‘Centro médico’ fue una serie que, sin saberlo, fue la cantera de ‘Élite’ y descubrió nuevos talentos que tienen una gran éxito en la actualidad
‘Centro médico’ era una serie española que se emitía en TVE, en colaboración con de Zebra Producciones. Un drama médico en el que cada episodio estaba protagonizado por un caso clínico real y cuyo reparto principal estaba formado por Jesús Cabrero, Marina Lozano, Rocío Anker, Jordi Mestre, Charo Molina, Fran Martínez, Ana Villa, Armando del Río y María Pedroviejo, entre otros. Se estuvo emitiendo entre 2015 y 2019. Como consecuencia, «pasaron como 2.500 actores durante los tres años y medio», asegura Vicente Torres, productor ejecutivo de ‘Centro médico’. «Entraban 45 personajes a la semana», corrobora Carlos Lázaro, director de casting de la mencionada serie.Además de ser una serie que se llevaba a cabo con un objetivo didáctico, al ser una docu-ficción, también fue «una oportunidad» para muchos actores de la industria de nuestro país. Con el paso del tiempo, se ha comprobado que esta ficción fue un auténtico trampolín para una generación de jóvenes actores que han logrado alcanzar un gran éxito en la actualidad. En su momento, eran rostros desconocidos para los espectadores y, ahora, son reconocidos en cualquier parte del mundo. Cada uno de los episodios giraba en torno a la historia de un personaje diferente, lo que obligaba a la ficción a contar con intérpretes nuevos cada día, tanto con actores veteranos como con aquellos que acababan salir de la escuela de interpretación. De esta manera, Ester Expósito, Álvaro Rico, Mina El Hammani, Arón Piper e Itzan Escamilla lograron convertirse en protagonistas de este espacio de la cadena pública con tan solo un breve cameo, gracias al formato al que se regía ‘Centro médico’. Por no olvidar a Rubén Martínez, quien da vida al padre de Carla en la serie juvenil, y Yaiza Guimaré, madre de Polo. Todos ellos tienen algo en común y es que formaron el reparto protagonista de ‘Élite’ durante las primeras temporadas, por lo que se puede decir que ‘Centro médico’ fue la cantera de la exitosa ficción de Netflix. Asimismo, aunque no fue parte del equipo en sus inicios, Eva Llorach, quien interpreta a la madre de La Rebe, también pasó por el mencionado hospital antes de dar el salto a la plataforma. Lo mismo pasó con la hija de Llorach en la ficción, Claudia Salas. «Los protagonistas eran los actores capitulares»»Cada capítulo de ‘Centro médico’ se componía de dos historias médicas y, cada uno, tenía un protagonista. Esos protagonistas eran los actores capitulares. Desde el punto de vista interpretativo, en ‘Centro médico’ descubrimos una cantidad de gente que, a día de hoy, nos resulta increíble», opina Torres al respecto. Por este motivo, el productor considera que esta serie «fue una oportunidad» para ellos, ya que la trama les permitía darles un gran protagonismo a pesar de apenas tener experiencia en la pequeña pantalla: «Es muy complicado que te den un espacio para tener un personaje de cierta relevancia y en esta serie les dábamos un espacio muy grande. Los actores capitulares eran los protagonistas de los capítulos, además de los personajes principales. Esa oportunidad no se da habitualmente en una serie». «Lo que daba ‘Centro médico’ a los actores era protagonismo. Tenían un capítulo a su disposición, entonces, hacían el primer videobook con escenas muy potentes y con un desarrollo», apoya Lázaro. «Muchos de los actores que empiezan sus primeros trabajos son en series diarias, en las que quizás se requieren muchos personajes, por lo que se necesitan muchos actores. Es por esto por lo que, de todos los que entran, algunos consiguen tener una buena carrera», opina Armando del Río al respecto, actor que interpretaba al Dr. Carlos Merino y que, actualmente, está centrado en el teatro con ‘Tarántula’, obra que también produce. No obstante, en el caso concreto de ‘Centro médico’, cree que era importante detectar el talento: «En las tramas médicas y en las escenas más dramáticas, el protagonismo, normalmente, recae en los personajes episódicos. Entonces, tienen que ser actores con talento». Por su parte, Ana Villa, quien daba vida a Lucía, la psicóloga del hospital, considera que «es una de las series por las que más actores han pasado, por lo que te daba la oportunidad de que te vieran actuando en audiovisual y de hacer buen material para el videobook». Una costumbre que era más habitual en las ficciones de los 2000, pero que se fue perdiendo con el tiempo: «Había series como ‘El comisario’ en el que todo eran casos, por lo que siempre venía gente nueva. Pero, durante un tiempo, los repartos se hicieron más fijos y cerrados. Entonces, había menos oportunidades de entrar a hacer cosas nuevas a poquitos y con ‘Centro médico’ eso se abrió de una manera muy ‘heavy'», explica la actriz. «De hecho, tengo amigos que son directores de casting y, casi todos los actores de España, tienen una de sus escenas es en ‘Centro médico'», revela la intérprete que, actualmente, se encuentra centrada en el teatro con ‘La madre que me parió’ y ‘Entre copas’. «Hemos creado la Asociación de Directores de Casting de España y, el lunes pasado, me dijeron varios directores de casting que hubo una época en la que solo recibían videobooks con ‘Centro médico'», coincide Lázaro.»Todo el mundo tenía oportunidad de entrar»»Tuvimos que trabajar con tantos actores, que tuvimos que dar la oportunidad a muchísima gente más allá del recorrido profesional que tuvieran», reconoce Torres. Respecto a esto, el director de casting explica que la experiencia previa no era un factor a tener en cuenta a la hora de seleccionar al reparto, ya que se trataba de un formato «muy especial de improvisación»: «Había actores con experiencia que no sabían hacer ese formato. Entonces, había que comprobar quien sí sabía, por lo que todo el mundo tenía oportunidad de entrar. Daba igual que hubieras hecho cosas antes o no».Además, todos ellos aprovecharon su paso por este hospital. «Casi todos funcionaron y trabajaron muy bien. Si es cierto que mucha gente de la que pasó por allí tienen a ‘Centro médico’ como una especie de referencia y que, realmente, les ayudó muchísimo», opina el productor. «En los videobook se ve que eran espabilados y han sabido aprovechar la oportunidad. Nosotros abrimos una puerta», confirma el director de casting tras reconocer que «ver triunfar a gente que habías fichado es una satisfacción total» porque «en todo director de casting hay alguien que quiere descubrir a actores que no han descubierto antes». «Begoña Vargas no nos gustaba a nadie»En el caso de la joven cantera de ‘Élite’, «no tuvieron dudas con ellos». «A todos los actores jóvenes que pasaron y, ahora, tienen cierta relevancia, los elegíamos por cuestiones profesionales y pensábamos que eran los mejores. En ese momento, funcionaban bien», recuerda el productor. Aunque reconoce que la selección de Arón Piper fue diferente: «En el caso de Arón Piper, yo lo tenía también en otra serie que hacía a la vez, ‘Derecho a soñar’, pero fue un caso muy particular. Todos los demás que pasaron por allí eran ‘vírgenes’. Les vimos cualidades para poder desarrollar esos papeles». Sin embargo, a pesar de que acertaron con los anteriormente mencionados, tuvieron dudas a la hora de elegir a otros actores. «Hay mucha gente que, al principio, piensas que no puede funcionar», confiesa Torres. A diferencia del resto de sus compañeros, este fue el caso de Ester Expósito. «Ester no entró a la primera, hizo varios castings. El hacer dos casting es por algo, vimos algo en ella. Aunque no lo vieran los directores, lo intentábamos. Muchas veces veíamos que no habían hecho un buen casting, pero estábamos convencidos de que lo podían hacer», revela Lázaro, señalando que, al ser tan jóvenes, «venían muertos de miedo».Lo mismo que le sucedió a Begoña Vargas, protagonista de ‘Las leyes de la frontera’: «Begoña Vargas no nos gustaba a nadie y, a la hora de la verdad, funcionó estupendamente y tuvo un recorrido importante. Sinceramente, no nos gustó mucho a ninguno. Ni a los directores ni a mí y fíjate donde ha llegado. Esas cosas pasan de manera muy habitual. En ese sentido, nos equivocamos, pero la elegimos porque los directores de casting confiaban en ella». «Me costó meterla, pero estuvo muy bien. Yo decía, ‘pero bueno, no entiendo por qué cuesta tanto que entre'», afirma Lázaro sobre la protagonista de ‘Las leyes de la frontera’.»Descubrir nuevos talentos y recuperar viejos»Ante esto, explica que el necesitar tantos actores para desarrollar la ficción les obligaba a tener que hacer castings muy amplios: «Necesitábamos muchos actores, por lo que, a veces, tenías que tirar de gente de la que igual no estabas muy convencido, pero no tenías más remedio que tirar. Eso era muy habitual». Gracias a ello, impulsaron a otros intérpretes como Ángela Cervantes (‘Chavalas’), Stephanie Gil (‘Terminator’), Ángela Arellano (‘Estoy vivo’ o ‘Amar es para siempre’), Alba Planas (‘Skam’), Lucía Díez (‘La otra mirada’ o ‘El Cid’), Ibrahim Al Shami J. (‘Valeria’), Teresa Riott (‘Valeria’), Chanel Terrero, María Blanco (‘Acacias 38’) o Carla Campra (‘La otra mirada’).A pesar de ello, Torres asegura que ‘Centro médico’ «fue de descubrir nuevos talentos y recuperar viejos» como Máximo Valverde, Silvia Tortosa, Micky Molina o Jorge Jurado, entre muchos otros.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
¿ Hablamos ?..
Cope Écija
Hola, ¿ En que podemos Ayudarte ?