Vicente es uno de los 3.000 españoles que se encuentran en Rusia y que siguen, muy de cerca, cómo evoluciona el conflicto
El conflicto entre Rusia y Ucrania permanece activo aunque es cierto que este jueves, el asesor de la Presidencia de Ucrania ha asegurado que han pactado con Rusia establecer corredores humanitarios y un posible alto el fuego temporal. Por su parte, el jefe de la delegación rusa, el asistente de la Presidencia Vladimir Mendinsky, ha calificado de «progreso significativo» los acuerdos alcanzados durante la jornada. La situación continúa siendo muy complicada… las consecuencias son enormes y todavía no vemos esa luz al final del túnel a la que acogernos. A ese final de la guerra que todos esperamos.Vicente es uno de los 3.000 españoles que se encuentran en Rusia y que siguen, muy de cerca, cómo evoluciona la guerra para tomar según qué decisiones. Desde octubre de 2015, vive en Zvenigovo, un municipio de 12.000 habitantes. Se dedica a la enseñanza del español y también, por afición, tiene un canal de Youtube sobre meteorología.»Al encontrarme en una localidad pequeña, siempre estamos más tranquilos que en las grandes ciudades. Desde aquí, veo las noticias y las imágenes de Moscú. La gente parece que entra en pánico. Van a retirar dinero, hay muchas colas… pero aquí la situación es tranquila. Yo diría que hay una calma tensa también porque, por otra parte, está claro que todos están al tanto de lo que está pasando y de las sanciones tan fuertes que nos están imponiendo y del gran número de empresas que están dejando Rusia y esto causa una incertidumbre que a la gente le asusta. No sabemos qué va a pasar», asegura.Por tanto, y en declaraciones de Vicente a COPE, «la vida en este pequeño municipio sigue igual, no hay ningún cambio importante. Creo que es demasiado pronto todavía para que se pueda sentir algún efecto de las sanciones. De momento, aquí todo está igual. La gente hace su vida, salen a las calles y pasean». Este español afincado en Rusia desde hace siete años no tiene sobre la mesa abandonar el país. «Mi mujer es rusa, tenemos nuestro hijo y mucha familia aquí y… solo con una situación muy extrema nos plantearíamos dejarlo todo y salir de aquí. No es una opción que barajo pero sí una posibilidad a medio y largo plazo. No sabemos cómo va a estar el país cuando esto termine y hay que esperar. Yo desearía no tener que marcharme porque me gusta vivir aquí. Ya tengo mi vida hecha y sería una opción que me pondría muy triste».»MIS PADRES ESTÁN DESEANDO QUE VUELVA, PERO AQUÍ SIGO…»Tanto su mujer como el resto de rusos a los que conoce «no ven con buenos ojos todo lo que está pasando. Está situación les entristece. Están en contra de cualquier tipo de violencia. Diría que el 95% de los rusos con los que he podido hablar no justifica esta guerra».Vicente mantiene contacto con periodistas a través de redes sociales y también ha seguido historias de españoles que se han visto obligados a abandonar el país y, cuando ve estas circunstancias, nos ha contado que le causa «inquietud y nerviosismo. No es algo agradable. Pero hay de todo, también hay gente que decide quedarse».Toda su familia sigue con muchísima preocupación lo que está ocurriendo aunque él trata de trasladarles que todo está bien y que permanezcan (en la medida de lo posible) tranquilos. Mientras todo ocurre, este español espera que todo pase pronto y que no se vea obligado a abandonar ese pequeño municipio ruso en el que ha armado su vida.

Por

Abrir chat
¿ Hablamos ?..
Cope Écija
Hola, ¿ En que podemos Ayudarte ?