El plan de seguridad para la Semana Santa, que se activa este Viernes de Dolores 8 hasta el Domingo de Resurrección 17 de abril, cuenta con 2.594 efectivos de la Policía Nacional (1.617) y 977 guardias civiles, a los que se suman los más de 6.000 efectivos que moviliza solo el Ayuntamiento de Sevilla, entre Policía Local y el resto de servicios municipales, como la empresa pública de limpieza (Lipasam), que se refuerza con 331 contrataciones para las fiestas de primavera (Semana Santa y Feria).

Así lo han detallado este lunes el alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, el subdelegado del Gobierno en la provincia, Carlos Toscano, y el delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Sevilla, Ricardo Sánchez, al término de la reunión este lunes de la Junta Local de Seguridad donde se ha dado cuenta del plan que se activa para la Semana Santa después de dos años de parón por la pandemia de Covid y que sigue el «modelo de 2019», último año en el que hubo cofradías en las calles.

Con ese esquema como base, el plan de seguridad establece siete zonas de «máxima prioridad» en las que habrá un «tratamiento especial» y en las que se llevarán a cabo los «aforamientos» que sean «necesarios», ha explicado el alcalde, que, en materia de hostelería, y sobre todo de cara a la Madrugada del Viernes Santo, ha hecho hincapié en que el plan de seguridad establece que, de forma «excepcional», en los bares de las calles Álvarez Quintero, Argote de Molina, Placentines, Bilbao y Plaza Nueva «se permitirá la apertura hasta su horario máximo permitido».

Esto significa que estos locales podrán servir más allá de la una, horario en el que el resto de los establecimientos deberán estar «completamente cerrados», según lo fijado por la Delegación de Gobernación y Fiestas Mayores, que vuelve a prohibir la venta de alcohol en la Madrugada para evitar así altercados. No obstante, los establecimientos de hostelería de estas zonas con excepciones tendrán que cumplir una serie de condiciones. La primera es que los clientes tendrán que estar sentados en el interior sin «superarse el aforo permitido». En segundo término, no podrán servirse bebidas alcohólicas y, por último, los establecimientos tendrán que contar con un servicio de vigilancia prestado por «vigilantes de seguridad» que sean plantilla de empresas autorizadas para este tipo de trabajos.En los bares de las calles Álvarez Quintero, Argote de Molina, Placentines, Bilbao y Plaza Nueva se permitirá la apertura más allá de la una de la mañana durante la Madrugada

De manera general para toda la semana los establecimientos deben mantener las puertas del local cerradas a efectos de contaminación acústica, sólo podrán expender los productos alimenticios y bebidas para su consumo en el propio local en caso de la hostelería, y todas las actividades que incluyan la venta de artículos de alimentación y bebidas incluidas en los sectores y calles relacionadas deberán cesar su actividad en el horario comprendido entre las 22.00 horas del jueves 14 de abril y las 8.00 horas del viernes 15 de abril.

Se mantiene la prohibición de venta de bebidas alcohólicas durante el horario comprendido entre las 22:00 y las 8:00 horas del día siguiente en establecimientos en los que no esté autorizado, así como la venta y consumo de alimentos y bebidas, en espacios destinados habitualmente a otros usos tales como portales, quioscos, soportales, zaguanes, habitaciones de viviendas, garajes, espacios libres exteriores o interiores y locales en bruto, destinando exclusivamente los mismos al desarrollo de los usos legalizados.

Madrugada y Domingo de Ramos
El delegado de Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, ha reconocido que la Madrugada es, junto con el Domingo de Ramos, una de las jornadas «más sensibles» pero, no obstante, las medidas de seguridad «se mantienen» como en 2019, siendo la de la prohibición de venta de alcohol la más reseñable. Se vuelve a hacer uso de la tecnología aplicada a la celebración de grandes eventos, con distintos elementos como una plataforma Smart, más de un centenar de cámaras, luces anti pánico, control por GPS de los cortejos y monitorización a través de redes sociales. Se introduce como novedad, tal y como se adelantó en ABC, el uso de drones que estarán a demanda de las necesidades de la Policía Local, de cara a ver los flujos y taponamientos de calles, así como del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) por necesidades de seguridad.

El alcalde ha recordado que las nuevas tecnologías volverán a jugar un papel importante en la seguridad de la Semana Santa, con la incorporación de drones en esta ocasión. El Centro de Coordinación Operativa (Cecop) tendrá su base en el Ayuntamiento, que para la Semana Santa vuelve a reforzar los servicios de Tussam, activa el plan de movilidad este martes 5 con la peatonalización total de la Campana, instalará el aparcamiento para carros de bebé en la Plaza Nueva suspende el servicio de alquiler de patinetes y bicis eléctricos y refuerza con 331 operarios el dispositivo de Lipasam, repartiendo, además, 80.000 bolsas para residuos y otros 80.000 envases para no tirar las pipas al suelo. Se han instalado más de 2.000 señales específicamente para la Semana Santa y, además, se han señalizado un total de 29 cruces en el casco antiguo, más los de la Carrera Oficial, para evitar la presencia de elementos como sillitas o trípodes que puedan en algún momento constituir obstáculos a la movilidad.

Un dispositivo, según el alcalde, con el que estar «tranquilos» para «tener una Semana Santa con normalidad» y en la que se espera una «gran afluencia de público» tanto sevillanos como visitantes, especialmente turistas nacionales. En este sentido, el subdelegado del Gobierno, Carlos Toscano, ha cifrado en 800.000 los desplazamientos previstos, para lo que helicópteros y drones ayudarán a «canalizar» el tráfico de entrada y salida. Por su parte, el delegado de la Junta en Sevilla, Ricardo Sánchez, ha puesto el acento en la formación que han recibido las hermandades en el uso de desfibriladores para que puedan atender «lo más rápidamente posible» cualquier incidencia sanitaria que se produzca durante el paso de las cofradías.

El dispositivo sanitario
Respecto al dispositivo sanitario del Ayuntamiento de Sevilla, la Delegación de Salud y Protección Animal refuerza este año la atención con 34 profesionales cada día, seis puntos de asistencia, uno más que en 2019, y tres equipos de intervención precoz en el centro de la ciudad. A esto se suma que los recorridos de todas las hermandades serán zonas cardioprotegidas con desfibriladores. Además, este año se incluye dentro del dispositivo sanitario municipal el Centro de Atención al Costalero que estará ubicado, por primera vez, en el Laboratorio Municipal (calle María Auxiliadora 16) con el objetivo de prestar atención fisioterapéutica a este colectivo

El Plan de Coordinación para la Semana Santa también incluye otros servicios como una sala de lactancia, que contará con su espacio tradicional en la Plaza Nueva, y los aparcamientos de carritos de bebés, que se encontrarán ubicados en la Plaza del Duque, Plaza Nueva, Federico Sánchez Bedoya y Archivo de Indias. También Protección Civil estará presente, como es habitual, con un puesto en la Plaza Nueva.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
¿ Hablamos ?..
Cope Écija
Hola, ¿ En que podemos Ayudarte ?