La Audiencia de Sevilla tenía fijado para este miércoles un juicio contra T.M.R., una mujer con varias condenas anteriores por robo con violencia, por agredir a un anciano en la avenida Trabajadores Inmigrantes, en la zona del Polígono Norte, para intentar robarle. La acusada ha aceptado seis años de cárcel.

La mujer, que está a punto de cumplir 39 años, se enfrentaba a una petición de la Fiscalía de quince años de prisión por las lesiones, el intento de robo y una tentativa de homicidio. Si bien, el Ministerio Público, tras escuchar las declaraciones de la acusada, reconociendo los hechos pero asegurando que nunca quiso hacer daño al anciano, de 85 años, ha eliminado la tentativa de homicidio, lo que ha contado con la adhesión de la defensa.

A preguntas de la Fiscalía, ella ha afirmado que no se acuerda de los hechos porque se había tomado «un bote de trankimazin», y consumió alcohol y drogas, y llevaba cinco días sin dormir. «Perdí la conciencia. Perdí el norte», ha dicho.

La acusada ha expresado sus disculpas y su arrepentimiento. En este sentido, ha explicado que tenía muchos problemas y por eso había intentado quitarse la vida. Preguntada por su defensa sobre si reconocía los hechos, ha contestado: «Si lo dicen ustedes, es verdad, es cierto».

Los hechos sucedieron el 18 de febrero de 2020, la víctima estaba en la puerta de su casa en la avenida Trabajadores Inmigrantes. Entonces, la acusada se aproximó al hombre para ofrecerle favores de tipo sexual. Él se negó y ella le pidió diez euros, lo que él también rechazó, mientras hizo ademán de girarse para entrar otra vez en su casa.

Al suelo de un empujón
Pero lejos de desistir, ella, una mujer de gran envergadura, le agarró por el cuello con su brazo mientras le pinchaba con una tijera en el pecho y el cuello. El hombre se pudo proteger con su brazo, la acusada insistía para poder robarle. Le dio un empujón y lo tiró al suelo. Se colocó encima y, mientras seguía dándole golpes con la tijera, intentaba meterle las manos en el bolsillo para quitarle lo que llevara encima. La intervención de un vecino evitó que la agresión fuera a más.

La Fiscalía, durante la vista oral, ha anunciado que modificaba sus conclusiones provisionales. Así, al no apreciar intención en la mujer de causar la muerte del anciano ni usar un medio idóneo para ello, así como tampoco hubo afectación en zona vital, la fiscal ha suprimido la acusación del delito de homicidio en grado de tentativa. Ha mantenido la petición del robo intentado y las lesiones, por los que pide seis años de prisión, donde la acusada se encuentra actualmente. En 2020 fue condenada dos veces. El juicio ha quedado visto para sentencia

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
¿ Hablamos ?..
Cope Écija
Hola, ¿ En que podemos Ayudarte ?