Un 70 % de los españoles encuestados por el Banco Europeo de Inversiones (BEI) espera que su calidad de vida, su salud y comodidad diaria mejorarán gracias a la transición ecológica, pese a que un 59 % prevé que esta hará disminuir su poder adquisitivo.
Un 70 % de los españoles encuestados por el Banco Europeo de Inversiones (BEI) espera que su calidad de vida, su salud y comodidad diaria mejorarán gracias a la transición ecológica, pese a que un 59 % prevé que esta hará disminuir su poder adquisitivo.Así lo reflejan los resultados de la última encuesta del BEI sobre el «impacto social y económico de la transición verde» publicados este martes y en los que consta que la mayoría (un 61 %) de europeos opina que la descarbonización beneficiará a sus vidas, aunque son más pesimistas que, por ejemplo, los estadounidenses (65 %), los británicos (63 %) y los chinos (77 %).Se trata de la cuarta edición de esta encuesta, en la que participaron más de 30.000 personas con una muestra representativa de 30 países entre agosto y septiembre de 2021 y con la que la institución financiera europea busca «contribuir a un debate más amplio sobre las actitudes y expectativas de los ciudadanos en materia de acción por el clima», ha explicado en un comunicado.Entre los españoles preguntados por el BEI, un 64 % cree que las políticas de acción climática serán una fuente de crecimiento económico, mientras que un 59 % confía en que estas medidas tendrán un impacto «neto positivo» en los niveles de empleo del país al generar más puestos de trabajo que los que destruyen.En cuanto a la dimensión del desafío climático, la mayoría de españoles no alberga demasiadas esperanzas de que se consiga resolver: un 67 % se teme que el calentamiento global será todavía un problema importante a mediados de siglo, frente a un 30 % que considera que la emergencia climática «estará controlada en 2050».Como consecuencia, un 35 % pronostica que deberá trasladarse a otra región o país a causa de los impactos climáticos, cifra que entre veinteañeros -más preocupados por esta cuestión, según los datos- asciende al 61 %.El 60 % de españoles también augura que, para adaptarse al cambio global y a los retos asociados -disminución del suministro energético, entre otros- se asignará una cuota de energía a cada ciudadano; una previsión que comparte casi la mitad de personas encuestadas en la UE.Otras medidas que los ciudadanos de España piensan que deben adoptar para hacer frente al colapso climático incluyen renunciar al coche -un tercio de los encuestados asume que en 20 años la mayoría de la gente no tendrá vehículo privado-; el teletrabajo (un 67 % es de esta opinión); o una dieta basada en vegetales (un 35 % así lo considera). A los residentes en este país «les preocupan algunos grandes cambios que tendrán que introducir en su modo de vida debido a los efectos el cambio climático a largo plazo», ha asegurado el vicepresidente del BEI Ricardo Mourinho Félix, quien ha añadido que, como «banco climático de la UE», la institución deberá trabajar con los responsables políticos y los socios de la industria para abordar «de forma concreta» estas preocupaciones.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
¿ Hablamos ?..
Cope Écija
Hola, ¿ En que podemos Ayudarte ?