaciones que se ha aceptado. «Nosotros entendemos cómo funciona este centro que necesita actividad las 24 horas, pero se pueden cubrir con turnos de ocho horas en lugar de doce y cumplir el convenio colectivo del metal. Así se lo hemos trasladado y parece que lo van a considerar«, ha asegurado.

También ha mostrado su sorpresa por el posible cierre que la compañía ha anunciado esta mañana, pues «hasta ahora nadie nos había planteado esa decisión y nunca se ha hablado de ello», señala el portavoz sindical. Sin embargo, el grupo ya había dado algunos signos con un desvío de carga de trabajo a otros centros para cumplir con el calendario de mantenimiento y el estudio de capacidad de los mismos para comprobar que pudieran absorber la labor que se había asignado a las instalaciones sevillanas. No sería la primera vez que Ryanair cierra un centro de trabajo por el enfrentamiento sindical, ya ha ocurrido con bases operativas de aviación como la de Lanzarote y la de Gerona, aunque nunca hasta ahora con un taller de reparaciones.

Medio millar de empleos
Las instalaciones de San Pablo han supuesto una inversión de 30 millones de euros y genera alrededor de 500 empleos tras la inauguración de la segunda fase que permitió ampliar la capacidad. Actualmente se pueden reparar a la vez cinco aviones y en los mismos trabajan ingenieros, montadores, administrativos y técnicos que se estaban incorporando progresivamente al equipo. Todos profesionales altamente cualificados que tienen un nivel de retribuciones medio y alto.

La función de este centro de mantenimiento pesado es realizar las revisiones periódicas a la flota de aviones Boeing 737. En este caso se hace un trabajo integral tanto para la puesta a punto como para la reparación de las averías que pudieran sufrir las aeronaves de composites -que es como se denominaría la ‘chapa’ del avión-, estructuras, mecánica y calderas de agua.

El cierre de este hangar no afectaría, a priori, a la programación del aeropuerto de Sevilla, cuya actividad lidera Ryanair con conexiones a 53 destinos. Eso obedece a cuestiones comerciales, pero la drástica decisión genera mucha preocupación también en esta otra división, pues la localización estratégica en San Pablo permitía hacer una rotación de aviones para que pasaran por el taller aprovechando las escalas en la ciudad sin que ninguno viniera de vacío. A otro proyecto que también afecta el conflicto es a la futura escuela de pilotos que la compañía tiene previsto construir en la península ibérica. Estos planes los había trasladado el propio consejero delegado del grupo , Eddie Wilson, a las autoridades locales y de la Junta de Andalucía teniendo a Sevilla como una de sus posibles ubicaciones, pero la situación del centro de mantenimiento aleja ahora esa posibilidad.Leer másSevillaSevilla

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
¿ Hablamos ?..
Cope Écija
Hola, ¿ En que podemos Ayudarte ?