Llegó a tener siete coches, uno de ellos un Oldsmobile que no cabía por la Avenida; dirigió no menos de ocho locales nocturnos como el
Adriano o el Califas; la madrugá en la que Juan Lebrón sacó al helicóptero para grabar la pasión según Sevilla le pilló como coordinador nocturno de transmisiones de Protección Civil y el corazón en la boca; fue compadre de Bambino y Muñoz Cariñanos en su consulta, con la bata blanca puesta, le bailó imitando a Antoñita Jiménez; fue confesor de las traiciones, puñaladas y desplantes que las grandes de la copla soportaron en el mundo extremo en el que vivían; hizo de muerto en una película de Paquita Rico donde ambos comparecieron sin una gota de… Ver Más

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Generated by Feedzy
Abrir chat
¿ Hablamos ?..
Cope Écija
Hola, ¿ En que podemos Ayudarte ?