Acertaron los expertos que predijeron que desde comienzos de febrero se empezaría a notar una bajada en la incidencia del Covid-19, una vez pasada la resaca de las fiestas navideñas. Con los datos publicados este miércoles por la Consejería de Salud, la provincia de Córdoba tiene una tasa de 486 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días.

Hace dos semanas, ese mismo valor era mucho más alto. Así, el 9 de febrero estaba en 840 puntos, lo que supone una caída del 42 por ciento. En la capital cordobesa, que llevaba tiempo con valores superiores, la bajada ha sido mayor y se ha quedado en la mitad.

L
a ciudad más poblada de la provincia tenía entonces una incidencia de 1.080 casos, que se han quedado en 532 en el último balance. La tónica es la misma en los demás distritos sanitarios.

En el Sur, este miércoles los datos estadísticos revelan una incidencia de 400 positivos por cada fracción de 100.000 habitantes, cuando hace dos semanas estaba en 539 (25 por ciento menos). Es la región en donde menos se ha notado la bajada, pero ello se debe a que ya por entonces se mantenía con unos registros relativamente bajos en comparación con la media provincia.

En el Guadalquivir, ha caído de 919 puntos a 510 en apenas 14 días, un 44 por ciento menos. Y en el Norte se ha pasado de 710 a 535 (una cuarta parte menos).

En la jornada de este miércoles, la Consejería de Salud ha registrado 422 positivos, lo que supone un repunte con respecto a los números del día previo (241). La suma total es de 136.668 cordobeses contagiados desde el inicio de la crisis.

Y siguen registrándose fallecidos continuamente. En esta ocasión han sido dos las víctimas mortales contabilizadas en la provincia de Córdoba. Suman durante toda la pandemia 1.291 muertos.

Por