El presidente de Renfe, Isaías Táboas, ha reconocido que las cuentas de la compañía, principal consumidor eléctrico de España (1 % del total), se verán impactadas por el encarecimiento de la electricidad, entre otras cosas, porque no trasladarán al precio del billete todo el incremento.
El presidente de Renfe, Isaías Táboas, ha reconocido que las cuentas de la compañía, principal consumidor eléctrico de España (1 % del total), se verán impactadas por el encarecimiento de la electricidad, entre otras cosas, porque no trasladarán al precio del billete todo el incremento.En declaraciones a EFE, ha explicado que solo en los servicios comerciales (AVE y larga distancia) el coste de la energía de tracción representó en 2019 el 7 % de todos los costes, un porcentaje que con los actuales precios de la luz se ha elevado al 18 %.»No sabría decir cómo acabarán el 2022, ya veremos a final de año (…) pero esos 11 puntos de incremento de coste irán contra un pequeño margen si lo tenías». Además, habrá que buscar más eficiencia por otras partes y donde se pueda buscar más eficiencia «irá a ir a un parte mala de la cuenta de resultados», ha apuntado.»A corto plazo, no hay solución», según el presidente de Renfe, que ha explicado que a medio y largo plazo sí y que para ello están trabajando en dos iniciativas de autoconsumo: poner placas solares en los techos y terrenos de sus tallares y promover plantas fotovoltaicas cerca de las subestaciones desde las que ADIF inyecta energía a la catenaria que alimenta el AVE.Así, en breve lanzarán una licitación para buscar socios con los que instalar placas en las 50 hectáreas que suman sus talleres con el objetivo de que a finales de 2025 puedan tener todos talleres abastecidos de su propia energía solar.»El otro proyecto puede que no vaya tan rápido porque ya no depende de nosotros», ha añadido Táboas, que ha dicho que sumadas, estas iniciativas podrían suponer 300 megavatios al año, que, aunque no es ni mucho menos la mitad del consumo, es una «cifra razonable y asequible» que permitirá «un ahorro importante».»Es adonde vamos a poder llegar porque es por donde pasan las líneas y puede haber espacio. En el caso de las Cercanías, no hay espacio para generar plantas fotovoltaicas» pues están en zonas densamente pobladas.Con ese nivel de autoconsumo dejarían de comprar energía verde que podría ser aprovechada por otros y, al rebajar sus costes, podrían «mantener unos precios mejores», ha explicado.Los precios, sobre todo en los servicios comerciales, tienen que reflejar los costes y un pequeño beneficio «que en nuestro en caso nunca se supone que ha de ser un gran beneficio, pero debe reflejar los costes», ha insistido el presidente de Renfe.

Por

Abrir chat
¿ Hablamos ?..
Cope Écija
Hola, ¿ En que podemos Ayudarte ?