«¡El Galeón San José es indivisible, la prioridad es preservarlo como patrimonio cultural sumergido!», exclamaba este lunes en sus redes sociales la vicepresidenta y canciller colombiana, Marta Lucía Ramírez, satisfecha de que el Ministerio de Cultura colombiano haya declarado por desierta la licitación para una alianza público-privada (APP) con la empresa Maritime Archaeology Consultants Switzerland AG (MAC) para rescatar el tesoro del pecio español hundido frente a Cartagena de Indias en el siglo XVIII, que tenía previsto un pago en especie del 45% de lo hallado. «Desde el Gobierno nos concentramos en buscar solución que evitará entrega de partes como pago en especie», añadió la vicepresidenta.

Ramírez anunció que las autoridades colombianas coordinarán una nueva convocatoria con el Ministerio de Cultura y el Instituto Colombiano de Antropología e Historia (ICANH) «para un contrato de extracción del galeón San José con arqueólogos y expertos internacionales con toda la capacidad técnica para su extracción».

En una declaración pública, Ramírez explicó que la resolución 0113 del pasado 4 de marzo por la que el Gobierno colombiano declaró desierta la licitación «responde a la decisión que se había tomado ya con el presidente de la República y el Consejo Nacional de Patrimonio, y por supuesto la ministra de Cultura, de proteger todo ese pecio, ese patrimonio sumergido en el galeón San José, precisamente porque es un patrimonio cultural, es un patrimonio arqueológico, que es totalmente irrepetible». De acuerdo con lo que dispone el artículo 72 de la Constitución colombiana, señaló, al declarar el galeón patrimonio cultural y arqueológico, «tiene que sacarse del comercio, porque es imprescriptible, inembargable».

«Esa es la razón por la cual se tomó la decisión de declarar desierta esta Alianza Público Privada que había iniciado el Gobierno anterior», de Juan Manuel Santos, explicó la alta funcionaria. Este contrato público hubiera permitido saquear el galeón a la empresa británica Maritime Archaeology Consultants (MAC), detrás de la cual se encontraba Oliver Plunkett y conocidos cazatesoros, como Mensun Bound, o Roger Dooley. <iframe src=»//www.youtube.com/embed/cCJnxSZpTgg?wmode=transparent&amp;jqoemcache=fvOl7″ width=»425″ height=»349″ allowfullscreen=»true» allowscriptaccess=»always» scrolling=»no» frameborder=»0″ style=»max-height: 600px; max-width: 800px;»></iframe>

A su juicio, «ningún colombiano hubiera podido entender jamás que las monedas y cualquier pieza cerámica de ese galeón apareciera después en los anticuarios del mundo por cientos de miles de dólares, cuando estuvo en Colombia y era decisión del gobierno colombiano protegerlo».

De ahora en adelante, indicó que los esfuerzos del Gobierno colombiano se centrarán en «concentrar todos los esfuerzos con la cooperación internacional y con distintos aliados en extraer las partes y piezas, que se puedan extraer, con todo el cuidado que requiere un patrimonio de esta naturaleza». Para ello, «lo que viene ahora es abrir una nueva convocatoria«, añadió.

Ramírez subrayó que España «ha estado muy atento» a dar a Colombia «toda la cooperación en esta materia y por supuesto también respaldó esa decisión que tomamos hace dos años de declarar este patrimonio como patrimonio cultural y por lo tanto sacarlo del comercio».

Por

Abrir chat
¿ Hablamos ?..
Cope Écija
Hola, ¿ En que podemos Ayudarte ?