El aumento notable de lectores habituales provocado por el confinamiento en los primeros meses de la pandemia se consolidó en 2021, de tal forma que el 64,4 por ciento de los españoles leyó libros por ocio y el 52,7 por ciento con una frecuencia semanal, según el Barómetro de Hábitos de Lectura.
El aumento notable de lectores habituales provocado por el confinamiento en los primeros meses de la pandemia se consolidó en 2021, de tal forma que el 64,4 por ciento de los españoles leyó libros por ocio y el 52,7 por ciento con una frecuencia semanal, según el Barómetro de Hábitos de Lectura.No obstante, sigue existiendo un importante porcentaje de población que no lee nunca o casi nunca (un 35,6 por ciento), según ponen de manifiesto los datos del Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros en España durante 2021, elaborado por la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE) y presentado este miércoles en un acto presidido por el ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta.La mejora de los índices de lectura se produjo en 2021 en la práctica totalidad de comunidades autónomas y en todos los tramos de edad, y hubo un descenso ligero del porcentaje de lectores en formato digital.

Por