La cumbre de la UE aprobó la denominada «excepción ibérica» en el mercado de la electricidad para que España y Portugal puedan adoptar medidas específicas
El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, confía que en menos de un mes pueda notarse en la factura de la luz el impacto del acuerdo logrado este viernes por el Consejo Europeo en materia energética.La cumbre de la UE aprobó la denominada «excepción ibérica» en el mercado de la electricidad para que España y Portugal puedan adoptar medidas específicas debido a la condición de «isla energética» de la Península Ibérica.Esto permite que prospere la propuesta de los dos países para, de forma temporal, poner un precio máximo para las centrales de ciclo combinado, que transforman la energía térmica del gas natural en electricidad.En conferencia de prensa conjunta con el primer ministro de Portugal, António Costa, al término del Consejo, Sánchez avanzó que a principios de la próxima semana los dos países harán su propuesta concreta a la Comisión Europea, que se ha comprometido ya a tramitarla de forma urgente. Por muchos expertos, esta medida ha sido catalogada como una especie de ‘luz al final del túnel’. Pero, ¿cuáles son las principales claves detrás de la ya conocida como isla energética y cómo afecta al bolsillo de los españoles?Lo que ha dicho Pedro Sánchez es que se va a topar el precio del gas: «Vamos a poder establecer un precio de referencia al gas con el cual se produce la electricidad. Esto va a significar una caída en los precios sin duda alguna». ¿Qué significa la medida?La medida supone que se rompe con la teoría de que todas las energías cobren el precio de la más cara, a pesar de que de forma independiente tienen unos costes más pequeños. La cuestión es que en España el 70% de la energía es renovable o nuclear, con costes que no han cambiado respecto al año pasado e inferiores al gas. Ahora, debido a la subida del gas, están cobrando casi cinco veces más. Tras considerar a España y a Portugal una isla energética, las conclusiones todavía son muy genéricas y no se han establecido medidas concretas, a la espera de próximos Consejos de Ministros.El precio de referencia, lo más importante Pero en líneas generales se esperan que las centrales que queman gas para generar electricidad tendrán un precio de referencia y no lo podrán superar. Es decir, al establecer un precio de referencia que no se puede superar, todo gira en torno a esa cifra, por lo que directamente el precio baja y podría suponer una diferencia a la baja de 30 mil millones de euros anuales.Después las centrales de gas vienen a pedir la diferencia, provocando una especie de repesca o segundo mercado en el Sistema Eléctrico Español. En definitiva, las centrales de gas cobrarán lo que cuesta la producción de energía, mientras que las energías infra marginales, las que están por debajo del gas, cobrarán el precio de referencia que se va a fijar. En términos generales sí que se producirá un ahorro en la factura, la cuestión ahora es saber cuál será el precio de referencia. El precio medio de la electricidad este mes de marzo ronda los 280 euros, la cuestión es que un precio de referencia adecuado se tendría que posicionar en torno a los 40-50 euros. En definitiva, cuánto más se acerque el precio al de referencia a esa cifra de 40-50 mayor será el ahorro. Se espera que esa referencia se dé a conocer en el Consejo de Ministros del próximo 29 de marzo.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Generated by Feedzy
Abrir chat
¿ Hablamos ?..
Cope Écija
Hola, ¿ En que podemos Ayudarte ?